aprovechamiento del capital humano

Cómo recuperar a un 'nini'

Con desarrollar ´competencias blandas´ y generar el sentido de personal de autosuficiencia se podría lograr que más jóvenes se reinserten en el sector formal.
Un entorno familiar problemático es uno de los principales factores que ocasionan que los jóvenes dejen la escuela y terminen en pandillas desde niños. LA PRENSA/Archivo. Un entorno familiar problemático es uno de los principales factores que ocasionan que los jóvenes dejen la escuela y terminen en pandillas desde niños. LA PRENSA/Archivo.
Un entorno familiar problemático es uno de los principales factores que ocasionan que los jóvenes dejen la escuela y terminen en pandillas desde niños. LA PRENSA/Archivo.

No todos los jóvenes panameños que ni estudian ni trabajan eligieron caer en la casilla de “nini”; no todos viven en los estratos sociales bajos, como suele asumirse equívocamente, sino que los hay también en las altas; y no todos están desempleados porque así lo prefieren.

Sí es verdad que de los 210 mil que registra a la fecha la Contraloría General de la República existe una buena proporción que prefiere delinquir a volver a formarse e insertarse en el sector formal.

Este creciente fenómeno acarrea otra problemática además de la social, y tiene que ver directamente con el empleo y macroeconomía. Muchos de ellos podrían satisfacer la mano de obra calificada -si se aplican medidas eficaces entre el sector privado y el Estado- que cada vez más requieren empresas nacionales y extranjeras establecidas en el país.

MANO DE OBRA DESAPROVECHADA

El sector logístico representa el 24% del producto interno bruto (PIB) del país, que en 2013 sobrepasó los $33 mil 500 millones, de acuerdo con el registro de la Contraloría General de la República. Además, incluye actividades de transporte multimodal, terrestre, aéreo y marítimo, vitales para un país que se enorgullece de su plataforma multimodal y de ser hub regional en este sentido.

Gracias a la ya mencionada ventaja territorial, más de 100 empresas multinacionales se han establecido en el país, demandando cada vez más mano de obra calificada para ejecutar sus operaciones. Lo mismo sucede con las compañías nacionales, cuyos empresarios han advertido una y otra vez de la carencia de personal académicamente capacitado y psicológicamente estable.

Estos llamados de atención e ineludible realidad gravitan alrededor de un mundo que suma habitantes y donde podría hallarse una solución -o parte de ella- a este fenómeno tan planteado como pendiente: los “ninis”.

“(En el sector logístico,) el rango de funciones que requieren mano de obra calificada es amplio y variado. Sin embargo, la necesidad de mano de obra es en las áreas técnicas operacionales, no en los niveles de gestión o administración”, analiza el capitán Orlando Allard, actualmente miembro de la junta directiva de la Cámara Marítima de Panamá (CMP).

Ante la falta de medidas concretas del Estado para enfrentar esta realidad -continúa-, muchas empresas han decidido implementar sus propios programas de capacitación, que si bien representan una facilidad para el joven al que se entrena, no son necesariamente saludables para una compañía.

Es decir, algunas empresas terminan siendo empleadores y escuelas a la vez.

“El papel del sector privado es fundamental en esta ecuación. Ya el sector privado ha tomado la iniciativa y está capacitando a su propio personal –a pesar del costo adicional que esto representa”, comenta Allard, y agrega que esto, eventualmente, inhibe el crecimiento y la competitividad de las empresas.

“Muy pronto, si la situación no mejora, y aunque parezca demasiado apocalíptico, las empresas se van a ver obligadas a buscar otras opciones, como mudarse a un país en donde las deficiencias en cantidad y calidad de mano de obra no sean un problema”, advierte.

Dicho esto, las preguntas caen por sí solas. ¿Cómo hacer que los “ninis” -muchos de los cuales encuentran en las pandillas su lugar en el mapa- se interesen por formarse y buscar trabajo? ¿Cuáles son los factores por los que muchos no son contratados? ¿Qué medidas podría adoptar el Estado?

CAMBIAR DE MENTALIDAD

Allard continúa, y añade que “muchos dicen que en Panamá la necesidad de importar mano de obra es inminente si queremos ser competitivos, que la tendencia es irreversible. Esto es sumamente preocupante, pues el impacto que esta importación tendrá en los jóvenes panameños será sumamente negativo y aumentará aun más la “profecía del fracaso”.

En 2009, la cantidad de jóvenes panameños económicamente activos (ocupados) era de 442 mil 872, cifra que al compararla con los 451 mil 810 registrados a marzo de 2014 revela que en el último quinquenio solamente 8 mil 938 consiguieron empleo.

“Es preciso crear oferta laboral sostenible para jóvenes, a través de la educación técnica, seguimiento y la exploración de posibles incentivos a la formación e inserción laboral estable de grupos vulnerables”, argumenta el consultor en reinserción y autogestión sostenible René Quevedo.

Y en las voces de varios “ninis” entrevistados por este medio se refleja en parte la sensación de estos jóvenes, quienes señalan que “para qué van a estudiar si luego no consiguen empleo de lo que estudiaron”. Otros prefieren quedarse en las pandillas porque así consiguen más rápido lo que quieren.

El Banco Mundial, en su informe “Mejores empleos en Panamá: el rol del capital humano”, publicado en 2012, lanza una conclusión que genera poco orgullo nacional y enciende la alarma en un país con 3.7 millones de habitantes y con miras a seguir creciendo y albergando empresas y visitantes: “Panamá es el país latinoamericano con la mayor proporción de adolescentes que ven la educación como una pérdida de tiempo”.

Con estas cartas sobre la mesa, Claudia Viggiano de Fábrega, directora en Panamá del proyecto estadounidense The Pacific Institute, firma que se enfoca en estimular valores, habilidades y ciertos conceptos de los empleados y así potenciar el éxito de las empresas, hace hincapié en que se debe trabajar en el desarrollo de las “competencias blandas”.

¿Qué es esto? “Es un proceso de transformación (...) Tiene que ver con cambio de creencias, de hábitos y de formas de pensar”, señala. Allí, se pulen o enseñan valores, responsabilidad, compromiso y habilidades técnicas de un oficio.

La carencia de estas, además de los entornos familiares problemáticos que afectan directa y negativamente el crecimiento de los jóvenes, son algunas de las razones por las que los “ninis” -aquellos que lo buscan- no consiguen empleo.

De acuerdo con su experiencia, “es necesario trabajar con ellos su autoestima, su motivación interna. Que se den cuenta de que tienen un potencial enorme y que pueden lograr lo que se propongan y ser ciudadanos exitosos”.

Esto se trabaja por medio de varias acciones paralelas, como capacitaciones enfocadas en psicología cognitiva, las actitudes, la comunicación y relación con otras personas, conocido como “inteligencia emocional”.

Hay que hacerles entender que esto depende de ellos -continúa-, que no importa que vivan en un ambiente hostil, que ser “nini” o delinquir no es la única opción que tienen.

“Hay ´ninis´ en todos los estratos sociales, no solo en los bajos. Si les damos todo, si no les enseñamos el valor de las cosas, vas a tener un ´nini”, argumenta Viggiano de Fábrega, que basa sus argumentos en casos de éxito como los que aplicaron países como Guatemala, Brasil o varias ciudades y universidades de Estados Unidos.

Los subsidios estatales son un arma de doble filo si se utilizan por largo plazo, agrega la profesional en la materia.

Al debate también se suma Zuelika de Plazaola, quien aporta su experiencia como directora del Consejo del Sector Privado para la Asistencia Educacional (Cospae). “La formación dual o alternada es una muy buena opción que están poniendo en práctica muchos países con altos niveles de desempleo juvenil”, comenta.

Esta se basa en vincular al joven desde el inicio con la formación práctica en una empresa. De esta manera, se logra hacer el proceso más atrayente para este y le permite generar recursos durante su formación y motivarlo a concluir con el entrenamiento.

Esto va de la mano con la explicación de Viggiano sobre encontrar la manera de responder al joven sobre el “qué hay para mí”, “cuál es el beneficio y qué gano con esto”.

Además, la directora de Cospae revela que los países desarrollados han apostado al desarrollo profesional y técnico al menos un 70% de su fuerza laboral, y que “los institutos realmente respondan a la demanda del mercado”.

Si bien no hay un tiempo específico para ver el efecto de estos conceptos en los jóvenes, en unos seis u ocho meses podría comenzar a notarse algún cambio sostenible.

Para iniciar este proceso, tan necesario para ellos -los que quieran- y el país, es clave que el Estado y el sector privado logren acuerdos y unifiquen visiones a corto y mediano plazo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código