cuestionan tono de los mensajes de cucalón

´Se les acaba el tiempo para pagar impuestos´

Amenazas generales no necesariamente logran el fiel cumplimiento de las disposiciones y generan rechazo, dijo el experto en tributación Osvaldo Lau.

“Tic Tac, Tic Tac, se les acaba el tiempo para pagar sus impuestos faltan 6 días laborables, evite la pena de que le secuestren las cuentas” [sic]. Este es uno de los mensajes más recientes en la cuenta de Twitter del director general de Ingresos, Luis Cucalón.

En las últimas semanas, el funcionario ha utilizado la red social para instar a los contribuyentes a pagar impuestos en el período oportuno, sin faltar amenazas de secuestros y enfrentamientos dialécticos con otros usuarios de la red.

“Veras si trabajo el día que dejes de pagar algún impuesto y te vas a arrepentir y eso es con cualquiera que deje de pagar” [sic] le contestó a un usuario que le acusó de no trabajar y pasar el tiempo enviando mensajes por Twitter.

Consultado sobre sus mensajes pidiendo a los contribuyentes que paguen, Cucalón –que maneja personalmente su cuenta de Twitter– contestó que “lo digo este año por experiencias pasadas que se pasan escribiendo que el banco les cerró la puerta, que la computadora se les dañó, etc”.

Sin embargo, el tono y las maneras con que se dirige a los contribuyentes no son compartidos por algunos analistas.

El consultor fiscal Osvaldo Lau dijo que es función del director hacer cumplir la ley y muchos contribuyentes no pagan los impuestos como deberían.

Sin embargo, consideró que “existen otras formas para motivar al sector privado a cumplir sus obligaciones fiscales y hasta para exigir el pago de los impuestos sin necesidad de hacer amenazas... Con amenazas generales no necesariamente se logra el fiel cumplimiento de las disposiciones fiscales y crean rechazo a la misma autoridad, sobre todo cuando el público no percibe equidad en la justicia fiscal”.

Estos mensajes en Twitter se producen cuando está a punto de vencer el plazo de pago de varios impuestos.

“Se deben pagar las estimadas [impuesto sobre la renta de las empresas], los impuestos de inmuebles, las tasas únicas, los de dividendos (si declararon), los complementarios, las ganancias de capital (si las hubiese) y otros impuestos específicos que conllevan algunas transacciones”, dijo el propio Cucalón.

El funcionario se ha jactado de que “la Dirección General de Ingresos está haciendo historia”. Las reformas fiscales introducidas por esta administración y el crecimiento económico que vive el país dispararon los ingresos del Estado.

Según el balance fiscal del tercer trimestre de 2012, los ingresos totales entre enero y septiembre ascendieron a $4 mil 185 millones, un 19.8% más que en el mismo período del año anterior.

Pero el aumento de los ingresos no se ha traducido en la desaparición de los déficits o la reducción de la deuda pública, ya que el gasto estatal, tanto en operaciones como en inversiones, también creció a un ritmo sin precedentes. Hasta septiembre, el gasto total del Gobierno central superó los $5 mil 660 millones, un 15.3% más que en el mismo período de 2011.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829