JÓVENES DE ÉXITO

El cerebro detrás de los tutores

‘Hemos hecho más de 1100 horas de tutorías este año’, comenta Carbonell. ‘Hemos hecho más de 1100 horas de tutorías este año’, comenta Carbonell.
‘Hemos hecho más de 1100 horas de tutorías este año’, comenta Carbonell. Luis García

Imagínese un mundo donde le es fácil solicitar un tutor para una asignatura como trigonometría sin reventarse la cabeza buscando debajo de las piedras.

Ese mundo ya es una realidad en Panamá de la mano de Alejandro Carbonell, quien desde que estudiaba en la Escuela de Alta Dirección y Administración en España detectó la necesidad del entorno académico.

Carbonell es el fundador y CEO de Tutorez, la plataforma que conecta a estudiantes y tutores con un solo clic, y que está por estrenar su plataforma 2.0.

El inicio del ‘startup’

Carbonell estudió ingeniería industrial y daba clases de álgebra y geometría para estudiantes de secundaria. Después de trabajar en multinacionales, ganó una beca para hacer su MBA con especialización en emprendimiento en Barcelona, España.

“Mi trabajo en el MBA era descubrir de qué iba a ser la empresa que fundaría. Escribía cientos de ideas todos los días y llegué a Panamá sabiendo que no iba a aplicar a ningún trabajo porque me desviaría el foco”, recuerda Carbonell.

Ingresó en el reto de las 54 horas de Cable Onda en agosto de 2014; una semana en la que los emprendedores trabajan sus ideas de negocios de la mano de mentores, logrando el pase a varias fases hasta llegar a la etapa final del proyecto.

“Mi idea no fue la más querida al principio. De las 10 que escogieron, la mía fue la décima”, revela Carbonell.

Su propuesta era crear una plataforma en la que podía conseguir tutores, ya que había padres de familia que aún lo llamaban buscando un tutor para sus hijos.

Carbonell se presentó convencido de la potencialidad de su proyecto, y el último día del “reto” se llevó el primer lugar.

Tenía que crear el nombre de la marca y en ese proceso creativo surgió Tutorez, pensando desde un inicio que incursionaría en el mercado anglosajón. En español se lee “tutores” y en inglés se lee “tutor easy” como la manera más fácil de conseguir un tutor.

Arrancó en noviembre de 2014 y en marzo de 2015, junto a Vittorio Calcagno, empezó con la plataforma para llevarla a lo que consideraban “el siguiente nivel”. El lanzamiento oficial se hizo pensando en el inicio de clases.

Ambos decidieron que lo mejor sería estar en un ambiente con otros startups y fueron al Centro de Innovación de la Ciudad del Saber. Alquilaron una oficina y entraron en un plan piloto llamado Discovery. Consistía en probar si la idea era factible en 22 días, hablando con clientes y sacando hipótesis.

El Centro de Innovación los invitó a participar con un pabellón en la Cumbre de las Américas y en ella conocieron al CEO de Devlabs, Rubén Hernández.

El empresario estaba buscando startups latinoamericanos que podían crecer en el mundo y los invitó a Silicon Valley, California.

Carbonell y Calcagno se fueron por siete semanas entre junio y agosto. A cargo de Tutorez quedó Alejandra Lizarazu, experta en recursos humanos.

“Nos estrellamos allá. Nos dimos cuenta de que teníamos que cambiar el modelo de negocio y que no lo podíamos lanzar en Estados Unidos como estábamos”, recuerda Carbonell. Aun así, lograron conocer a muchas personas y gracias a ellos conocieron a clientes potenciales, escuelas y decidieron cambiar de estrategia para lanzar el B2B o “business to business”.

Al regresar, realizaron que el fuerte de Tutorez está en el tiempo escolar y durante los exámenes finales, pero debían lograr tener más visibilidad.

En el Centro de Innovación les invitaron a formar parte del programa “Aceleración”, que brinda acceso a mentores, visibilidad en oficinas, y la posibilidad de acceso a capital semilla que es lo que quieren lograr en 2016.

La plataforma

El proyecto es un catálogo de tutores que el padre del estudiante va filtrando de acuerdo con las necesidades que tenga. Está presente en varias provincias como Panamá, Panamá Oeste, Colón, Chiriquí y provincias centrales. El cliente filtra por lugar y materia y busca al profesor que le conviene por su perfil.

“Hay padres que quieren ya sea un tutor mayor o joven. Hay más de 150 tutores y nuestra visión es que cada uno puede ser tutor de algo. No solo hay de matemáticas, inglés y español, hay más de 120 asignaturas diferentes”, analiza Carbonell.

Aunque todos pueden ser tutores, no todos entran a Tutorez, aclara. Para incorporarse al sistema debe tener presencia online. “Somos muy escépticos y si no tiene lo que pedimos, quizás por ello no entre”, indica Carbonell.

Además, el manejo que haga con las redes, influye, “no queremos haters”, dice. El siguiente filtro es un cuestionario que envían que hay que responder para pasar la prueba e ingresar a la base de datos.

El modelo del negocio

El padre paga $20 para un tutor en la plataforma de Tutorez a través de banca en línea o tarjeta de crédito. De esa forma, el padre de familia se asegura un tutor para su hijo y el tutor sabe que recibirá su paga la siguiente semana.

Los tutores son independientes y pueden aceptar o denegar la reservación. Por cada hora de tutoría, ganan $15, pero mientras más horas de tutoría den, van subiendo de categoría. A los tutores se les deposita el dinero todos los miércoles a su cuenta de banco.

Hay tres niveles, Baldor, Shakespeare y Einstein. Para acceder al nivel Baldor tiene que dar 15 horas de tutorías al mes. Si ofrecen 30 horas, entraría al nivel Shakespeare y si logran dar 40 horas de tutorías, es un Einstein. A este último escalón nadie ha llegado aún.

Carbonell dice que hay dos tipos de reservas: las reactivas y las proactivas.

Las reactivas son aquellas personas que buscan el servicio porque a sus hijos le va mal en una asignatura y necesitan un tutor ya para no fracasar.

Las proactivas son aquellas reservas dos veces por semana, durante dos horas, para que el tutor le refuerce la asignatura al estudiante y le aclare las dudas que puede tener.

Las asignaturas más solicitadas son álgebra, trigonometría, geometría, inglés y español.

Corto y mediano plazo

Ayer otorgaron los primeros premios Tutorez en siete diferentes categorías. Se premió a los “profesores” por haber alcanzado los niveles Baldor, Shakespeare o Einstein; el veterano de las Mil Batallas; por tener un crisol de clientes; el mejor piropeado; aquel con el mejor perfil; el tutor revelación de 2015; y el tutor que está dispuesto a dar la milla extra. El tutor del año fue Óscar Marchena.

Para el primer trimestre de 2016, Carbonell tiene planeado vender la plataforma de Tutorez a escuelas, universidades y programas en Estados Unidos bajo la estrategia de B2B o business to business.

“El estado de California le da subsidios a las escuelas para que puedan conseguir profesores extras y también le da subsidios a empresas pequeñas que sean programas de tutorías. Hay cientos de programas de tutorías que reciben subsidios del estado y la mayoría usa tecnología de pasado, incluyendo Excel y el teléfono. Con nuestra plataforma, que ya está probada en Panamá y que está comprobado que funciona, le haría la vida más fácil a ellos. Aún están en el siglo XX y les venderemos la licencia para que lleguen al siglo XXI”, dice Carbonell.

El próximo año también esperan terminar la plataforma 2.0 con funcionalidades como mensajería, donde los padres podrán escribirle directamente a los tutores en la página. Habrá mapas de geolocalización donde podrá ver y escoger qué tutores atienden matemáticas, para VIII grado en tiempo real, por ejemplo. También habrá tutores exprés, que “es como el Uber de tutorez. El primero que acepte es el que va”, sonríe Carbonell. “Y para 2016 vendrá el app para iOS y Android porque ahora es un web app”.

Perfil de ALEJANDRO CARBONELL

EDUCACIÓN

Se graduó del Colegio Brader Panamá en 2004.Es licenciado en Ingeniería Industrial en la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP).En 2014 se ganó una beca de Senacyt para estudiar el MBA con especialización en emprendimiento en EADA (Escuela de Alta Dirección y Administración), en Barcelona, España.EXPERIENCIA LABORAL

Trabajó en Procter & Gamble en el departamento de Marketing. Trabajó en Estrella Azul en el departamento de Marketing a finales de 2011.EMPRENDIENDO

Participó en el reto de 54 horas de Semana Mipyme de Cable Onda en 2014.En marzo de 2015 hizo el lanzamiento oficial de Tutorez.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código