El desempleo en Panamá

En el año 2002, el desempleo se encontraba en 13.8%, lo que en términos absolutos significa que para agosto de 2002 había en el país unos 168 mil 854 desempleados

LA PRENSA/ Archivo

En el año 2002, el desempleo se encontraba en 13.8%, lo que en términos absolutos significa que para agosto de 2002 habían en el país unos 168 mil 854 desempleados.

Si bien la tasa de desempleo es alta a nivel nacional, cuando analizamos la cifra por sector (rural, urbano), descubrimos que el desempleo es, ante todo, un fenómeno urbano: de los 168 mil 854 desempleados que existían en 2002, el 81.5% se concentra en los centros urbanos del país.

Esto se manifiesta en un índice de desempleo urbano de 16.1%, mucho más alto que la tasa de desempleo nacional y que coloca a Panamá como el tercer país de América latina y el Caribe con las tasas de desocupación urbana más altas.

Solo superan a Panamá, Argentina y Colombia, países que en los últimos años han sufrido crisis políticas y económicas profundas.

¿Cuáles son las causas de que Panamá padezca de altas tasas de desocupación? A. La primera causa del alto desempleo es de orden estructural, es decir, el desempleo ha crecido en la medida en que ha ido cambiando la estructura productiva del país.

Desde los años 1970, la estructura productiva del país se ha dirigido hacia los servicios de exportación (centro bancario, Zona Libre de Colón, abanderamiento de naves, servicios de contaduría y abogacía internacionales, oleoducto transístmico, etc.) Un simple análisis de correlación nos demuestra que ha medida que crece el sector servicio de exportación crece el desempleo .

¿Por qué sucede esto? Se debe a que el sector exportador de servicio tiene una menor relación tecnológica empleo-producto y empleo-capital que el sector agropecuario e industrial.

Esto quiere decir que utiliza menos mano de obra para producir un servicio y emplea también menos mano de obra por maquinaria que los otros sectores.

En otras palabras, tiene menos capacidad para absorber mano de obra que la industria y la agroindustria.

B. La segunda causa (ya no estructural) del alto desempleo de los últimos años, es el cambio tecnológico y las nuevas formas de reorganización de la producción que están aplicando las empresas en su afán de ser más competitivas.

Este cambio se realiza, principalmente, reduciendo el costo que ante todos los demás costos que afrontan los empresarios resulta ser el más fácil de ajustar: la mano de obra.

Este se concretiza despidiendo a trabajadores que pueden ser reemplazados por los empleados que permanezcan en las empresas o por maquinarias (contestadoras automáticas de llamadas, computadoras, máquinas automáticas de corte y confección de ropa, etc).

Además, se recurre al subcontrato con personal ex empleado de la empresa, pero se establecen condiciones de trabajo y de contratación inferiores a los que disfrutaban anteriormente en las empresas que los despidió, etc.

C. La tercera causa del alto desempleo son las bajas tasas de inversión de los últimos años. Ello es así porque en economía la inversión es una variable clave para la generación de empleo, el crecimiento económico, la incorporación de nuevas tecnologías a la producción y para el incremento de la productividad.

Un análisis de las cifras de la inversión y el desempleo desde los años 70 hasta la fecha, nos demuestran que hay una relación inversa entre la tasa de inversión y la tasa de desempleo: si la tasa de la inversión es alta, la tasa de desempleo tiende a disminuir, y si la tasa de inversión es baja el desempleo aumenta.

D. La cuarta causa es la falta de una política económica centrada en la generación de empleos. Ni el gobierno actual ni el anterior centraron su política económica en el problema número uno del país: la falta de empleo.

Actualmente, la política económica está enfocada en los aspectos financieros y fiscales de la economía: deuda pública, uso del Fondo Fiduciario para el Desarrollo (FFD), el gasto público y el sistema tributario. El Gobierno se ha olvidado de la economía real: la que produce bienes y empleo.

No hay política económica con objetivos bien trazados para la industria, la agroindustria, ni para la construcción; sectores que son grandes generadores de empleo.

¿Qué hacer? El problema del desempleo comenzará a resolverse seriamente cuando se corrijan las distorsiones estructurales de la economía. Recordemos que los sectores modernos de los servicios de exportación (ZLC, centro bancario, puertos internacionales, Canal de Panamá, transporte aéreo, ferrocarril, etc.) tienen elevada productividad, tecnología de punta y alta intensidad de capital fijo por persona ocupada, que les impide absorber grandes contingentes de mano de obra.

Por lo tanto, la política económica para que genere puestos de trabajo debe volcarse hacia los sectores industrial, agroindustrial y construcción.

Y para lograr esto, es necesario incorporar el objetivo empleo con mayor fuerza al interior del diseño de políticas económicas.

Además, las políticas económicas deben ser acompañadas de políticas de reconversión, no solo de la producción, sino también de los recursos humanos (reconversión laboral).

También, es necesario elevar la productividad y los ingresos de las micro, pequeñas y medianas empresas, que son grandes generadoras de puestos de trabajo, y establecer vínculos entre estos sectores con los externos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

27 May 2015

Primer premio

0 5 7 3

CDBB

Serie: 10 Folio: 5

2o premio

6478

3er premio

5733

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código