FINANZAS PERSONALES

Una entrada y un postre

OPINIÓN

Recientemente hice un plan financiero para una pareja que se acababa de jubilar. Los conocí en unas de mis charlas y me dijeron que querían estar seguros que todos los esfuerzos que habían hecho durante sus carreras (ahorros, inversiones, etc.) iban a ser suficientes para mantener su actual estilo de vida durante su jubilación.

Pasaron por mi oficina un día y empecé a entrevistarlos para entender bien cuáles eran sus metas financieras, sus activos y sus deudas. Al recopilar toda su información financiera, les pregunte, “¿Hay algún tema que no hayamos tocado o algo que me quieran decir antes de avanzar?”.

En ese momento, la señora, quien no había hablado mucho durante la reunión, dijo: “Yo sí tengo algo que decir. Yo siento que nosotros estamos bien económicamente, pero no estamos gozando lo que tenemos. Me molesta muchísimo que cada vez que quiero hacer algo, mi esposo me pone una cara o hace una mueca como si no tuviéramos el dinero. Esto puede sonar tonto, pero quiero poder ir a un restaurante y pedir una entrada y un postre sin sentirme culpable o juzgada”.

Una semana después el plan financiero estaba listo e invité a la pareja a mi oficina para presentárselo. Les dije, “Tengo buenas noticias, el estudio indica que cumplirán con el 100% de sus metas financieras. Además, al final de haber alcanzado todas sus metas, todavía tendrán fondos para dejarles a sus herederos. En mi software esto es conocido como un “margen de seguridad”. Lo que quisiera hacer ahora es modelar algunos escenarios para ver cuán fuerte es su plan y cómo se afecta el “margen de seguridad” si cambiamos algunos de los supuestos relacionados con sus ingresos y gastos durante jubilación.

Miré al señor y le pregunté, “¿Cuál sería el peor escenario que se podría imaginar?”. El señor pensó por un minuto y me detalló lo que para él calificaría como su peor escenario. Y le dije, “Perfecto, modelemos ese escenario. Además, voy a aumentar la tasa de inflación en su plan; si hacemos todo esto y el plan sigue bien, pueden tener el más alto nivel de confianza que no tendrán problemas financieros en el futuro”. Hice los cambios al plan y salieron los resultados. Esta familia, incluso bajo un “peor escenario”, iba a poder mantener su actual estilo de vida durante su jubilación.

Al ver esto, miré al señor y le dije, “con todo el respeto que usted merece, están súper bien económicamente. Así que mi recomendación es que empiecen a gozar los frutos de lo que ha producido. Vayan al restaurante que quieran, pidan una entrada, coman su postre, incluso ¡váyanse de viaje! Y háganlo todo con tranquilidad, porque financieramente ustedes pueden”. El señor me miró y no dijo nada. Sin embargo, la señora mantuvo silencio y sonrió. Conversamos unos minutos más y se fueron de mi oficina.

Unas semanas después vi a la señora almorzando. Me vio, se paró de su mesa y vino a saludarme. Me dijo, “Joey, gracias. No sabes cómo mi esposo ha cambiado. ¡Ya no está tan estresado! Después de haber visto que estaríamos bien económicamente, aun en un “peor escenario”, se calmó. Ahora, cuando vamos a un restaurante pido mi entrada y mi postre y puedo disfrutarlos. No sabes lo que eso significa para mí”.

Si usted tiene la misma inquietud que el señor arriba mencionado, recomiendo que converse con su asesor financiero y haga un plan financiero. De esta forma sabrá, desde ahora, cuál será su situación financiera futura y dormirá más tranquilo hoy en día.

El autor es especialista en planificación financiera.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código