JÓVENES DE ÉXITO

El mejor momento para saltar es ahora

LA PRENSA/Ana Rentería. LA PRENSA/Ana Rentería.
LA PRENSA/Ana Rentería.

Contar la historia de Jonathan Pragnell no es tarea fácil. Desde atender el terremoto de 2010 en Haití como jefe de operaciones del hub de provisiones para América Latina de Naciones Unidas hasta abrir la primera productora de cerveza artesanal en Panamá. Su historia es fiel reflejo de que a veces la mejor oportunidad está esperando a la vuelta de la esquina. Para Pragnell, de 29 años, la clave es saber recibirla con los brazos abiertos.

Comencemos por tu proyecto actual. ¿Qué te inspiró a abrir una cervecería?

El mundo de la cerveza siempre me ha fascinado, desde la complejidad de una Karbach hasta la perfección de una pilsner alemana. La gente no tiene idea de lo que se pueden estar perdiendo.

Mi misión con la cervecería es que la gente sepa de estas posibilidades y que lo puedan probar con mi cerveza. En Panamá la gente quiere cosas nuevas y yo creo que ese feeling los va a hacer querer probar mis cervezas.

¿Cómo termina un ingeniero de logística con una cervecería artesanal?

Llevo haciendo cerveza desde hace bastante tiempo. Cuando estaba estudiando en Indiana, fui con un amigo a un brew pub. Cuando le pidieron la cédula a mi amigo se dieron cuenta que era panameño y nos presentaron al brew master, que también era un panameño, de nombre Omar Castrellón, que se había ido del país por la dictadura. Él me enseñó que podía hacer cerveza en mi apartamento y así fue como empecé.

Y, ¿cómo pasa de ser un ´hobby´ a ser tu carrera?

Lo que me pasó a mí es que cuando tenía 23 años estaba muy metido en mi rutina, en mi ocho a nueve, y me pregunté: ¿Es esto todo? ¿Esto va a ser el resto de mi vida? ¡Qué aburrido! Si sigo viviendo esta vida, al final solo viví una relativamente monótona. Hay tantas cosas que hacer en el mundo que si no haces todas las vainas que tú quieres, vas a tener 70 años y te vas a arrepentir.

¿Cómo rompiste con la cadena de la rutina?

Trabajando en logística, manejé la cuenta de la Agencia Española de Cooperación y así empecé a meterme en el mundo humanitario. Eventualmente, renuncié y le pedí trabajo a la directora de logística de emergencias de Naciones Unidas, Mirjana Kavelj. Ella me dio trabajo y comencé a trabajar como jefe de operaciones del hub de América Latina para Naciones Unidas, encargado de coordinar el envío de donaciones a los países que las necesitan. Tres días después de comenzar a trabajar, fue el terremoto en Haití. Fue un período intenso de cargar aviones con donaciones y coordinar su llegada al área del desastre.

¿Le recomendarías a jóvenes que no saben qué hacer que piensen en trabajo humanitario?

Sí, fue un trabajo muy gratificante. Cuando ocurrió el tsunami en Japón, me fui a los tres días a entrenar a gente sobre cómo instalar bodegas prefabricadas que estaban siendo utilizadas como centros de acopio. La experiencia de ayudar y conocer a gente nueva llena mucho.

De allí, ¿cómo empieza la idea de la cervecería?

Cuando regresé de Japón, me senté en un escritorio y pensé: “Esta vaina está ´gallísima´. Quiero hacer algo distinto”. Le mandé un e-mail a mi cervecería favorita en Escocia, Brew Dog, y les pregunté si podía ir allá a ser asistente. Me gustan porque son súper rebeldes, juegan bastante con los sabores y hacen cervezas riquísimas. Me fui en 2011 a Escocia a limpiar ollas, pesar granos y como a los seis meses me dejaron ser jefe de turno. Allí aprendí todo lo que estoy implementando ahora en la cervecería.

Regresé a Panamá con un plan de negocios y llamé a un amigo, Richo Fernández, para que fuera mi socio. Richo se ha encargado de todo lo que es publicidad y creación de marca. Luego conocí a un grupo de señores en un festival que querían participar y entraron como socios y se terminó formando un equipo muy bonito.

¿Qué crees que te va a distinguir como marca?

Son recetas que no son tan agresivas, pero sí bastante ricas. Vamos a empezar con una clara, una negra, una amarga y una roja y tienen un toque latinizado para introducir a la gente a los sabores.

En todas tus experiencias hasta ahora, ¿cuál sientes que es la lección más importante?

Haz lo que quieras hacer ahora, porque después será muy tarde. Hazlo ya, porque te vas a arrepentir si no lo haces. Tienes que vivir la vida sin arrepentimientos y recordar que la vida es corta. No tienes nada que perder. Los back-up plans en Panamá siempre estarán allí, pero si haces lo que te gusta te va a ir mejor, porque vas a dar todo por ese proyecto y vas a ser mucho más feliz en tu vida.

PERFIL

Jonathan Pragnell estudió ingeniería industrial en Purdue University. Trabajó en UPS como ingeniero de mejoramiento de procesos. Fue gerente de logística en Ceva Logistics y luego en las Naciones Unidas como jefe de operaciones del ´hub´ para América Latina. Laboró como jefe de turno en Brew Dog UK, una cervecería en Escocia y ahora es fundador de Casa Bruja Brewing Co. Tiene 29 años.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código