CARENCIA DE INFORMES

Se perdería fuente de renta sin debate

El Gobierno no ha hecho público su análisis sobre la viabilidad de desprenderse de sus activos a cambio de una inyección de ingresos.

La administración de Ricardo Martinelli ha tomado acciones en un lapso de apenas un par de semanas para deshacerse de activos importantes del Estado, sin antes dar paso a una consulta nacional.

En la mira se encuentran las acciones que tiene el Estado en las empresas de generación y distribución de electricidad, además de su participación en el gigante de telefonía Cable & Wireless Panamá.

La tenencia de estas acciones ha resultado en una actividad rentable para el Estado panameño, que computa los dividendos de estas compañías en su presupuesto de ingresos cada año.

El Gobierno calcula que para 2012 recibiría de las empresas eléctricas un total de 90 millones de dólares en concepto de dividendos. Esto representa un incremento de 18% en comparación a los 76 millones de dólares que aportaron estas acciones al Estado en 2011.

Producto de los dividendos de Cable & Wireless Panamá, el Gobierno tiene calculado recibir alrededor de 70 millones de dólares; un ingreso similar al de 2011.

Según cifras internas del Ministerio de Economía y Finanzas, se recibirían entre 1.7 mil millones de dólares y 2.4 mil millones de dólares por la venta de las acciones que el Estado controla en las empresas mixtas, un 15% del enorme presupuesto estatal de 2012.

El proceso ha sido manejado tan rápido, que varias voces se han pronunciado preocupadas por la falta de transparencia.

“Nos parece totalmente inadecuado que un tema relacionado con activos de la nación sea debatido en forma apresurada y de madrugada. En democracia, la consulta ciudadana nunca debe faltar”, dijo la Asociación de Ejecutivos de Empresas en un comunicado.

Para los empresarios, los cambios legales que permitirán la venta de las acciones debieron ser debatidos en el período ordinario en la Asamblea Nacional y con el concurso de toda la sociedad.

No obstante, el Gobierno ha decidido deshacerse de sus activos en empresas mixtas y consecuentemente de las rentas que generan, sin antes haber permitido un debate abierto por la ciudadanía, dueño final de las acciones.

ARGUMENTOS DEL ESTADO

El ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, ha justificado la venta de las acciones estableciendo, por una parte, que no es funcional que el Gobierno sea, al mismo tiempo, accionista y regulador de estas empresas.

Su argumento es incongruente con la posición que tiene frente a otras empresas estatales. El Gobierno no ha hecho manifiesta alguna intención de deshacerse de las acciones del Aeropuerto Internacional de Tocumen S.A., la Empresa Nacional de Autopistas S.A. y la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A.

En todos estos casos, el Estado es accionista y regula el mercado en el que se desenvuelven las empresas.

De Lima también aseguró que las acciones serían vendidas a través de la Bolsa de Valores de Panamá, con el propósito de permitir a los panameños participar en el crecimiento económico del país.

Pero para varios analistas financieros no existe la estructura necesaria en el mercado de valores para que funcione esta colocación.

Como funciona el sistema de valores sería difícil que un ciudadano de pie obtuviera una cuenta en una casa de valores y un agente de custodia con el propósito de comprar acciones, que según De Lima serían vendidas por un monto entre dos y cinco dólares.

Algo que no ha sido aclarado es el uso que se le dará al dinero que resulte de la venta de las acciones de la telefónica y las empresas eléctricas.

Al haberse aprobado el Fondo de Ahorro Soberano, esquema que absorbió al Fondo Fiduciario para el Desarrollo, el producto de las ventas de las acciones del Estado irá a una cuenta común que el Gobierno puede usar para cubrir sus gastos.

El exministro de Economía Fernando Aramburú Porras intuye que lo que quiere el Gobierno es usar este dinero para cubrir huecos en el presupuesto y hacer nuevos gastos de inversión en sus últimos dos años.

Si la venta se concreta, la administración Martinelli tendrá al menos 1.7 mil millones de dólares en pleno año electoral.

CIFRAS RÁPIDAS

90

millones de dólares en dividendos de empresas eléctricas para 2012.

18%

aumento de aporte de empresas eléctricas entre 2011-2012.

70

millones de dólares en dividendos de Cable & Wireless para 2012.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código