ALERTA: El río Juan Díaz se sale de su cauce en el centro comercial Los Pueblos.

BANCOS CENTRALES SIGUEN INESTABLES

La crisis económica no deja de golpear

El progreso económico dependerá nuevamente de la regulación monetaria durante el año venidero, así como también de los precios de las acciones.
Japón volvió a caer en una recesión, contrayéndose dos trimestres seguidos, lo cual llevó al primer ministro, Shinzo Abe, a posponer un segundo aumento de impuestos programado y llamar a elecciones anticipadas. Japón volvió a caer en una recesión, contrayéndose dos trimestres seguidos, lo cual llevó al primer ministro, Shinzo Abe, a posponer un segundo aumento de impuestos programado y llamar a elecciones anticipadas.
Japón volvió a caer en una recesión, contrayéndose dos trimestres seguidos, lo cual llevó al primer ministro, Shinzo Abe, a posponer un segundo aumento de impuestos programado y llamar a elecciones anticipadas.

Es comprensible que los banqueros centrales del mundo piensen que las cosas no volverán nunca a la normalidad. Transcurridos más de seis años después de que la crisis financiera hundió al mundo en una recesión, la política monetaria no se parece en nada a lo que era antes de estos sucesos.

Si bien los economistas predicen que el Banco de la Reserva Federal estadounidense y Banco de Inglaterra finalmente comenzarán a elevar las tasas de referencia en 2015, es poco probable que los bancos centrales vuelvan a llevar los costos de financiamiento a los niveles de lucha contra la inflación ni de lejos cercanos a los previos a la crisis.

Y aunque en octubre puso fin a la campaña de compra de bonos que emprendió cuando la economía estadounidense estaba más débil, la Fed no se está deshaciendo de los activos que compró. El Banco Central Europeo y Banco del Japón, por su parte, están intensificando compras.

Los banqueros centrales saben que el crecimiento global es frágil, que el endeudamiento crece y que están recibiendo poca ayuda de las políticas fiscales públicas, informará la revista Bloomberg Markets en su número correspondiente a enero.

El progreso económico dependerá nuevamente de la regulación monetaria durante el año venidero –así como también de los precios de las acciones, los rendimientos de los bonos, la demanda de los productos básicos y los tipos de cambio.

“Teniendo en cuenta la naturaleza lenta e inestable de la recuperación, sigue siendo necesaria una política de apoyo”, dijo la presidenta de la Fed, Janet Yellen, el 7 de noviembre en una conferencia de banqueros centrales en París. Los funcionarios monetarios deberían seguir probando medidas extraordinarias, sostuvo Yellen, sobre todo porque la política fiscal actual continúa siendo “un poco contractiva”.

Restricciones fiscales

En Estados Unidos, no está contemplado un mayor gasto público para estimular el crecimiento, sobre todo después de que los Republicanos obtuvieron el control absoluto del Congreso en la elección de noviembre.

En la eurozona, en cuanto los gobiernos se apartan levemente de la austeridad enfrentan las normas de la Unión Europea y la oposición alemana. En Japón, el plan de estímulo fiscal del primer ministro Shinzo Abe fue neutralizado por un aumento del impuesto al consumo que entró en vigor en abril.

El Fondo Monetario Internacional pronosticó en octubre que la economía mundial crecerá 3.8% en 2015, en comparación con aproximadamente 3.3% para 2014 pero por debajo de los años de auge de 2004 y 2007, cuando el crecimiento alcanzó 4.9% más.

Si bien la economía estadounidense se acelera, la eurozona se desacelera, con un crecimiento que se desvanece en el cuarto trimestre. China se desaceleró. Japón volvió a caer en una recesión, contrayéndose dos trimestres seguidos, lo cual llevó a Abe a posponer un segundo aumento de impuestos programado y llamar a elecciones anticipadas.

Los diseñadores de la política monetaria se pelean por dar sostén a una economía global todavía frágil.

Compradores de bonos

En una reunión el 29 de octubre Yellen puso fin al programa de compra de bonos. Para entonces, las acciones repuntaban. La medida de la Fed no interrumpió ese impulso y de inmediato las acciones recibieron nuevo apoyo de los banqueros centrales en todas partes.

El gobernador de Banco del Japón, Haruhiko Kuroda, y su consejo de política, dijeron el 31 de octubre que aumentarían las compras de activos hasta un nivel anual de unos $675 mil millones.

El presidente del BCE, Mario Draghi, anunció el 6 de noviembre que su entidad estaba dispuesta a hacer más compras y ampliar su balance general. Lo reafirmó en un discurso el 21 de noviembre en el que dijo que el BCE debe hacer volver la inflación a los niveles meta “sin demora”.

La divergencia en la política monetaria, con más estímulo para Japón y la eurozona y menos para Estados Unidos y el Reino Unido, probablemente hará subir el dólar y la libra esterlina.

Estrategos cambiarios consultados por Bloomberg predicen que el euro se debilitará desde $1.25 recientemente hasta $1.20 en el segundo semestre de 2015. El yen cayó 7.7% hasta unos 118 por dólar desde el anuncio que hizo Banco del Japón de que comprará más bonos. El pronóstico medio prevé una caída hasta 122 yenes para fines de 2015, en tanto la predicción más bajista ve desplomarse la moneda hasta 135 yenes por dólar.

CIFRAS DE INTERÉS

3.8%

crecería la economía a nivel global en 2015, en comparación con aproximadamente 3.3% para 2014 pero por debajo de los años de auge de 2004 y 2007, cuando el crecimiento alcanzó 4.9% más. Este pronóstico de acuerdo al Fondo Monetario Internacional.

7.0%

será la expansión del PIB de Panamá para 2014, según Cepal.

class="mce"> >> Déficit fiscal, una tarea por resolver

El más reciente informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) situó una vez más a la economía panameña como la más crecerá en la región este año, con un 7.0%. Este registro está muy por encima del pronóstico para toda la región, que es de 1.1% y 2.2% en 2015.

Estas cifras coinciden con la previsión de la Secretaría de Asuntos Económicos y Competitividad, cuyo secretario ejecutivo, Miguel Ángel Esbrí, confirmó que la economía local “está viva, es pujante y no está estancada”. Como ejemplo mencionó el crecimiento de 6.3% del producto interno bruto (PIB) durante el segundo trimestre del año, frente a 2013.

Sin embargo, hay temas por resolver que subyacen en la prosperidad macroeconómica. Por ejemplo, el déficit fiscal, que ya rebasó los límites permitidos por ley, y el control de la elevada y creciente deuda pública.

Recientemente, el macroeconomista de Citi, Jorge Pastrana, señaló a la contención del déficit fiscal como uno de los principales retos de la economía panameña para los próximos dos años.

En 2012, el déficit fue de $765 millones, un 2.1% del PIB; en 2013, la diferencia entre ingresos y gastos dio un balance negativo de $1,219 millones, un 3% del PIB y para este año se espera que el déficit ronde el 4% del PIB, es decir que estará cerca de los $1,900 millones.

En cuanto a la deuda pública, al mes de septiembre había aumentado $2 mil 519 millones frente al mismo mes de 2013. El Estado debe $18,399.8 millones. De ese monto, $14,436.6 millones (78.5% del total) son de deuda externa y $3,963.2 millones (21.5%), de interna.

Luis Bellini

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código