Nuevas exigencias de calidad y el clima afectan el negocio

Menos piña para exportación

En el primer semestre Panamá oeste exportó 318 mil 822 cajas menos que en 2011, por el mal tiempo y a falta de una certificación de calidad.

La exportación de piña, uno de los productos agrícolas que lideraba los envíos del país, empieza a tener tropiezos. En el primer semestre del año se enviaron 193 contenedores menos que hace un año.

La fruta panameña ­que se destaca a nivel mundial por ser la más dulce y jugosa­ no requiere de mucha agua, y los fuertes aguaceros que han caído en las zonas en donde se cultiva, especialmente en la región de Panamá oeste, han mermado la producción y por ende la exportación.

Además de los factores climáticos hay otra razón de peso que frena la colocación de la fruta: una costosa certificación que empiezan a exigir los compradores internacionales.

Para julio de este año, las 27 agroexportadoras establecidas en Panamá oeste reportaron al Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) envíos de 1 millón 585 mil 657 cajas de fruta, de la variedad MD2. Estos envíos totalizaron mil 27 contenedores.

Sin embargo, durante el mismo período pero en 2011, estos envíos ya sumaban 1 millón 904 mil 479 cajas dentro de mil 220 contenedores.

Es decir, se enviaron 318 mil 822 cajas menos de fruta al extranjero desde la principal zona de exportación de piña del país.

Para el agrónomo y productor de piña Juan Carlos Cano, la baja en las exportaciones de este año es consecuencia de la reducción en la superficie de siembra, por la que optaron los piñeros después de la experiencia de 2011.

Ese año, indicó, el precio de la fruta bajó considerablemente.

Otro factor que está influyendo es la exigencia de que las fincas de donde procede la fruta tengan una certificación Global G.A.P, otorgada por entes como LSQA, Latus systems y SGS.

Un nuevo costo

Las certificaciones tienen ya siete años de existir, pero es ahora que los clientes más grandes la están solicitando para garantizarle a los consumidores la buena calidad en la producción agropecuaria.

El costo de la garantía Global G.A.P para un pequeño productor puede rondar los $1,500, aunque también se puede optar por una certificación grupal que costaría entre $800 y $1,000, si en las fincas se utilizan los mismos mecanismos de producción.

Para los pequeños productores, quienes suplen a las grandes plantas exportadoras, la certificación resulta en un costo elevado, ya que el pago debe hacerse anualmente.

En Panamá oeste existen 27 agroexportadoras y solo 10 cuentan con las certificaciones, indica el Mida.

En tanto, se desconoce cuántos pequeños productores cumplen el requisito.

Francis Vergara – Chacón gerente administrativa de la exportadora Verba Odrec, S.A., afirmó que el año pasado se ayudó a 17 dueños de fincas a obtener la certificación, pero los agricultores no la renovaron al siguiente año.

Esta empresa, que tiene su propia siembra, pero que también se suple de pequeños productores, ha tenido que expandir en un 35% su cosecha para tapar el bache que dejaron sus suplidores.

El 50% de la fruta que exportaba esta empresa antes de hacerse efectiva la certificación provenía de productores locales.

La misma certificación es exigida a las plantas de empaque, dijo Francis Vergara.

Pese a todas estas exigencias, el negocio de la piña sigue siendo rentable, asegura Vergara, puesto que la caja de fruta en Estados Unidos es pagada a $9.00.

Regularmente el precio en los mercados varía entre $5.00 y $6.50 la caja, dependiendo del destino y sus exigencias.

Calidad garantizada

Según la Organización Internacional Agropecuaria, el programa de certificación Global G.A.P. (Good Agricultural Practice) es un protocolo sobre las buenas prácticas agrícolas.

Esta normativa es aplicable a diferentes productos e integra en un formato medular el proceso de producción y todas las actividades siguientes hasta que el producto es retirado de la explotación, indica su página web.

Cuando los compradores en los grandes mercados exigen esta certificación, buscan brindarle confianza al consumidor, puesto que la normativa abarca: trazabilidad o seguimiento, técnicas de producción (uso de agroquímicos controlado), protección del medio ambiente, y aspectos higiénicos y sociales.

De acuerdo con el Mida, asesoran técnicamente y ofrecen vigilancia fitosanitaria gratuita para que los productores puedan obtener las certificaciones.

Sin embargo, para obtener el documento se requiere de la inspección por las empresas certificadoras, costo que debe cubrir el productor.

Para la Asociación Panameña de Exportadores (Apex), los productores deben tratar de cumplir con las exigencias si desean aprovechar los mercados abiertos como Estados Unidos y la Unión Europea, tras los acuerdos comerciales.

“Exportar no es reemplazar la venta local por la de afuera, sino cumplir con otros requisitos, y que requieren una acción de productores y autoridades”, manifestó Juan Planells, presidente de la Apex.

Planells enfatizó en la importancia del apoyo, financiamiento y una política de desarrollo para el sector agrícola, que debe competir con agricultores que son subsidiados por sus naciones.

La crisis financiera en Europa y Estados Unidos, también ha ocasionado la reducción en la demanda, subrayó Juan Carlos Cano, agricultor de piña.

Mientras se mezclan aspectos negativos contra la exportación panameña, Costa Rica­ su principal competidor­ gana terreno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código