Desalojo y Expropiación

Venezuela, sin arepas

Polar, Pepsi y Nestlé serán desalojadas. La zona industrial en la que hoy se encuentran será usada para viviendas del Estado.
Los trabajadores de Polar temen por el cese de operaciones de las plantas de producción. Los trabajadores de Polar temen por el cese de operaciones de las plantas de producción.

Los trabajadores de Polar temen por el cese de operaciones de las plantas de producción.

Centenares de familias que muestran afinidad al gobierno de Nicolás Maduro se manifestaron a favor de la construcción de viviendas. Centenares de familias que muestran afinidad al gobierno de Nicolás Maduro se manifestaron a favor de la construcción de viviendas.

Centenares de familias que muestran afinidad al gobierno de Nicolás Maduro se manifestaron a favor de la construcción de viviendas.

Anuncian el cierre temporal de dos plantas por falta de materia prima importada, ante la escasez de divisas que debe aprobar el Ejecutivo. Anuncian el cierre temporal de dos plantas por falta de materia prima importada, ante la escasez de divisas que debe aprobar el Ejecutivo.

Anuncian el cierre temporal de dos plantas por falta de materia prima importada, ante la escasez de divisas que debe aprobar el Ejecutivo.

Miembros de las fuerzas armadas de Venezuela ocuparon desde el jueves un complejo de depósitos usados por las compañías de alimentos Empresas Polar, Nestlé y Pepsi, en momentos en que el país sufre un desabastecimiento de bienes básicos.

Los almacenes, en una zona industrial en el oeste de Caracas, eran rentados por Alimentos Polar, Pepsi -distribuida en Venezuela por Polar- y Nestlé y funcionaban para atender a la capital venezolana.

Los terrenos serán utilizados para desarrollar un complejo para levantar viviendas de interés social. La medida, como muchas en Venezuela, ha causado un revuelo económico y social.

No se han podido despachar 12 mil toneladas de alimentos y 6 millones de litros de bebidas, desde el pasado miércoles. Y unos mil trabajadores podrían perder sus empleos.

Pero del otro lado de la historia, decenas de familias claman por una vivienda en La Yaguara. Se basan en lo dicho por el presidente fallecido Hugo Chávez, cuando en 2011 ordenó el desalojo forzoso de los espacios.

Aducen que existen otros espacios donde las empresas pueden reubicar sus galeras e insisten en que el desabastecimiento es provocado.

Las compañías, por su parte, han reaccionado a la medida.

“No cuestionamos que se quieran construir viviendas, que son tan necesarias, pero nos preguntamos por qué hay que afectar instalaciones industriales activas”, dijo Manuel Larrazábal, director de Alimentos Polar, citado en un comunicado donde la empresa solicitó reconsiderar la medida.

La mayor firma del país agregó que a raíz de la ocupación detuvieron desde el miércoles su distribución de alimentos y bebidas hacia Caracas y los estados vecinos Vargas y Miranda.

Trabajadores protestaron a las afueras de las instalaciones custodiadas por efectivos de la Guardia Nacional. La empresa agregó que sus representantes legales iniciarán recursos de defensa.

Durante sus 12 años en el poder, el fallecido Hugo Chávez mantuvo una tensa relación con Polar, empresa del magnate venezolano Lorenzo Mendoza, a la que le expropió algunos depósitos en el país.

Guerra económica

Y, desde que asumió como su sucesor, el presidente Nicolás Maduro ha seguido enfrentado con la firma de Mendoza, a quien acusa de ser uno de los responsables de una “guerra económica” que, a través del supuesto acaparamiento de bienes e incremento de precios, busca sembrar el caos para desbancarlo.

El vocero de Nestlé Venezuela, Andrés Alegrett, dijo a Reuters que la medida no afectó la distribución de la firma porque, en el lugar, solo tenía una pequeña operación de transbordo. Además, ya habían tomado medidas para reorganizar la red de logística.

La ocupación se produce en momentos en que dos plantas de la Cervecería Polar, el negocio con mayor utilidad de Polar, se aproximan a un cierre temporal por falta de materia prima importada, ante la escasez de divisas que debe aprobar el Ejecutivo mediante el estricto control cambiario.

“La planta de San Joaquín (en el estado Carabobo), la matriz, la que más produce cerveza, se va a paralizar, eso es un hecho, el 3, máximo el 5 de agosto. La planta de Los Cortijos (en Caracas) correrá la misma suerte”, dijo a Reuters el líder del sindicato de la cervecería, Jhonny Magdaleno.

El director de la sección de alimentos de la venezolana Polar, Manuel Larrazábal, informó de que la empresa pidió al Gobierno reconsiderar la expropiación de las instalaciones en Caracas, desde las cuales son distribuidos alimentos a 19 municipios, incluyendo toda la capital y dos estados vecinos.

“¿Quedarían estos 19 municipios sin alimentos? La verdad es que tendríamos que evaluar otras opciones que no son fáciles, pero nosotros estamos absolutamente confiados en que va a privar la sensatez, y por eso pedimos que se reconsidere la medida”, dijo Larrazábal a EFE.

60 días

El vocero de Polar, la mayor empresa privada de alimentos del país, narró que el miércoles por la noche fue recibida la notificación de un tribunal para el desalojo inmediato de estas instalaciones que cubren unos 70 mil metros cuadrados, con el fin de destinar el terreno a la construcción de viviendas.

Larrazábal explicó que tras conversaciones con representantes del Gobierno venezolano se dio el plazo de 60 días para el desalojo, aunque adelantó que la empresa no se ha ocupado de buscar nuevos espacios porque confía en que “privará la sensatez” en los organismos del Estado y se reconsiderará la medida.

Recordó que estas instalaciones, ubicadas en una zona industrial del oeste de la capital, representan el “único centro de distribución” tanto de Alimentos Polar como de Pepsi Cola Venezuela “que abastece a 19 municipios de la Gran Caracas, del estado Vargas (centro costero), del estado Miranda (centro) y zonas aledañas”.

En esos espacios, además, funcionan los centros de distribución de otras grandes empresas de alimentos como Nestlé Venezuela, Cargill de Venezuela y Cola Cola.

El directivo resaltó que en lo que respecta a Alimentos Polar y Pepsi Cola, son distribuidos mensualmente desde esas instalaciones 12 millones de kilos de alimentos, incluyendo harina de maíz, arroz, pasta, margarina, avena y salsas, y 6 millones de litros de bebidas como agua, refrescos y jugos.

Serían, dice Larrazábal, más de 9 mil 900 comercios que son clientes de esta red de distribución que se verían privados de estos productos.

“Además, en esas instalaciones laboran más de 600 trabajadores directos y adicionalmente se generan alrededor de mil 400 empleos indirectos, fundamentalmente de las empresas que nos prestan el servicio de transporte para llevar el producto a los clientes”, señala y asegura que estos empleados disfrutan de “excelentes beneficios”.

Para Larrazábal, la discusión “de fondo” debe centrarse en “por qué expropiar sitios de trabajo que están activos y productivos?”, mientras existen otros terrenos baldíos donde se pueden construir casas en el marco del programa social del Estado Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) y que acarrean “menos costo país”.

“La reflexión es que los planes de construcción de viviendas no deberían contemplar el desalojo de zonas industriales que generan empleo y abastecen de los productos a los ciudadanos”, agregó.

También comentó que, si bien es cierto que hace unos tres años el gobierno emitió una medida de “afectación” de estos terrenos para que fueran usados con fines residenciales, la falta de su aplicación demuestra que “privó la razón”, pues “nunca se ejecutó”.

“Lo cierto es que en el presente caso, el uso adecuado del inmueble es el industrial, es una zona industrial desde hace décadas, por demás, totalmente activa”, reiteró.

Hasta ahora no ha habido un pronunciamiento oficial sobre un asunto que, según dijo hoy la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), puede tener “implicaciones” en el abastecimiento y la “soberanía alimentaria”.

Crisis alimentaria

La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) rechazó ayer la medida de desalojo de una planta de distribución que sirve a empresas como Polar, Nestlé, Cargill y Pepsi Cola, y alertó sobre las implicaciones que puede tener en el abastecimiento y la “soberanía alimentaria”.

“Cavidea expresa preocupación por el riesgo que corre la estabilidad laboral de miles de venezolanos y alerta acerca de las implicaciones que una medida como esta tiene sobre el normal abastecimiento de alimentos en la ciudad capital y zonas cercanas”, dijo la cámara en un comunicado.

La cámara reitera que son “espacios desde donde se realizan importantes actividades comerciales e industriales para el transporte y la distribución de sus alimentos y bebidas a la Gran Caracas y zonas aledañas”.

En el escrito, Cavidea también señala que la medida de ocupación atenta “contra la soberanía alimentaria de los venezolanos”, pues afecta directamente la operación logística de distribución de alimentos y bebidas, “que es la que permite hacer llegar de manera eficiente los productos a los puntos de venta”.

La cámara de alimentos apunta que expropiar y ocupar instalaciones industriales activas “no contribuye con la confianza y la seguridad necesaria para que la empresa privada siga fortaleciendo la producción nacional”.

La medida ha generado el rechazo de sectores de la oposición que han considerado que el procedimiento es una “expropiación” que además se realiza precisamente cuando el país atraviesa una crisis de abastecimiento y escasez de productos básicos, incluyendo alimentos esenciales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código