PLANO URBANO

Los quioscos y el alcalde

Los quioscos y el alcalde Los quioscos y el alcalde
Los quioscos y el alcalde

Rodrigo Mejía-Andrión

OPINIÓN

El sector de Calidonia, en la transitada avenida Central España, me parecía como un solo chorizo podrido, que comenzaba cerca de El Machetazo, ya que no veía los almacenes puesto que los tapaba una tira de inmundos quioscos de toda clase y condición, que daban asco hasta a quienes solo pasamos rápidamente por la avenida, en mi caso, por mi frecuente visita a Arraiján.

He visto con alegría, aunque me perdí el principio, cómo se eliminaban lo que pretendían llamarse quioscos y les retiraban láminas metálicas y cartones que se desmoronaban por su pésima condición.

Esas inmundicias pretendían ser un presentable comercio al por menor.

Ya el alcalde había notificado a quienes manejaban esos puestos, que serían eliminados y les había ofrecido su reubicación en un edificio cercano. Sentí lástima cuando vi a mujeres llorando y quejándose de que perderán el pequeño negocio que les permitía dar de comer a su familia, más aun, cuando las vimos cargando a niños de meses. Como bien han recalcado los funcionarios municipales, la venta callejera está reservada para los nacionales y allí abundan los extranjeros, como me han contado funcionarios de la alcaldía.

Resulta penoso que hoy los peatones tengan que caminar en el estrecho espacio que se encuentra entre los almacenes y la línea de quioscos, no solo por la cantidad de personas que pasan y las que compran en los negocios, sin que nadie se preocupe por la basura que se acumula y la cantidad de cucarachas y ratones, todo con olor a orines y excrementos.

Nuestra capital necesitaba un alcalde enérgico, con un plan de acción. Por fortuna este plan está basado en un largo proceso de planificación que le ha permitido estudiar no solo los límites de la ciudad, sino también la influencia que, para bien o para mal, ejerce la existencia de los municipios vecinos y sus actividades.

Hay tres cosas que sí me preocupan del Municipio:

1) El contrato otorgado a Odebrecht, a través de un forzado cambio del fallo del jurado calificador, en la licitación de aceras, para favorecer a esta empresa brasileña, condenada en sus máximos directivos de su país natal. Este contrato, por más de 90 millones de dólares, bien podría haberse dividido en 10 o más secciones para favorecer a muchas empresas chicas, panameñas o extranjeras.

2) Que no se han acabado los cobros de coimas en la tramitación de revisión de planos de construcción en la Ventanilla Única del Municipio. Según me cuentan colegas, el pasado Director de Obras y Construcciones Municipales confiaba demasiado en los funcionarios bajo su dirección y él tenía que atender problemas mayores. Sigo teniendo confianza en él.

Opino que el colega Docabo debe nombrar a una especie de sabueso o detective que descubra a los infractores.

3) Que ahora que para bien de la ciudad el proceso de descentralización ha concedido a los municipios la autorización legal para redactar, cambiar y aprobar nuevas normas para el diseño, no se haya restituido una efectiva norma de diseño en edificios respecto a los retiros laterales. Resulta que la norma modificada establecía que en los retiros laterales hacia el lindero con el lote vecino se permitía colocar dormitorios a solo un metro y medio del lindero, siempre que se colocara una pared o muro ciego.

Pero ahora, a algún funcionario, seguramente con buenas intenciones, le pareció posible que después de terminado un edificio con esas características, los dueños o los mismos promotores abrieran una ventana en el muro, acercándose demasiado al lindero. Claro que esa posibilidad existe y en nuestro país se cometen muchos abusos, pero no podemos legislar pensando que con toda seguridad se va a violar la ley. Para eso existen los llamados inspectores y la alertada sociedad civil muy empoderada de sus derechos y deberes. La Red Cívica Urbana lo está demostrando.

Este escrito me ha llevado a pensar que hay gente valiosa en el Municipio y que el Director de Planificación está cumpliendo un destacado papel, pero pienso que existe un pequeño grupo que tenemos más de medio siglo de estar manejando normas de diseño, que bien pudiéramos formar una comisión asesora gratuita por unos cuantos meses, que pudiera recomendar cambios o permanencias. Tres arquitectos de mucha experiencia hace exactamente 10 años, trabajamos casi un año en una completa revisión y actualización de las normas, que entregamos al Director de Desarrollo Urbano del MIVI. Allí siguen bien archivadas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código