ampliación del canal de panamá

Los asuntos pendientes de un acuerdo

Las partes conversan aún sobre la entrega de las compuertas, el cronograma de ejecución y la participación de Zurich, entre otros puntos.

Aunque la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y Grupo Unidos por el Canal (GUPC) llegaron a un acuerdo parcial el pasado miércoles que contempla la reactivación de los trabajos en el tercer juego de esclusas, todavía hay diferencias tanto en la mesa de negociación como a lo interno del consorcio.

En el grupo podrían haber resurgido roces. El presidente de la República, Ricardo Martinelli, se refirió ayer en la mañana a este asunto: “Parece ser que hay algunas diferencias internas entre los distintos contratistas”, sin ofrecer mayores detalles al respecto.

Las diferencias en el seno de GUPC no han sido un secreto. En la negociación, además, hubo un cambio de roles entre las empresas que integran el consorcio.

El propio administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, dijo anteriormente que en un principio la contraparte en las negociaciones era la empresa líder del consorcio, la española Sacyr, pero que en el transcurso de las discusiones la italiana Salini Impregilo había tomado la voz cantante en el consorcio. Otras fuentes señalaron, además, que Salini Impregilo había mantenido una posición más intransigente durante todo el proceso de negociación.

Aunque durante buena parte del día no se vio actividad en la obra, lo que generó ciertas dudas, Quijano dijo que en la tarde se dio “un buen reinicio de las obras”, aunque aclaró que es difícil retomar el ritmo en su totalidad.

GUPC confirmó también en un comunicado que había retomado las obras y se comprometió con la ACP en seguir trabajando en los próximos días.

negociación abierta

En el acuerdo cerrado el miércoles, GUPC se comprometió a reiniciar las obras y la ACP a pagar $36.8 millones de una cuenta de diciembre que estaba pendiente.

En los próximos días se deberán resolver otros temas clave para terminar firmando un memorando que sea la base de la relación entre cliente y contratista hasta el término de las obras, hito postergado hasta diciembre de 2015.

Entre los puntos por definir está la entrega de las 12 compuertas. La ACP quiere establecer un cronograma para ir recibiendo paulatinamente las estructuras, mientras que GUPC defiende que simplemente se marque una fecha tope de entrega, que sería diciembre de este año.

En el acuerdo integral, además, se debe concretar un cronograma final de ejecución de las obras, la inyección conjunta de $200 millones, el calendario de repago de $784 millones adelantados por la ACP y otros aspectos clave en el desarrollo del proyecto.

Entre ellos destaca la participación de la afianzadora Zurich American en la solución del conflicto. Sin su aporte, como dijo Quijano, el acuerdo alcanzado entre las partes “se cae”.

La propuesta, introducida en el proceso desde el mismo momento en que Zurich se sentó a la mesa de negociación, supondría la conversión de la fianza de cumplimiento (de $400 millones) en un préstamo para el consorcio.

Al respecto, ayer el Gobierno de España aprobó convertir el seguro de la empresa semiestatal Cesce (que actuaba como reaseguro de la fianza de cumplimiento) en un aval financiero para que Sacyr, cuya acción ganó ayer en la bolsa 4.3%, pueda obtener financiación para completar los trabajos.

En paralelo al reinicio de labores, la comunicación sigue abierta “con el fin de firmar el memorando en los próximos días”, dijo ayer GUPC en un comunicado.

De esta forma, se pondría punto y final a una crisis desatada el pasado 30 de diciembre, cuando el consorcio, que además de Sacyr y Salini Impregilo está integrado por la belga Jan de Nul y la panameña Cusa, reclamó públicamente a la ACP sobrecostos por $1,600 millones. Si no atendía su solicitud, el grupo de empresas paralizaría los trabajos 21 días después.

La amenaza no se cumplió en ese plazo, sino algo más de dos semanas después (el 5 de febrero), cuando culminó sin éxito el protocolo de negociaciones que se habían marcado las partes.

Desde entonces, las obras estuvieron completamente paradas durante dos semanas.

Datos clave en el conflicto

$1,600

Millones reclama GUPC en sobrecostos. La ACP lo niega. Las instancias del contrato decidirán quién tiene razón.

$3,300

Millones es el monto actual del contrato tras los ajustes por aumentos materiales y personal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código