Metas y Desafíos

´El que tiene dinero aguanta en el agro´

Es el tercero en dirigir la cartera agropecuaria en la administración Martinelli. Los productores solicitan políticas para sacar al sector de la crisis.

A primera vista se le percibe extrovertido, locuaz. Dice tener nuevas ideas para impulsar el desarrollo del sector agropecuario, aunque es consciente de los problemas que lo aquejan.

Nacido en la ciudad de Panamá, pero colonense por adopción, Óscar Osorio Casal llega a dirigir los destinos del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) en momentos en que el sector apenas aporta un 4.3% al producto interno bruto y cuando las quejas en contra de las importaciones masivas son constantes.

Su designación, tal y como lo confiesa, se la debe a una “distinción” que le hace la empresa donde trabaja, el grupo Calesa. Con 34 años de experiencia a cuestas, es egresado de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Panamá, como ingeniero zootecnista con especialización en ganado de leche. Después de cinco días de haber asumido el cargo, insiste en que al Mida “le hace falta cariño” y un recambio que le dé la vuelta al campo.

¿En su opinión cuál es el principal problema del sector agropecuario?

Hay tantos problemas que siento que lo que se debió hacer es una planificación agropecuaria, pero no a 5, ni a 10 años, sino a 20 años. El sector requiere de una planificación donde establezcamos las bases para un desarrollo nacional agropecuario involucrando a todos los sectores. No puede ser que cada vez que cambia un presidente se cambia la política agropecuaria, eso es fatal para el país.

Pero esto se logra con un consenso con los partidos políticos, porque son justamente los partidos políticos los que hacen que se cambie el librito cada vez que quieren.

¿Está politizado el sector agropecuario?

No hay ninguna duda de que un ministro de Estado, y sobre todo del sector agropecuario, tiene que ser un político. No tanto que pertenezca a un partido político, sino que se lleve bien con la gente. Yo no concibo que exista un ministro que no sepa hablar, que no conozca la producción en sí. El país necesita una política agropecuaria de Estado definida a 20 años. No estoy seguro de que yo pueda lograr que se haga eso, pero voy a hacer el intento.

¿Qué le hizo aceptar este cargo?

Primero, es una distinción que me hace mi empresa, Grupo Calesa, al cual pertenezco, y que eleva una consulta al presidente de la República, Ricardo Martinelli, diciéndole que hay una situación en el país que requiere de una persona con conocimiento y que ellos se permiten recomendar al ingeniero Óscar Osorio.

¿Cómo se siente siendo el tercero en este cargo durante la administración Martinelli?

El hecho de que sea el tercero no me preocupa. Vinimos a hacer un trabajo y no tengo el más mínimo reparo de que voy a dar lo mejor de mí. Le vamos a dar la vuelta al campo.

Los productores aseguran que durante dos años y medio de gobierno de Ricardo Martinelli no hay ningún proyecto concreto para el sector, solo promesas en papel. ¿Qué opina?

Yo creo que se han logrado un par de cosas, pero en efecto hay que buscar el mecanismo para salir adelante. Ya no podemos escribir, ni pensar qué vamos hacer, sino actuar. Lo más importante para mí en estos momentos es conocer las inquietudes de los gremios. Efectivamente, sí hay algunos proyectos que hay que meterle rápido la mano, como el de trazabilidad bovina, los sistemas de riego y la transferencia de tecnología.

¿Cuál es su meta a corto plazo?

Unificar a todos los gremios productivos, y junto con el Mida trabajar en una política a corto plazo para tratar de sentar las bases.

¿Propondrá algún programa para dinamizar la crisis de este sector?

Claro que sí. El principal será el de Alianza para el campo, un programa que tiene una connotación de tipo social y económica. Hay que darle valor a la tierra en las áreas más alejadas.

A través de microcréditos incentivar al agricultor para que produzca la tierra y luego el Estado le compre ese producto, que será vendido en los programas Compita.

Respecto a la canasta básica ¿qué planteará para reducir su costo?

Sería un mago que yo diga que mañana se va a bajar el costo de la canasta básica. Lo que sí se puede hacer es producir mucho más y ser más productivos. Vivimos en un mudo de libre oferta y demanda, y es muy difícil bajar los costos.

Este es un tema de Estado donde todos los sectores nos tenemos que involucrar.

¿Está Panamá preparado para afrontar una crisis alimentaria tomando en cuenta que las tierras cultivadas han disminuido en los últimos años?

Por supuesto que no. Para garantizar la seguridad alimentaria se necesita aumentar la cantidad de tierras cultivadas, la productividad y lograr una combinación de ambas.

¿Pertenece usted a algún partido político?

Vengo de los liberales que después nos unimos con Solidaridad, después a Unión Patriótica, que se fusionó con Cambio Democrático. He sido político desde 1993.

¿Se considera más político o empresario?

Soy un profesional del campo, pero me caracterizo por ser un líder y todo líder tiene algo de político.

¿Cree que se quedará hasta el final de esta administración?

Solo Dios y mi trabajo lo dirán. Yo haré mi trabajo y pelearé por el sector agropecuario hasta lo último y hasta que el Presidente de la República así lo decida.

Los productores se quejan del exceso de importaciones, más en época de cosecha ¿qué hará al respecto?

Tengo mis dudas al respecto, porque si nuestras fronteras agrícolas están decreciendo no creo que sea producto de las políticas del gobierno de Ricardo Martinelli, pues esto ha venido de gobierno en gobierno. Es por ello que hay que buscar un balance.

Cada vez son más los productores que abandonan la actividad aduciendo que no tienen apoyo y que la actividad no es rentable. ¿Qué opina al respecto?

Más que una falta de apoyo es que los productores deben reconocer que no se pueden meter a la actividad por simple feeling o sentimiento. Hoy en día cualquier actividad requiere de un plan de negocios donde se determine su viabilidad. La mesa en el sector agropecuario tiene cinco patas: nutrición, sanidad, manejo, instalaciones e infraestructuras, y genética. Si una falla el negocio será un fracaso.

Lamentablemente en el sector agropecuario ni siquiera el más eficiente es rentable, sino el que tiene el dinero para aguantar. No es un sistema de costo, sino de productividad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código