ECONOMÍA MUNDIAL

El acuerdo de las potencias

Los mandatarios acordaron en que era crucial regresar a la gente a trabajar y aumentar los salarios par darle impulso de la recuperación.
El presidente del consejo europeo, Donald Tusk ; el primer ministro italiano, Matteo Renzi ; la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente estadounidense, Barack Obama; el primer ministro japonés, Shinzo Abe; el presidente francés, Francois Hollande; el ministro británico, David Cameron; el primer ministro canadiense, Justin Trudeau; y el presidente de la comisión europea, Jean-Claude Juncker. El presidente del consejo europeo, Donald Tusk ; el primer ministro italiano, Matteo Renzi ; la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente estadounidense, Barack Obama; el primer ministro japonés, Shinzo Abe; el presidente francés, Francois Hollande; el ministro británico, David Cameron; el primer ministro canadiense, Justin Trudeau; y el presidente de la comisión europea, Jean-Claude Juncker.

El presidente del consejo europeo, Donald Tusk ; el primer ministro italiano, Matteo Renzi ; la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente estadounidense, Barack Obama; el primer ministro japonés, Shinzo Abe; el presidente francés, Francois Hollande; el ministro británico, David Cameron; el primer ministro canadiense, Justin Trudeau; y el presidente de la comisión europea, Jean-Claude Juncker.

Las ilustraciones de los líderes mundiales fueron exhibidas por una oenegé que reclama el cuidado de los infantes y los servicios de salud en Japón. Las ilustraciones de los líderes mundiales fueron exhibidas por una oenegé que reclama el cuidado de los infantes y los servicios de salud en Japón.

Las ilustraciones de los líderes mundiales fueron exhibidas por una oenegé que reclama el cuidado de los infantes y los servicios de salud en Japón.

Los líderes de las economías avanzadas del Grupo de los Siete (G7) prometieron “afrontar colectivamente” los mayores riesgos para el crecimiento global, incluyendo amenazas políticas directas al orden internacional provenientes de ataques terroristas, extremismo violento y flujos de refugiados.

Los integrantes del G7 terminaron ayer su cumbre anual con una declaración que demandó una “responsabilidad especial” para encabezar esfuerzos internacionales para hacer frente a esos retos.

Los mandatarios se comprometieron con un enfoque cooperativo que refuerce políticas para estimular y sustentar el crecimiento de sus letárgicas economías con el uso de estrategias de gasto flexibles para crear empleos y apuntalar la confianza en tiempos inciertos.

“Una débil demanda y problemas estructurales no atendidos son los factores principales que pesan sobre el crecimiento actual y el potencial”, señala la declaración.

“Hemos fortalecido la resistencia de nuestras economías para prevenir que caigan en otra crisis y con este fin nos comprometemos a reforzar nuestros esfuerzos para atender la corriente económica tomando todas las respuestas políticas apropiadas sin demoras”.

La declaración de los líderes sobre diferencias respecto al asunto de ampliar el estímulo fiscal señala que cada país tomará en cuenta “circunstancias específicas del país” al comprometerse con políticas más fuertes para apoyar sus economías.

Alemania, en particular, se negó a comprometerse a una política fiscal expansionista.

La declaración incluye una referencia a la necesidad de garantizar que la deuda se encuentre “en un curso sostenible”.

Mientras que Japón se mueve hacia un mayor gasto público y la posible postergación de un necesario incremento al impuesto a las ventas para revivir su vacilante crecimiento, su propia deuda pública es de más del doble del tamaño de su economía.

Las negociaciones siguieron a una apelación urgente por parte del anfitrión, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, de evitar otra crisis global.

Abe comparó la actual situación económica global a condiciones existentes justo antes de la crisis financiera de 2008, diciendo que la vigilancia era crucial para evitar una recaída.

“Aprendimos una lección de que fracasamos en responder adecuadamente porque no tuvimos un reconocimiento firme de los riesgos”, dijo Abe el pasado jueves.

El presidente estadounidense, Barack Obama, respaldó el llamado de Abe, diciendo que era crucial no solo regresar a la gente a trabajar, sino también aumentar los salarios y mantener el impulso de la recuperación.

“Todos nosotros tenemos mucho trabajo por hacer y estuvimos de acuerdo en continuar enfocados en asegurar que cada país, con base en sus necesidades y capacidades particulares, esté tomando medidas para acelerar el crecimiento”, añadió Obama.

Al cierre de una cumbre de dos días en la ciudad nipona de Ise-Shima, los líderes de Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, Canadá y Japón estimaron que el crecimiento mundial seguía siendo “moderado” y que persistía el “riesgo de un crecimiento débil”.

En este contexto, apuntaron, una salida del Reino Unido de la Unión Europa (UE) tras el referéndum del 23 de junio supondría un “grave riesgo para el crecimiento mundial”.

Un brexit “invertiría la tendencia favorable del desarrollo del comercio y de la inversión mundial, así como del empleo”, advirtieron.

Sin embargo, los siete países más industrializados del mundo no se pusieron de acuerdo sobre la mejor receta para reactivar la economía ni sobre los esfuerzos que se espera de cada uno.

En su declaración final, los dirigentes del G7 “reiteraron su compromiso a utilizar todos los instrumentos de política económica -monetaria, presupuestaria y estructural- individual y colectivamente”.

Sobre las reformas de fondo de sus sociedades y economías, los siete países se comprometieron a “continuar las reformas estructurales para reforzar el crecimiento, la productividad y el potencial de producción y dar ejemplo respondiendo a los desafíos estructurales”. Un punto en el que Alemania insiste desde hace años.

Por otra parte, los mandatarios de los países del G7 expresaron su preocupación ante la agravación de las tensiones marítimas en los mares de China meridional y oriental.

El texto no cita ningún país en particular, pero la alusión a China resulta evidente. Las tensiones se agravaron los últimos tiempos en el mar de China meridional, reivindicado en su práctica totalidad por Pekín, que ha construido allí unas islas artificiales, para enfado de países como Vietnam y Filipinas.

China, que en la víspera había instado que la cumbre no se metiera “en temas que no le competen”, no debería tardar en reaccionar.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, había exhortado al G7 a que adoptara una posición “clara y dura en todos” los litigios territoriales, ya fuera en el mar de China o en Ucrania.

“El test de nuestra credibilidad en el G7 es nuestra capacidad para defender nuestros valores comunes”, había dicho Tusk.

Con respecto a la crisis ucraniana, los dirigentes afirmaron que las sanciones contra Rusia podrán ser “levantadas cuando los rusos cumplan con sus compromisos” y, al mismo tiempo, advirtieron que, si fuera necesario “adoptarían nueva medidas”.

El G7, sin embargo, consideró importante “mantener el diálogo” con Moscú.

Sobre la crisis de los migrantes que afronta Europa, los dirigentes del G7 consideraron que se trata de un problema “mundial” que debe ser tratado a “escala mundial”.

Según un responsable japonés, este tema provocó una discusión tensa entre los líderes mundiales.

Asimismo, la lucha contra el terrorismo ocupó buena parte de las discusiones. En particular la adopción de un “plan de acción” contra su financiamiento preparado por los ministros de Finanzas y directores de los Bancos Centrales del G7 en Sendai, norte de Japón, unos días antes de la cumbre.

Una de las sesiones de la cumbre estuvo dedicada a la protección del patrimonio artístico contra los ataques.

“Reafirmamos sin ambigüedad que estamos determinados a rechazar el pago de cualquier rescate a los terroristas”, indicó la declaración final del G7 .

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código