JÓVENES DE ÉXITO

El mismo país con un enfoque distinto

CORTESÍA. CORTESÍA.
CORTESÍA.

Uno de los grandes secretos de emprender es ver la realidad usual con un lente diferente. Un cambio de percepción y los obstáculos se convierten en oportunidades y nuevos caminos por donde pasar. Esta lección es clave para Tomás Cortés-Rosselot. Para el fotógrafo, que cuenta con una marca de rollos de fotografía llamada Alfred y una empresa de producción de cine en sus inicios, un cambio de óptica a veces lo es todo.

¿Cómo nació tu pasión por la fotografía?

En 2006 estaba viendo cajones de mi casa y encontré una Canon de mi hermano, bien de los noventa. Me acuerdo haber tomado un par de fotos y allí comenzó todo. Fui autodidacta con la fotografía desde el comienzo y estuve jugando con esa cámara hasta que llegué a Buenos Aires, donde estudié. Después de una Zenit, compré una Nikon F2, que es la que tengo todavía.

¿Y por qué decidiste empezar a hacer rollos?

Por alguna razón, siempre me ha gustado y me ha parecido curioso el rollo. Me parece nostálgico, algo muy lindo y no lo he terminado de racionalizar. La mayoría de las veces que hago una sesión de fotos, las hago en digital y en rollo y siempre utilizo las del rollo. El rollo es el que me hace la sesión.

¿Cómo te llegó la idea de hacer tus propios rollos?

En una clase, me acuerdo haberme robado una cola de película de 35mm y me pareció que era del mismo formato que un rollo de fotografía. Fui a mi baño, apagué las luces, saqué el rollo de 35mm y lo enhebré al chasis de fotografía para rebobinarlo. Era bastante primitivo. Después de revelarlo, era obvio el resultado. Compré 400 pies de película y armé mis primeros 75 rollos.

Cuando empezaste, ¿se te ocurrió que podía ser una empresa?

Luego de hacerlo para mí, pensé, como buen panameño que siempre le busca el negocio a las cosas, vender estos rollos como una forma de pagarme mi adicción por ellos y empecé a venderlos allá en Buenos Aires y luego aquí en Panamá. Mi idea era tener algo de variedad, así que tenía dos emulsiones al inicio, balance día y balance tungsteno, y los vendía como a 25 pesos o $4.50. Hacía los rollos en mi sala, donde cerré las ventanas y armé una máquina de rebobinado. Mi casa era un desastre. Luego, en el momento que se hizo marca, me fue bien. Nunca me imaginé que pasaría de ser un hobby a ser mi empresa.

¿Cómo se crea una marca desde el inicio?

Le conté a un amigo, Federico De Rodt, que quería formalizar la marca y juntos empezamos a tirar ideas. Queríamos encontrar algo que remitiera al cine y a la fotografía, y se nos ocurrieron nombres de directores, y de ahí Alfred Hitchcock. Elegimos Alfred, que me parecía elegante y amistoso. La imagen de una marca es demasiado importante. Es la apariencia, como la puerta de entrada de tu casa. Uno juzga demasiado con base en lo que está viendo superficialmente. Si tu marca tiene una imagen fea, antiestética o que da ruido, probablemente no será exitosa como una que tenga paz en su diseño.

¿Qué te motivó a sacar la empresa adelante?

De joven entendí que mi gran problema era tener demasiadas ideas y no ejecutar ninguna. Ese fue mi gran enfade conmigo mismo. Es muy fácil tener ideas, el gran esfuerzo es bajarlas a la tierra y hacerlas realidad. Monté mi propio producto y ahora lo estoy vendiendo.

¿Cuál ha sido tu logro más importante hasta ahora?

Desarrollar Acid-o-matic, que es mi rollo favorito y el más artesanal de todos. Me acuerdo haber visto una foto de una amiga que le entró un destello de luz y se me ocurrió hacer eso a mi manera. Con las primeras emulsiones, abarcaba un mercado profesional, pero no tenía nada experimental y decidí entrar a ese mercado. Cada rollo de Acid-o-matic es preexpuesto con colores en una máquina que yo mismo construí. No estás comprando un rollo virgen. La persona toma fotos y no sabe qué color le tocará. Eso le gusta a la gente, porque uno tiene que saber cómo manejar ese rollo, pero te puede dar resultados mágicos.

¿Qué consejo tienes para quienes buscan abrir nuevos mercados aquí?

Primero, variedad. Si vas a un supermercado y ves una marca que tiene dos sabores y otra que tiene cuatro, te vas por las opciones. A la gente le encanta la variedad. Si tienes un solo producto, hay un chance que no lo logres, pero si tienes más opciones, tienes más oportunidad de conseguir al mercado. Por esto estamos teniendo un concurso de fotografía de Alfred. La mayoría de la gente no consume algo nuevo, porque no lo conoce y tiene un estigma por no haberlo probado. La gente tiene que aprender para saber cómo usar y juzgar. Si educas a tu consumidor, te va a ir bien.

Lo otro es ser feliz. No me siento calificado para decir que tengo la empresa más exitosa del mundo, pero lo que más me alucina de mi rollo es que hay gente tomando fotos y haciendo arte con rollos que yo hago. Eso me hace feliz.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de emprender en un país como Panamá?

Por un lado, es un mercado limitado y vivimos en una sociedad inmediata y no entendemos que todo tiene un tiempo y una llegada. Por el otro, Panamá es un clean slate. No hay estigmas todavía sobre todas estas nuevas industrias. Vamos a pasar por un momento de vanguardia en este país y será genial y divertido. A mí me parece delicioso ser parte de esa generación, que no tiene un estigma sobre cosas que no existen aquí todavía y que tiene los ojos bien abiertos.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código