PERSPECTIVAS LABORALES DE PANAMÁ

¿Estamos listos para el nuevo siglo?

Panamá inicia el siglo XXI con una serie de retos importantes que debe enfrentar, según analistas locales e internacionales, para ocupar un puesto de protagonismo dentro del desarrollo de nuevas industrias y mercados a nivel global.
DESAFÍOS. Durante la última década, Panamá ha visto un auge sustancial en la mano de obra dedicada a proyectos de construcción mientras que el país invierte en su estructura, pero la situación económica y social ha generado retos importantes, reconocidos tanto por observadores nacionales como extranjeros, que Panamá deberá sobrellevar durante las próximas décadas. DESAFÍOS. Durante la última década, Panamá ha visto un auge sustancial en la mano de obra dedicada a proyectos de construcción mientras que el país invierte en su estructura, pero la situación económica y social ha generado retos importantes, reconocidos tanto por observadores nacionales como extranjeros, que Panamá deberá sobrellevar durante las próximas décadas.
DESAFÍOS. Durante la última década, Panamá ha visto un auge sustancial en la mano de obra dedicada a proyectos de construcción mientras que el país invierte en su estructura, pero la situación económica y social ha generado retos importantes, reconocidos tanto por observadores nacionales como extranjeros, que Panamá deberá sobrellevar durante las próximas décadas.

Una nueva era inicia alrededor del mundo. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha indicado que la política de ese país estará dirigida a poner pies humanos en Marte para la década de 2030.

Similarmente, la minería espacial, los viajes comerciales a la subórbita del planeta y las aplicaciones prácticas de la física cuántica dan santo y seña de que vivimos en un nuevo mundo valiente.

La pregunta que cabe hacerse dentro de este marco histórico e inesperado es si ¿está el mercado panameño preparado para ser partícipe de la innovación y desarrollo que se experimentará durante el nuevo siglo?

Para dar una respuesta analítica y objetiva a esta pregunta, resulta necesario presentar un panorama de la situación actual del mercado laboral del país.

La nación cuenta con una población económicamente activa estimada, según las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) para el cierre de 2012, en un millón 689 mil 491 personas.

Alguien es parte de la población activa si tiene más de 15 años y está ejerciendo un trabajo o activamente buscando uno.

De este total, un millón 621 mil 139 personas están activamente ocupadas, lo que representa un 95.9% de la población activa.

A la inversa, un total de 68 mil 352 personas no ocupan un trabajo pero están buscando uno. Esto representa 4.04% de la población activa.

Un restante de 969 mil 427 no son parte de la población activa, ya sea por temas de edad o un retiro formal del mercado laboral.

Todas estas cifras apuntan hacia una avance importante en la situación laboral del país. En una década, la población activa ha aumentado 38.2% y la tasa de ocupación subió a un 85.89%.

Esto no significa que no existan retos por sobrepasar todavía, más aún cuando se analiza desde una perspectiva de comparación internacional.

De acuerdo al Reporte de Competitividad Global para 2013 del Foro Económico Mundial, uno de los estudios más profundos sobre la realidad institucional y social de los países del mundo, Panamá todavía se encuentra en una posición precaria.

La eficiencia de nuestro mercado laboral, que determina su capacidad de reajustarse a la demanda global y responder adecuadamente a los retos del futuro, está catalogada como número 89 entre los 144 países evaluados por el Foro Económico Mundial.

Esta desventaja queda en evidencia cuando se compara con el desarrollo de los mercados financieros, que posicionan a la nación en el puesto número 23 a nivel mundial.

Esto podría sugerir una disparidad entre la capacidad del país de financiar nuevas empresas y la habilidad de estas empresas de encontrar mano de obra capacitada para sus aventuras empresariales, aunque este punto también es impactado por el tamaño del mercado.

“Regulaciones laborales restrictivas” son consideradas como uno de los principales obstáculos en Panamá para el desarrollo de nueva inversión laboral dentro del país.

El reto se profundiza más cuando se clasifica como otro obstáculo la “pobre ética de trabajo en la fuerza laboral nacional”, indicando un amplio campo de mejoría en trato a clientes y generación de productividad.

Un análisis objetivo del mercado laboral en sus puntos básicos implica que existen severas deficiencias en la adaptabilidad del mismo, lo cual podría presentar fricciones mientras nuevas industrias aumentan su desarrollo.

En particular, en cuanto a la flexibilidad del ajuste de salario, tanto mejorías como recortes, Panamá ocupa la posición 73 de las 144 economías incluidas.

Esto implica que en Panamá hay una distorsión en la estructura salarial. A los empleados que desmejoran su productividad no se les puede reducir el salario de tal forma que refleje esa realidad.

Esto perjudica a colaboradores cuyo valor agregado es vital para una empresa, pero no pueden recibir una compensación cónsona con su productividad porque los recursos están atrapados en otros gastos.

Panamá ocupa la posición 122 en cuanto a vinculación de salarios y productividad, lo cual implica que las normas laborales podrían estar generando una fricción en la paga eficiente al trabajo.

En cuanto a políticas de contratación y despido, el país ocupa la posición 106 de los países incluidos. Esto se debe, en parte, a una normativa laboral que podría estar dificultando la distribución adecuada del capital laboral dentro de la economía.

Según los hallazgos del reporte, no solo importa para el trabajador tener un buen salario dentro de una profesión estable, sino que también es importante para la competitividad del país, que produce una mejor calidad de vida cuando el empleado labore dentro de una profesión donde sea naturalmente productivo.

La capacidad de un sistema económico de distribuir mano de obra a su función más útil y productiva se ve detenida por políticas laborales que buscan asegurar únicamente la estabilidad a largo plazo de un empleado en su trabajo, no obstante la utilidad de ese empleado para esa función.

Aún así, Panamá tiene ventajas fundamentales que lo posicionan para efectivamente transformar estos incentivos negativos y propulsar la economía hacia el nuevo siglo.

Por un lado, el país ocupa la posición número 29 en el mundo en retención de capital intelectual capacitado.

Esto quiere decir que la mayoría de los panameños educados en el extranjero retornan al país y de esta forma insertan su capital de conocimiento dentro de la economía nacional.

Este es un beneficio enorme para el país, ya que permite la actualización constante de viejos modelos laborales con nuevas tecnologías y marcos institucionales de desarrollo.

Por otro lado, Panamá se posiciona de forma relevante en cuanto a cooperación entre empleadores y empleados, lo cual establece una buena base para un diálogo entre capital y mano de obra de forma pacífica.

Países en la región con una puntuación baja en este rango, como Venezuela, Argentina y Bolivia, enfrentan mayores retos ya que la relación laboral entre empleados y empleadores se desarrolla mediante protestas, huelgas y paros, en lugar de mesas de conciliación y centros de arbitraje.

En relación al marco regional, se destaca según reportes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que existe una situación de desempleo juvenil que requiere medidas puntuales.

En Panamá, la juventud tiene una notable falta de representación en el mercado laboral, pero no necesariamente por falta de ocupación laboral, ya que elementos de composición de población influyen también.

De hecho, 445 mil 613 personas del mercado de la población activa tienen menos de 30 años, mientras que un millón 175 mil 526 personas de la población activa superan esta edad.

La OIT, a través de su directora regional, Elizabeth Tinoco, hizo un llamado reciente para que los Gobiernos de América Latina y Central tomaran medidas específicas para “generar más y mejores puestos de trabajo”.

Esta petición obedece al último reporte mundial de la OIT que indica que la tasa de desempleo juvenil ronda el 12.9% y tiene una tendencia a empeorar.

En seguimiento a un análisis anterior, una de estas medidas bien podría ser una reducción al salario mínimo o la creación de dispensas [al salario mínimo] para jóvenes con menos de 30 años.

De esta forma, jóvenes que no puedan justificar un pago de salario mínimo debido a la deficiencia del sistema educativo de Panamá, que ocupa la posición 115 de 144 en el mundo, podrían obtener plazas de empleo mediante las cuales obtendrían entrenamiento para lograr mejores pagos a futuro.

El economista Felipe Chapman explicó, en relación al tema, que “para que haya movilidad socioeconómica debemos contar con un mejor entrenamiento y educación que permita aprovechar las oportunidades”.

“Muestra de ello son las multinacionales que vienen a Panamá y no logran conseguir suficiente recurso humano calificado, lo cual también le sucede a empresas de capital local”, continuó.

Chapman también agregó que existe una desventaja en que “los costos de moverse al sector formal exceden los beneficios, lo que se traduce en una barrera de entrada al mercado”.

Se contactó al Ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, para conocer su percepción, pero al cierre de esta edición, no había respondido.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código