VALOR RAZONABLE

VALOR RAZONABLE: Transparencia es vital, pero no suficiente

CARLOS BARSALLO*

OPINIÓN

Mario Alberto Gómez Maldonado señala en El mito de la transparencia: “La sociedad genera nuevos mitos. Uno, la transparencia; unido a otro, la rendición de cuentas. Las nuevas armas de los adalides de la democracia al pretender lo imposible de hacer en la realidad, gobiernos abiertos. Que la ciudadanía pueda ver a través del funcionamiento de las instituciones, de exigir que se rindan cuentas, así como de sus responsabilidades por los resultados de las decisiones adoptadas, y responder por el hecho de no cumplir las expectativas”.

En The Trouble with disclosure: Doesn’t work (Propublica Febrero 2015), Jesse Eisinger afirma que el magistrado de la Corte Suprema de Estados Unidos, Louis Brandeis, quien acuñó la frase repetida como dogma “la luz del sol es el mejor desinfectante”, estaba equivocado.

Argumenta Eisinger que revelación se ha convertido en la respuesta para todo problema. Se les requiere a las empresas y al gobierno que proporcionen gran cantidad de información sobre alimentos, medicinas, instrumentos financieros, estadísticas del crimen, financiamiento de campañas políticas.

Dice Eisinger, con referencia a Estados Unidos, ya que en Panamá estamos lejos de esa situación: “tanta luz del sol nos está cegando”. Cita estudios académicos que buscan demostrar que el valor de toda esta información que se divulga no ha sido probado.

¿Qué podemos hacer en Panamá, donde necesitamos y pedimos más transparencia, tanto de empresas públicas como del gobierno? Aceptar los límites de la transparencia, que esta es un medio y no un fin. Exigir leyes estrictas y simples que se cumplan. Si queremos acabar con una mala práctica, la prohibimos. Dejar que se admita que se comete (revelarla) no es suficiente.

¿Por qué no se hace? Muchas razones; una de ellas es la creencia, genuina o por conveniencia, de que los sistemas no regulados pueden encargarse de las malas prácticas y corregirse solos.

Robert Shiller en Faith in an unregulated free market? Don’t fall for it (octubre 2015) concluye que el verdadero éxito de las economías que siguen el libre mercado ha tenido que ver con los esfuerzos heroicos de personas que han efectuado campañas por mejores valores. La mayoría de los fraudes han sido eliminados, pero no por fuerzas del mercado, sino por la actividad de ciudadanos privados que tomaron acción, no por interés egoísta, sino por el bien común.

Ejemplo: Harvey Washington y Alice Lakey y lo que es hoy la Administración Federal de Drogas. Antes de 1900 la mayoría de las medicinas con patente que se vendían eran fraudulentas. En el ámbito de regulación financiera, un ejemplo es el Financial Conduct Authority de Inglaterra. Su independencia ha sido cuestionada en un reporte independiente, solicitado en junio 2015 por el propio regulador, aceptado y publicado voluntariamente en enero 2016. Ejemplo de transparencia y rendición de cuentas.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código