Crisis financiera

La maldición de la deuda griega

En el escenario más optimista si Atenas implementa todas las reformas, la deuda helena bajaría al 124% solo en 2022.
El alivio de la deuda ha sido una solicitud reiterada del Gobierno de izquierda en Atenas, que quiere ver una reducción de la austeridad. El alivio de la deuda ha sido una solicitud reiterada del Gobierno de izquierda en Atenas, que quiere ver una reducción de la austeridad.
El alivio de la deuda ha sido una solicitud reiterada del Gobierno de izquierda en Atenas, que quiere ver una reducción de la austeridad.

La deuda griega incumplirá las metas fijadas por los acreedores en 2012, pero un análisis preparado para ministros de Finanzas de la zona euro muestra que el peso de la deuda aún es sustentable sin tener que amortizar buena parte de ella, si Grecia obtiene otro rescate a tres años.

El análisis, encargado por gobiernos acreedores de la zona euro para ayudar en sus negociaciones con Grecia de financiamiento a cambio de reformas, concluye que incluso en el peor escenario para la economía griega los prestamistas no tendrían que amortizar ningún crédito.

El alivio de la deuda ha sido una solicitud reiterada del Gobierno de izquierda en Atenas, que quiere ver una reducción de la austeridad.

Según el acuerdo de rescate de 2012, Grecia debía alcanzar una proporción de deuda a producto interno bruto del 124% en 2020, y en 2022, una proporción sustancialmente menor al 110%, que se compara al 175% actual.

“Está claro que los reveses e incertidumbres en política en los últimos meses hicieron imposible lograr los objetivos de 2012 bajo cualquier escenario”, indicó el análisis, al que tuvo acceso Reuters.

“Los principales factores tras el deterioro del Análisis de Sustentabilidad de Deuda son el empeoramiento del crecimiento económico, la tendencia revisada del balance primario, los menores ingresos por privatizaciones y las posibles necesidades financieras adicionales para el sector bancario”, agrega el documento.

En virtud del pronóstico revisado y el escenario más optimista de que Atenas implemente todas las reformas, la deuda helena bajaría al 124% solo en 2022, frente al 172.8% de 2015.

Si pone en marcha las reformas solo de modo parcial, la deuda griega caerá al 135% en 2022, comparado con el 174.3% en 2015.

En el peor de los casos -que el Fondo Monetario Internacional ve como su “línea base” o escenario más probable-, la deuda de Grecia llegaría al 142.2% en 2022, desde 176.7% en 2015.

No obstante, el análisis subraya que centrarse en la proporción de deuda-PIB no ofrece una imagen precisa de la sostenibilidad de la deuda y que eso se refleja mejor en las necesidades brutas de financiación de un país.

Medido así, Grecia no tiene problemas de sustentabilidad en ningún escenario, pero necesitaría ayuda para mejorarla, a través, por ejemplo, de una extensión de los vencimientos de acuerdo con la tercera opción, que es la menos favorable.

Acreedores ofrecen extender programa de rescate

Los acreedores propusieron a Grecia extender por cinco meses su programa de rescate, con un financiamiento de al menos $13 mil 368 millones, y presionaron a Atenas para que acepte este fin de semana y evite un default el martes.

La canciller alemana, Ángela Merkel, recomendó a Grecia aceptar esta “oferta excepcionalmente generosa” de los acreedores, que piden a cambio un amplio programa de ajustes fiscales y reformas.

Pero el primer ministro Alexis Tsipras rechazó“los ultimatos y chantajes” en la Unión Europea, subrayando que “en estas horas cruciales, nadie tiene el derecho de poner en peligro” los “principios” constitutivos del bloque.

Tsipras, Merkel y el mandatario francés, François Hollande, se reunieron brevemente ayer por la mañana en el segundo día de una cumbre europea.

Según relató Merkel en conferencia de prensa, la canciller y el mandatario galo aconsejaron al responsable griego “aceptar la oferta”. “No hubo un ultimátum”, dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en rueda de prensa.

Los griegos “expresaron divergencias pero es evidente que mañana (hoy) habrá una negociación”, añadió.

“No es una situación a tomar o dejar, esta es la posición común entre las tres instituciones, una base de negociación”, dijo.

Los ministros de Finanzas de la zona euro se reunirán nuevamente hoy, en Bruselas.

“Quinto Eurogrupo en nueve días debe ser algo así como un récord.

Hora de resultados”, escribió en Twitter el ministro finlandés, Alexander Stubb.

El tiempo se acaba para Atenas, que el martes debe pagar al Fondo Monetario Internacional (FMI) unos mil 671 millones de dólares, pero necesita para ello la partida de $8 mil 021 millones de su programa de rescate, bloqueada desde hace casi un año a la espera de un acuerdo sobre reformas y ajustes reclamados a Grecia.

Al cabo de una semana de desencuentros y reuniones sin resultados, las instituciones acreedoras filtraron su propuesta a la prensa.

En ella proponen a Atenas prorrogar el actual programa de rescate hasta noviembre.

Durante el periodo de cinco meses de extensión, que sería la tercera prórroga desde diciembre del gigantesco plan del rescate de $267 mil 379 millones, el monto de $13 mil 368 millones se pondría a disposición por tandas, a medida que Grecia vaya adoptando una serie precisa de compromisos.

A este monto se sumarían $3 mil 899 millones del FMI, con la condición de que se implementen todas las acciones previas y que el Fondo tenga garantías sobre el financiamiento del país para un periodo superior a los 12 meses, así como sobre la sostenibilidad de la deuda griega.

Este plan está sujeto a que Atenas acepte las reformas y los ajustes fiscales, en particular de las pensiones y el IVA, pero también una serie de privatizaciones y recortes en los gastos de defensa.

Sobre la cuestión de la deuda, que Grecia pide reestructurar para sanear de forma durable su economía, el documento no admite ninguna quita, y recoge la idea del FMI de reescalonar los vencimientos, para que Grecia tenga un calendario más manejable.

El documento hace valer que “Grecia ya ha gozado de una serie de medidas destinadas a reducir la deuda”: extensión de los períodos de gracia, en los que no se pagan intereses, extensión de los vencimientos, y reducción de los tipos de interés sobre los montos prestados.

Además, en 2012 se efectuó una quita de la mitad de la deuda pública griega en manos privadas, unos $111 mil 408 millones, equivalentes al 52% del PIB de ese año.

Si Grecia acepta y aprueba en su Parlamento una serie de primeras medidas, podrá recibir de inmediato $5 mil 005 millones que le permitirían salvar el pago al FMI el 30 de junio, de acuerdo con la oferta de los acreedores.

Pero el Gobierno griego sigue oponiéndose a estas medidas tal y como están formuladas en este momento.

El Gobierno griego liderado por Syriza mantiene un pulso con los acreedores desde que llegó al poder a fines de enero, tras hacer campaña con la promesa de poner fin a cinco años de austeridad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CUATRO APREHENSIONES Ventura Ceballos irá este viernes a audiencia

En la actualidad permanece en una celda de alta seguridad, cuyo paradero no ha sido informado a la ciudadanía, debido a sus dos fugas anteriores.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código