ENFOQUE

El futuro de la seguridad alimentaria

Temas:

En las últimas décadas se han logrado enormes avances en la producción de alimentos, relacionados, sobre todo con el desarrollo de nuevas tecnologías y técnicas agrícolas. Pero el problema no es la disponibilidad de alimentos (que la hay), sino la distribución y el acceso a los mismos.

Los conflictos y la miseria han provocado que hoy en día haya más de 65 millones de personas desplazadas y en total, casi 800 millones de personas todavía padecen hambre en el mundo. La gran mayoría son pequeños productores rurales que viven en países en desarrollo.

La Agenda 2030 aprobada en 2015 en las Naciones Unidas tiene como ambición reducir esas desigualdades y lograr un mundo más pacífico y sostenible.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), que está en condiciones de apoyar a los países para implementar lo pactado en la Agenda 2030, ha publicado un informe (El Futuro de la Alimentación y la Agricultura) que identifica 15 grandes desafíos que tendrá que enfrentar la humanidad en las próximas décadas para erradicar el hambre y la pobreza y salvaguardar el planeta.

Los grandes desafíos abordan, desde una perspectiva global, retos como el crecimiento demográfico, el comercio, el precio de los alimentos, el aumento de la competencia por los recursos naturales, el cambio climático, los conflictos, las crisis y los desastres naturales y la malnutrición.

En solo unos pocos años, se incrementará el consumo de carne, frutas, hortalizas y alimentos procesados y menos cereales, resultado de una transición en curso de los hábitos alimentarios a nivel global, lo que causará más deforestación, degradación de la tierra y emisiones de gases de efecto invernadero. El cambio climático también creará obstáculos adicionales, afectando la producción alimentaria.

Para satisfacer de manera sostenible las necesidades de una población en ascenso, las prácticas agrícolas y los sistemas alimentarios necesitan transformarse y hacer un uso más eficiente de los recursos naturales. Hace falta también reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento global del planeta.

Algunos resultados ya son visibles. América Latina y el Caribe, por ejemplo, podría ser la primera región en desarrollo en erradicar el hambre, si todos sus gobiernos refuerzan la implementación del Plan de Seguridad Alimentaria del bloque de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños).

El Plan promueve políticas públicas integrales para reducir la pobreza, mejorar las condiciones del mundo rural, adaptar la agricultura al cambio climático, acabar con el desperdicio de alimentos y hacer frente al riesgo de desastres. Este plan está alineado con el Acuerdo de París y los objetivos de desarrollo sostenible. El plan ya está dando frutos a lo largo de la región: Bolivia, Chile, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua se apoyaron en él para evaluar sus políticas de seguridad alimentaria y nutricional, mientras que Panamá ha elaborado un Plan Nacional para la Seguridad Alimentaria y Nutricional tomándolo como referencia, y Perú lo utilizó de base para impulsar leyes de donación de alimentos, para minimizar pérdidas y desperdicios alimentarios.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código