VENTANA FISCAL

Ventana fiscal: El negocio de las denuncias

Ventana fiscal: El negocio de las denuncias Ventana fiscal: El negocio de las denuncias
Ventana fiscal: El negocio de las denuncias

Osvaldo Lau C.

OPINIÓN

Denunciar a quien comete defraudación fiscal, además de ser un negocio lícito, hasta pareciera ser un acto de civismo, porque quien le roba al Estado le roba a todos. Y además, el denunciante se hace acreedor a una recompensa de 25% de todo lo que el Estado logre cobrar, de acuerdo a la Ley 31 del 22 de junio de 2009. Anoten: toda denuncia es confidencial y la recompensa es libre de todo impuesto.

Los actos más comunes de defraudación fiscal, que por lo general comienzan con la evasión, están en el impuesto sobre la renta, en el impuesto de inmuebles, en los actos de transferencia de bienes inmuebles y en el impuesto de transferencia de bienes corporales muebles y a los servicios (Itbms), sin olvidar la defraudación aduanera.

Defraudar al fisco es exponerse a las sanciones económicas o de privación de libertad que señalan las normas sobre el impuesto sobre la renta (artículo 752 del Código Fiscal), el impuesto de inmuebles (artículo 797 del Código Fiscal) (artículo 25 de la ley 49 de 2009), el impuesto a la transferencia de bienes inmuebles (Ley 106 de 1974) y el Itmbs (Parágrafo 20 del artículo 1057-V del Código Fiscal) Además de las sanciones señaladas, queda el riesgo de tener que enfrentar una denuncia fiscal que puede interponer cualquier interesado o despechado que tenga conocimiento de la comisión de actos que califiquen de evasiones, omisiones, retenciones, apropiaciones, defraudación de impuestos y demás infracciones al Código Fiscal. Anoten: la denuncia otorga al denunciante el derecho a cobrar una recompensa de 25% de todo lo que el Estado logre recuperar, libre de todo impuesto, de acuerdo a la Ley 31 de 22 de junio de 2014.

Cabe preguntar ¿qué impulsa a las personas a cometer actos de defraudación fiscal y evadir las responsabilidades que son parte de la sociedad y del país que nos cobija? Puede ser cultural como cultural es botar la basura en cualquier lado, sin importar el daño que se le hace a la ciudad y a las casas de los más humildes. Puede ser un simple rechazo por la utilización de los impuestos, que muchas veces hacen más ricos a los ricos. O puede ser el simple juega vivo de nuestra sociedad.

Lo cierto es que debemos empezar por entender qué son los impuestos que debemos pagar los nacionales y los extranjeros que obtienen ingresos o hacen fortunas en Panamá. Esos, los impuestos, son contribuciones necesarias para que el Estado propicie el desarrollo, que abra oportunidades de negocios, que brinde seguridad ciudadana, que ofrezca educación gratuita, que construya carreteras y hospitales, y mucho más. Esta contribución es una obligación de todos, por supuesto que empezando con los que más ganan y/o tienen.

Volviendo a las denuncias, la Ley 31 de 2009 le otorga carácter de confidencialidad y obliga a la Administración Tributaria a guardar reserva sobre la identidad del denunciado y demás hechos de la denuncia, aunque curiosamente no establece sanciones para quien rompa la reserva. En cambio, si el mismo denunciante rompe la confidencialidad puede perder la recompensa.

CÁPSULA FISCAL – Hoy se celebra el Día del Trabajo y mañana continúa el asueto. Descansan los trabajadores asalariados, esos que trabajan para otros, y la ciudad sufre una triste parálisis momentánea, a la espera de que podamos cambiar la cultura de no pago de nuestros impuestos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código