aeropuerto de tocumen

Lo que el pasajero olvidó

La directiva del aeropuerto aprobó un reglamento que se debe aplicar para definir el futuro de los bienes que no fueron reclamados por sus dueños.

Temas:

Lo que el pasajero olvidó Lo que el pasajero olvidó
Lo que el pasajero olvidó

A diario el personal de seguridad y de aseo del Aeropuerto Internacional de Tocumen encuentra objetos olvidados por los pasajeros, que en el afán de no perder el vuelo no se percataron de que dejaban atrás parte de sus pertenencias.

Relojes, computadoras, ropa, teléfonos, anillos y hasta tablas de surf son algunos de los artículos que por lo general son encontrados en las sillas, baños y salas de espera de la terminal aérea.

Pero el artículo más extraño olvidado en Tocumen hasta la fecha es una calavera, que fue clasificada como artículo esotérico.

De acuerdo con los registros del Centro de Recopilación de Objetos Extraviados (CROE), creado hace 10 años, después de 60 días la calavera fue descartada y se procedió a su eliminación al no ser reclamada.

Hasta hoy hay más de mil 535 artículos en el CROE que no han sido reclamados y que aguardan el regreso de sus dueños.

Ernesto Bolívar, gerente de Seguridad de Tocumen, S.A., indicó que en ocasiones los viajeros dejan partes de sus pertenencias para evitar el sobrepeso y así no pagar un recargo a las aerolíneas. Recuerda el caso de una viajera colombiana que llegó a Tocumen procedente de Cuba y que haría una conexión hacia Lima, Perú.

“Cuando el equipo de seguridad detectó que olvidó su computadora portátil, el avión ya había despegado, así que nos comunicamos con las autoridades peruanas que abordaron a la pasajera cuando llegó y fue ahí que ella se enteró de lo ocurrido y se procedió a realizar el trámite correspondiente para hacerle llegar el artículo”, comentó.

Otro de los casos más curiosos de objetos olvidados en el aeropuerto está relacionado con un anillo. La joya tenía más de 5 años de estar en los archivos del CROE cuando un mensaje llegó al correo habilitado por el departamento de objetos extraviados.

Se trataba de una mujer que había enviado mensajes a todos los aeropuertos por donde había transitado cuando perdió su anillo.

Con la descripción dada por la pasajera, los funcionarios de Tocumen verificaron y efectivamente la sortija estaba en el CROE, procediendo a devolverla a su dueña.

Debido al sistema de cámaras desplegado por toda la terminal aérea se ha logrado en los últimos años que más del 70% de los artículos olvidados en Tocumen sean regresados a sus dueños antes de que aborden al avión o salgan del aeropuerto.

Aquellos objetos que no corren con esa suerte son resguardados en el CROE a la espera de ser reclamados.

El protocolo de seguridad de Tocumen establece que cuando se detecta una maleta u otro objeto olvidado, debe ser revisado. Si se encuentran alimentos son descartados enseguida por temas de seguridad sanitaria, mientras que los objetos no perecederos son clasificados y resguardados en la oficina de objetos extraviados.

El gerente de Seguridad de Tocumen, S.A., comentó que debido al incremento en el número de artículos abandonados fue necesario ampliar las instalaciones del CROE.

Además, la junta directiva aprobó el reglamento que debe seguirse para definir el futuro de los bienes que no fueron reclamados por sus dueños.

El reglamento fue aprobado por la junta directiva presidida por el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, en enero pasado y publicado en la Gaceta Oficial un mes después.

Anteriormente, los objetos que no eran incinerados como alimentos, se enviaban al Despacho de la Primera Dama para que fueran donados.

Ahora, la resolución No.001-JD-17 de Tocumen establece que un comité deberá definir el futuro de los objetos que no tengan un valor comercial superior a los 500 dólares, mientras que la gerencia general del aeropuerto tendrá la potestad de decidir el futuro de aquellos que tengan un valor de mercado superior a esta cifra.

Por el momento se analiza la opción de donar los objetos a organizaciones de caridad para que vendan o subasten estos bienes con el fin de obtener un ingreso económico que le ayude a respaldar sus actividades.

En el caso del dinero que es olvidado en el aeropuerto, y que no es reclamado, será depositado en la cuenta destinada para donaciones dentro del aeropuerto de Tocumen.

En el reglamento se establece que la administración de Tocumen resguardará por 30 días todos los artefactos electrónicos e informáticos, mientras que las joyas serán almacenadas por 3 meses.

En cuanto al papel moneda se fijó un periodo de custodia de 90 días, y si es una divisa diferente al dólar estadounidense será cambiado y posteriormente depositado en las cuentas del aeropuerto.

Con relación a los objetos que son olvidados dentro de los aviones, estos no son responsabilidad del aeropuerto, sino que cada aerolínea tiene protocolos internos que establecen los procesos que deben seguir para su descarte o reutilización en caso de que no sean reclamados. Igualmente, con los objetos confiscados por el departamento de aduanas.

Pero así como hay pasajeros que olvidan sus pertenencias, hay otros que se dedican a robarle a los pasajeros distraídos o fingen haber olvidado dinero u otros bienes.

En ambos casos los funcionarios de Tocumen utilizan los videos de vigilancia para detectar en qué momento ocurrió el robo y también para comprobar que la persona realmente haya perdido la prenda que asegura había olvidado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código