EXPORTACIONES DE LA ZONA LIBRE DE COLÓN

El conflicto seguirá su rumbo en la OMC

El organismo analiza el caso que presentó Panamá tras considerar que los aranceles aplicados son violatorios.

Si bien los ministros de Comercio de Panamá y Colombia catalogaron la reunión que sostuvieron el pasado jueves como ´positiva´, el funcionario panameño, Ricardo Quijano, determinó que su país mantendrá adelante la demanda ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por un arancel a textiles y calzados que impondrán los vecinos, al menos, durante dos años más.

“Yo les dije a ellos muy claro [en la reunión sostenida en la ciudad colombiana de Cartagena tres días atrás] que nosotros no vamos a desmantelar eso [la demanda ante la OMC]. Hemos visto que hay cierta flexibilidad de parte de ustedes [los colombianos] y que están entendiendo un poco de que esto, como se está haciendo, no está correcto”, describió el ministro Quijano a este medio al regreso de la reunión.

El decreto colombiano original, que está por cumplir un año de impuesto y con él su próxima caducidad, determina que se debe cobrar un arancel ad valórem del 10%, más otro específico de 5 dólares por kilo bruto para la importación tanto para calzados como para textiles.

La medida, según ha dicho el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, permitirá que las importaciones de productos del comercio formal queden en niveles de los aranceles de la OMC, es decir, que no superen el 40% efectivo de arancel permitido.

El arancel y la OMC

Con base en esto, la nueva flexibilización que propuso Colombia para aplicar a partir del 1 de marzo próximo quedará así: para los textiles importados que cuesten menos de 10 dólares el kilo, pagarán el 10% del precio, más 5 dólares, mientras que para los que superen el valor de 10 dólares pagarán el 10%, más 3 dólares. Por su parte, los calzados que estén por debajo de los 7 dólares el par llevarán un gravamen del 10%, más 5 dólares, mientras que todos aquellos que superen los 7 dólares el par se les aplica 10% de impuesto y 1.75 dólar. “Eso nos alivia bastante”, destacó el ministro al referirse a esta nueva propuesta de Colombia.

Aun así, Panamá seguirá firme en el proceso que adelanta la OMC desde el pasado enero en Bruselas y del que se considera una espera de hasta cinco meses para una respuesta del órgano de solución de diferencias.

Una fuente diplomática de Bruselas compartió con este medio que los trabajos del grupo conciliatorio no se verán afectados con las reuniones paralelas que mantengan los países en este aspecto.

“El proceso que se sigue en Ginebra tiene como base la solicitud presentada por Panamá en su día y los nuevos elementos que surjan ya no pueden incorporarse ´automáticamente´ a este proceso, a menos que ambas partes se pongan de acuerdo para hacerlo”, señaló la fuente a través de un correo electrónico.

“Si ambos países encuentran una solución que sea aceptable para los dos, pueden pedir la suspensión del trabajo del grupo especial de expertos en cualquier momento. Cualquiera de las dos partes puede replantear el caso a la vista de los nuevos elementos que surjan”, detalló la fuente desde Ginebra.

Origen de las diferencias

El origen de esta disputa reside en la intención del Gobierno colombiano de frenar el contrabando en su país y con esto, proteger los empleos relacionados con la importación y la confección nacional de textiles y calzados.

Ante esto, el ministro Quijano indica que “hay muchos importadores colombianos que compran directamente en China y ellos mismos importan (...) Quieren echarnos toda la culpa a nosotros de cosas que no nos corresponden, porque no hay ni una prueba de que eso lo demuestre”, determinó.

Mientras, los empresarios de la Zona Libre de Colón (ZLC) aplauden el hecho de que Panamá permanezca sujeta al litigio que dirige la OMC. Sin embargo, advierten sobre las negociaciones paralelas con Colombia.

“Yo digo que no hagamos nada al margen de lo que es la OMC, porque necesitamos, como país, tener mucho cuidado de que lo que vayamos a acordar pueda ser peor de lo que pudiésemos lograr a nivel de ese organismo”, señaló Surse Pierpoint, empresario de la ZLC.

Señala también que hay que hacer un ejercicio “agarrando los decretos y comparar línea a línea todo lo que desde la ZLC sale hacia Colombia para ver si es suficiente en las actuales circunstancias”.

Puntos comerciales a favor en Cartagena

Aparte de discutir el tema arancelario en Cartagena, el pasado jueves los panameños lograron otros dos avances, dijo el ministro de Comercio e Industrias panameño, Ricardo Quijano. El funcionario informó que los colombianos ahora aceptan los certificados de origen de mercancía que se importa, algo que han celebrado los empresarios de la zona franca colonense.Surse Pierpoint, de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón, manifestó que esto es un “acuerdo sin precedentes”, y agregó que espera un planteamiento más detallado del Gobierno en este logro específico.Aparte, retomó el ministro Quijano, el país consiguió que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia acelerará los procedimientos de fiscalización y admisión. “A veces nos detenían los contenedores hasta por tres meses (...) y mientras, la mercancía se va levantando en costo”, ejemplificó.

Luis Guillermo Martínez

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código