ENFOQUE

La evolución del sector turístico

OPINIÓN

Hace tiempo viví frente a un edificio en construcción, cada día me asomaba a la ventana para verlo “crecer” desde ese gran hueco, se volvió una rutina observar camiones con cemento, varillas, azulejos, los diferentes proveedores aportaban para formar una gran estructura, piso por piso. Al final retiraron las grúas y comenzaron a colocar los vidrios, gran sorpresa me llevé el día que llegamos por la noche y dos pisos tenían luz del que yo llamaba con cariño “mi edificio”.

Me debí mudar antes de que lo inauguraran, una mañana con una taza de té en la mano, al asomarme por la ventana me dio nostalgia no poder ver cómo terminó el largo camino de ese proyecto que vi nacer.

Hace poco, al pasar por ahí pude verlo terminado con sus elegantes marquesinas y sus bien cuidados jardines, me embargó una agradable sensación de orgullo y alegría por ver terminada una gran obra de la que yo fui testigo y acompañé durante su desarrollo, aun sabiendo que nunca fue mía.

Hoy es normal ver en Panamá grandes edificios, pero recordemos que no hace mucho solo había quinchos de barro y hierba, caserones de madera y ladrillos rojos, esas obras fueron las bases para llegar a las modernas técnicas de construcción.

Comparando con la industria de la hospitalidad es sorprendente ver cómo se desarrollaron pequeños negocios en grandes hoteles y modernos restaurantes.

Sin embargo, el principal suministro de la industria es el recurso humano y no ha evolucionado al mismo ritmo que se está desarrollando Panamá, les aseguro que el producto base “el panameño” no es malo, pero queremos ver a nuestros muchachos como adultos (profesionalmente) cuando recién comienzan a dar sus primeros pasos en estos nuevos conceptos con modernos y sofisticados sistemas y procedimientos. No es lo mismo tomar órdenes a mano que utilizar los nuevos sistemas de computo, cocinar en sartén que en modernos hornos de convección, ni atender en un local para 25 comensales que en uno para 250. Aún no hay generaciones que hayan trabajado en este tipo de hoteles y restaurantes para que le transmitan a las que siguen su experiencia. Hace falta que nos sintamos orgullosos de nuestro recurso humano y verlos crecer poco a poco, “piso a piso” y sentirlos de uno, aun sabiendo que no son de nosotros, solo así comenzará una rotación de personal cada vez más calificado.

Debemos tener paciencia e invertir en nuestra fuerza laboral para que dejen de ser buenos elementos y pasen a ser grandes obras de ingeniería.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código