Crecimiento económico sólido

Los desafíos del próximo salto

El país necesita fortalecer su institucionalidad, revitalizar el sector agropecuario y mejorar su nivel educativo.

El mundo le toca la puerta a Panamá para empezar la nueva era, pero el país deberá poner la casa en orden antes de recibir a todos los invitados.

En el último año, la comunidad internacional, en búsqueda de invertir y desarrollar dentro del territorio nacional, ha puesto nombre a sus preocupaciones principales. Serán estos los desafíos que el país deberá enfrentar para aprovechar la oportunidad y hacer el salto al primer mundo.

En primer lugar, el reto principal indicado por casas de análisis internacionales, como el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), es una reestructuración institucional.

“Poco progreso se ha observado en el modelo institucional de Panamá, donde la confianza del público en los políticos es baja, la seguridad continua siendo una preocupación general y la independencia judicial es una de las más bajas en la región”, indicó el WEF en su último reporte sobre la situación actual del país.

El desafío institucional es de importancia ya que definirá los mecanismos que utilizará el país para intentar resolver otros problemas.

Será solo un buen marco institucional, similar a un buen esqueleto, el que podrá sostener de forma estable el crecimiento del país que buscamos generar en los próximos años.

WEF eleva un punto relevante que implica que el empuje pro cíclico al crecimiento económico, impulsado mediante el gasto estatal, puede tener efectos nocivos para el país si no se desarrolla en conjunto con un refuerzo institucional para lograr la tolerancia necesaria y sostener ese crecimiento.

“Reforzar el funcionamiento de las instituciones”, según esta firma, permitirá desarrollar en paralelo “mejorías a su sistema de educación, investigación e innovación, los cuales serán cruciales para que Panamá continúe elevando su desempeño competitivo”.

El segundo desafío que deberá enfrentar el país será la búsqueda de mecanismos efectivos para reducir la pobreza a un nivel mínimo.

Este problema se presenta usualmente en factores de desigualdad económica, que generan sentimientos de inequidad e injusticia implícitos en la sociedad, como explica el periodista Randal Archibold, jefe de corresponsalía del New York Times para México, América Central y el Caribe.

En una nota reciente, Archibold escribe que “en la ciudad de Colón, cercana al Caribe, edificios en podredumbre colapsan, aguas servidas corren por los callejones, el servicio de agua está sostenido por palitos y el crimen y la desesperación han enviado a los manifestantes a las calles. Productores de Hollywood han hecho de Colón, la segunda ciudad más grande de Panamá, un escenario para representar a Haití, el país más pobre del hemisferio”.

Será necesario encontrar soluciones sostenibles para que la riqueza portuaria impacte de alguna forma en el desarrollo de las ciudades olvidadas de Panamá, según explica Archibold en su nota, para evitar calamidades sociales producto de la desigualdad económica.

Al preguntarle a un ciudadano de Colón, por qué no se muda a la ciudad capital a mejorar su fortuna, el entrevistado “se tocó la piel oscura de su brazo, y dijo: ´cuando ven esto, y dices que eres de Colón, te dicen que no. Piensan que todos somos ladrones aquí”.

El tercer desafío presentado es la integración de información a lo largo de la República. La administración de Ricardo Martinelli ha realizado proyectos que incrementan en neto la exposición de la población a dispositivos de acceso a información en línea, pero falta un campo enorme de trabajo en la mejoría de la red de comunicaciones y data del país.

Según Gabrielle Gauthey, vicepresidenta de Asuntos Públicos del titán francés de telecomunicaciones Alcatel-Lucent, América Latina disfruta de una ventaja particular para su integración de telecomunicaciones en comparación con Europa: la unidad que provee el idioma español.

De hecho, Panamá tiene el potencial de convertirse en un nodo importante para el flujo de comunicación entre América Latina y el mundo, siendo el punto de encuentro de varios cables submarinos por donde se mueve la data del planeta.

En parte por estos motivos se estará celebrando en el país, el próximo julio, el primer Congreso Regional de Telecomunicaciones, con miras a cerrar la brecha digital en la región para 2020.

El cuarto desafío que se presenta ante el país es lograr una apertura consolidada hacia el nuevo talento. En el reciente foro ´Invertir en Panamá´ se hizo mención de la creciente cantidad de empleados altamente capacitados de otros países que, incómodos con la situación económica y social de sus países, están buscando nuevos parajes para desarrollar sus talentos.

Como indicó el exministro de Economía y Finanzas Ricaurte Vásquez, Panamá se podría beneficiar de este oleaje de mano de obra capacitada que impulsaría la mejoría de la mano de obra local mediante entrenamiento y proximidad.

Vásquez hizo hincapié en que no debe existir un empuje hacia la globalización con altas restricciones para el capital humano, combinación que resulta en una paradoja perjudicial para el país.

Como último, pero no limitante, el quinto reto que enfrenta el país es una revitalización adecuada del sector agropecuario, que hoy subsiste en base a dispensas estatales, subsidios, privilegios y prebendas gubernamentales. El sector agrícola deberá recibir la inversión necesaria para lograr pararse por sí mismo mientras que aumenta la urbanización del país.

Esto implicará una reforma importante en el manejo centralizado de las provincias centrales, que dependen excesivamente del control capitalino para la atracción de fondos y la resolución de problemas.

La numeración de estos desafíos no implica un orden. Panamá deberá buscar soluciones creativas a estos problemas durante la próxima década para lograr un salto que hoy día solo se le permite a este país y a Chile: convertirse en una nación de primer mundo.

Con la disponibilidad de nuevas herramientas, como accesibilidad a la data producida de otros países y mecanismos más sofisticados de educación, sería posible que el país logre este salto. Lo primero, parece ser, es tener la voluntad de hacerlo.

Cifras relevantes

9%

crecimiento promedio de Panamá en los últimos cinco años.

$3,019.8

millones en inversión extranjera para 2012.

9.6%

crecimiento de la inversión extranjera entre 2011 y 2012.

$3,267

millones de déficit en la balanza de pagos internacionales para 2012.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código