Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

COREA DEL NORTE

Una clase media emergente

Por primera vez un alto número de norcoreanos cuenta con poder adquisitivo e incluso lo demuestra de manera ostentosa.
Kim Jong Un, líder norcoreano. Kim Jong Un, líder norcoreano.
Kim Jong Un, líder norcoreano.

Restaurantes de sushi, supermercados con aceite de oliva español, un cine en 3-D o un número creciente de taxis que recorren una ciudad donde no paran de construirse altas torres. Pyongyang se transforma a la vez que surge una emergente clase media.

La oscuridad es la tónica cuando cae la noche en la capital norcoreana, las escasas farolas no dejan ver más allá de pocos metros y sus habitantes ya acostumbrados cruzan los pasos subterráneos a tientas.

Muy cerca de la céntrica plaza de Kim Il Sung, protagonista de los impresionantes desfiles militares del régimen, destaca sin embargo la iluminación de las torres de Mansudae.

Son el símbolo del nuevo Pyongyang, muy alejado de los tristes bloques de viviendas de estilo soviético que todavía dominan la ciudad, en cuyas limpias calles carentes de cualquier tipo de sofisticación no se atisban escaparates ni comercios, a excepción de pequeños quioscos de comida y bebida.

Los bloques de Mansudae, que forman el conocido como “Pyonhattan”, acogen a sus pies algo que hubiera sido impensable hasta hace muy poco en Corea del Norte: pequeños centros comerciales con parking y suelos de mármol que ofrecen restaurantes, cafés y supermercados que no tienen nada que envidiar a los de la consumista Seúl.

“Por primera vez un alto número de norcoreanos cuenta con poder adquisitivo e incluso lo demuestra de manera ostentosa. Es un gran cambio. Se puede hablar de una clase media emergente”, explica a Efe Sokeel Park, experto en Corea del Norte que reside en Seúl.

En las estanterías de un lujoso supermercado sin apenas clientela situado en el centro de la capital se pueden ver salchichas alemanas en botes de cristal, cereales, kétchup, café italiano y botellas de güisqui.

El litro de aceite de oliva español cuesta $21 y el bote mediano de Nutella unos $8. Justo al lado, en el restaurante Haenati (Amanecer), las camareras coquetamente uniformadas sirven en un moderno salón comida coreana y japonesa a una clientela exclusivamente local. Un copioso almuerzo para dos personas asciende a $28.

Un trabajador de una fábrica en Corea del Norte puede cobrar en torno a los $226 mensuales, mientras que los sueldos de los funcionarios oscilan entre los $115 y $680, según revela el libro “North Korea Confidential”, de Daniel Tudor y James Pearson.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código