Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

JÓVENES DE ÉXITO

El protector de los parques nacionales, Adrián Benedetti

Temas:

El protector de los parques nacionales El protector de los parques nacionales
El protector de los parques nacionales

Cuando estaba a un año de terminar la secundaria, se inscribió en Earth Watch. A los 17 años se fue a Polonia para estudiar a los lobos en las montañas Carpatos, cerca de Transilvania. En ese momento ignoraba que aquel viaje sería un hito en su recorrido por la vida.

Hoy, a los 37 años, Adrián Benedetti tiene una visión clara de lo que quiere lograr en Panamá, “todo va enfocado en hacer que la gente pase más tiempo entre la naturaleza, lejos de los malls, ayudando a crear más identidad, somos un país tropical, no somos un país de aires acondicionados y ‘malles’, no somos Miami, ni Dubai ni Singapur”.

¿Qué hace ahora?

Benedetti forma parte del comité de renovación del parque Summit. Además, trabaja en Hardner & Gullison, una empresa de consultoría ambiental que actualmente asesora a una compañía minera en Panamá. Afirma que la empresa tiene la meta de tener un impacto neto positivo en la biodiversidad, “no compensar sino positivo”.

También, explica, hay un paquete de fondos para invertir en los parques nacionales que forman parte del corredor biológico mesoamericano, incluyendo el Parque Nacional Omar Torrijos en Coclé y el Parque Nacional Santa Fe.

“Luché con la idea de trabajar con una empresa minera, pero por primera vez unos parques nacionales contarán con fondos suficientes para ejecutar sus planes de manejo”, aclara.

Benedetti está capacitando a más personas para ser guardabosques, con el apoyo de la Universidad de Panamá. Él dicta un módulo enfocado en la infraestructura de turismo, que tiene que ver con diseño, construcción y mantenimiento de senderos.

El ‘show’ debe continuar

Creció en Colorado, Estados Unidos (EU), y pasaba mucho tiempo con sus abuelos, caminando por senderos. Sus abuelos eran antropólogos en Colorado, Arizona, Filipinas y Panamá. Se dedicaban al trabajo con comunidades e indígenas, en proyectos sociales alrededor de la medicina, pero también eran amantes del jazz y del teatro.

Volvió a Panamá cuando tenía 12 años y se dio cuenta de que la naturaleza, en pleno trópico, era inaccesible. Regresó a EU para asistir a la universidad y retomó la costumbre de salir a caminar, pero lo veía como recreación.

Concluyó la universidad y en su trote por la vida decidió perseguir su sueño. Se fue a Los Ángeles a probar suerte como actor. Tenía un agente, audiciones y estaba actuando en una obra de teatro; después de ocho meses “sentía que esto no era todo lo que yo debía estar haciendo”.

“Pensé que con mi experiencia en teatro y actuación haría algo relacionado con medios”, pero esa idea se fue disipando a su regreso a Panamá.

Benedetti vio en las organizaciones no gubernamentales su ambiente natural de trabajo, pero encontró que necesitaba más que su licenciatura en humanidades, con especialización en sociología.

Las instituciones estaban contratando personal, aunque “buscaban a alguien con cinco años de experiencia y título relevante”, recuerda Benedetti.

Cosas del destino

Comenzó haciendo voluntariado con el Fondo Peregrino que tenía la conservación y reintroducción del águila harpía. Por tres meses vivió en una cabaña en el Parque Soberanía, monitoreando las águilas que se estaban reintroduciendo.

Un día de verano Benedetti perdió el ferri hacia Taboga y ese día lo marcó para siempre. A cambio de pasar el día en la playa decidió visitar el Summit, donde se encontró con personal del zoológico de Houston construyendo un recinto para los tapires.

Había quedado impresionado con el trabajo, así que decidió, en medio de una visita a EU, hacer una escala en Houston y visitar el zoológico. “Quería reunirme con el director y conocerlo, saber cuáles eran sus intenciones en Panamá”, dice Benedetti.

Tenía seis meses de haber comenzado con el Fondo Peregrino, cuando lo llamaron del Municipio de Panamá para ofrecerle el puesto de director del Summit. La conexión que había establecido en Houston le valió como carta de presentación para ser recomendado para el puesto.

Fue director del parque Summit de 2005 a 2009. “Cuando entré, se hizo un patronato y se involucró a la sociedad civil, se hizo un plan conceptual del parque. Pudimos hacer proyectos y nuevos recintos para monos y jaguares”.

Por esas vueltas que ha dado su vida, terminó en la dirección de Áreas Protegidas y Vida Silvestre de la entonces Autoridad Nacional del Ambiente. Hasta ese momento había hecho carrera de forma empírica, por lo que “era el momento de hacer una maestría”.

El sueño de caminar

Estando en Chiapas, al sur de México, le hablaron de un sendero que abría hacia el Pacífico. Una vez allí, se dio cuenta de que nadie visitaba el lugar, al igual que ocurre en algunos sitios en Panamá, nadie sabía cómo llegar. “Es una actividad que le interesa a mucha gente, pero de tan difícil acceso que no lo hacen y se van al mall”.

La carencia de información representó una oportunidad para Benedetti, quien creó una página web o “inventario digital de senderos”, donde se puede ubicar el sitio, cómo llegar, el nivel de dificultad y una ficha técnica. Conoció a unos guías rurales que estaban capacitados por la industria turística y los incluyó en su proyecto.

En 2013 fundó Caminando Panamá, enfocado en tres áreas: voluntariado para darle mantenimiento a los senderos; la parte educativa basada en charlas de capacitación; y entrenamiento para emprender proyectos rurales.

Virtudes y defectos

Para Benedetti, el reto más grande no es externo, sino interno. “A veces hay que hacer un trabajo fuerte, de base, antes de construir hacia arriba para no enamorarse de la vista sin pensar en la base fundamental”.

“Para mí, el ‘no’ no existe, solo el ‘aún no”. Poder ser maleable y cambiar, según él, es lo que permite darle la vuelta a la burocracia.

Recuerda una experiencia cuando estaban construyendo el recinto de los jaguares en Summit. “Se nos cayó uno de los donantes principales y llamé a un miembro del patronato y me dijo 'no sé como no estás devastado’. Pensé‘the show must go on’, esto tiene que seguir y tenemos que buscar la manera de que funcione”.

En sus palabras

Sus mentores han sido sus abuelos y Rick Barongi, el director del zoológico de Houston. Ha tenido la suerte de contar con mujeres fuertes como su abuela y su madre, “porque ella es sumamente optimista”. Actuar y querer salvar el mundo lo lleva en la sangre. Lo suyo es tener un impacto social a través de un rol más activo.

En cinco años, Benedetti espera que Caminando Panamá haya crecido a la par con el hub informativo de aventura, además de seguir apoyando al turismo rural del país y seguir trabajando por las áreas protegidas del país y la región.

“Nos hace falta más casos de éxito cívico que crean confianza, autoestima y logran crear comunidades fuertes y unidas. Hay mucha desconfianza, individualismo y protagonismo principal y no colectivo. No tenemos idea de cómo se maneja un espacio colectivo”.

Del teatro, su otra pasión, no se ha olvidado. Desde 2013 ha actuado en 40 Kilates, Reservoir Dogs y Point Break, además de la película Historias del Canal. Hoy, ensaya para Un Corazón Normal, un drama que se presentará del 7 al 16 de agosto en el teatro Inida en Balboa.

Perfil de Adrián Benedetti

Universidad de Colorado

Se graduó de humanidades con énfasis en sociología.

UNIVERSIDAD ESTATAL DE COLORADO

Máster en manejo de recursos naturales, enfocado en ejecutar proyectos de conservación en comunidades rurales, manejo de cuencas y temas ecológicos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código