OJO CON SU BOLSILLO

Sin precio a la vista

Los clientes de cada negocio tienen una necesidad certera, pero también el dinero y la decisión. Los clientes de cada negocio tienen una necesidad certera, pero también el dinero y la decisión.
Los clientes de cada negocio tienen una necesidad certera, pero también el dinero y la decisión. LA PRENSA/Archivo

A pesar de que la Ley No. 45 de 31 de octubre de 2007 exige a los agentes económicos exhibir sus productos con el precio que ofrecen, aún existen algunos locales comerciales que persisten en incumplir con esta disposición.

Durante estos días libres busqué en los establecimientos comerciales las razones por las que esto sucede.

Una de las explicaciones es que están implementando un nuevo sistema y volverán a colocar los habladores eléctricos. Otra es que han retirado los lectores de código de barras para unificar el sistema, mientras algunos productos carecen de precio, obligando al consumidor a cargar con ellos hasta la caja para conocer el precio y si no están de acuerdo con el valor asignado, terminan dejándolo en un canasta de “no estoy de acuerdo”, localizada al lado de la caja.

Ciertamente este proceso se está convirtiendo en una molestosa excusa para no cumplir con la disposición vigente que obliga al proveedor a informar de manera clara y veraz al consumidor el precio del producto, y en una técnica de mercadeo en la que finalmente el consumidor escoge un producto porque lo necesita y al llegar a la caja pagará el precio que sea, siempre que disponga del dinero, lo cual significa que el consumidor no puede realizar esa operación matemática del control de su presupuesto porque desconoce el precio de por lo menos unos cinco productos que ha depositado en la carretilla del supermercado.

Seguí indagando sobre el tema, y una señora me dijo: “No compro nada que no tenga precio para que aprendan a ponérselo, escojo el producto que tiene precio marcado aunque sea más caro porque sé cuánto pagaré”.

¿Será que están poniendo en práctica otra técnica de mercadeo y no colocan el precio del producto más barato, lo que impulsará la venta del más costoso?

Comprar es una actividad que debemos realizar concentrados, libres de cansancio, sed, hambre y apuros.

Con nuestra compra enviamos un mensaje, al igual que cuando no exigimos nuestro derecho y dejamos pasar una falta que luego se convierte en costumbre en contra del consumidor.

Los clientes de cada negocio tienen una necesidad certera, pero también el dinero y la decisión.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código