ENFOQUE

Los precios y la agricultura

OPINIÓN. Según el informe de los principales indicadores económicos, al mes de agosto del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría de la República (Inec), el índice de precios del consumidor nacional urbano creció en 5.3% al comparar el período enero a agosto de 2011 con el mismo período de 2010.

Este incremento radica en el aporte del sector transporte de 14.2%; bienes y servicios diversos de 6.5%; vestido y calzado de 5.2%; alimentos y bebidas de 4.9%; salud de 3.0%; muebles, equipo del hogar y mantenimiento rutinario de la casa de 2.2% y Enseñanza de 1.7%, entre otros.

Como se puede observar, no cabe la menor duda de que los precios al consumidor se han estado incrementando, no solo por el aumento de algunos precios de bienes y servicios locales, sino por los importados, para lo cual cito al Inec: “de acuerdo con los datos disponibles, el IPM (índice de precio al por mayor) de junio de 2011 presentó un ascenso de 12.6% con respecto al mismo mes de 2010, reflejando un incremento en los sectores: importación con 19.6%, industrial con 6.4% y agropecuario con 1.0%”.

Esto quiere decir que el fenómeno de la inflación no es local sino mundial, razón por la cual no veo cómo es que el Gobierno se impone un objetivo que a todas luces no podrá cumplir, afectando a todos los agroempresarios dedicados a la producción, principalmente a los que producen los productos de la canasta básica.

En el caso de la carne de res, los aumentos de precios al consumidor que se registran obedecen a los ajustes por el incremento de costo de los industriales y de los minoristas (mataderos, abarroterías, supermercados y minisúper), ya que el precio a los productores, por el contrario, ha disminuido.

La única explicación por la que los industriales no han ajustado el precio a los ganaderos, a sabiendas de que los están llevando a la ruina o al cambio de actividad, es por las presiones impuestas por el Gobierno y por la proximidad de la revisión del salario mínimo.

En nuestra opinión, nuestros gobernantes también deberían pensar en los miles de productores que no devengan ningún salario, menos el mínimo, pero que sí se han visto obligados, por la bonanza económica que vive el país, a aumentar el salario a sus trabajadores entre un 50% y 100% con respecto al último salario mínimo decretado.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

29 Mar 2017

Primer premio

9 0 4 5

BBCD

Serie: 3 Folio: 10

2o premio

1818

3er premio

8934

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código