IMPORTACIONES EN ÉPOCA DE COSECHA LOCAL

El veto de la discordia

En el Mercado de Abastos de la capital, los locales para la venta de vegetales estaban vacíos ayer. Lo poco que quedaba en inventario aumentó de precio.

Temas:

El 80% de los productos que se comercializan en este recinto proviene de las tierras altas chiricanas, y con la huelga de productores hubo especulación en los precios. El 80% de los productos que se comercializan en este recinto proviene de las tierras altas chiricanas, y con la huelga de productores hubo especulación en los precios.
El 80% de los productos que se comercializan en este recinto proviene de las tierras altas chiricanas, y con la huelga de productores hubo especulación en los precios. Luis García

Por segunda vez, en los últimos dos años, el presidente Juan Carlos Varela vetó parcialmente el proyecto de ley 443, que modifica el Decreto Ley 11 de 2006, que creó la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa).

El proyecto, que buscaba regular las importaciones en época de cosecha local, fue aprobado en la Asamblea Nacional el 25 de abril pasado. Pero los miembros de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap) le solicitaron al presidente Varela el veto parcial del proyecto, y 21 días después el mandatario acogió la propuesta, asegura Lorenzo Jiménez, presidente de la Asociación de Productores de Tierras Altas (Acpta).

“Con el veto del proyecto de ley 443, nos sentimos decepcionados. El presidente Juan Carlos Varela en campaña prometió el desarrollo del sector agropecuario y ha tenido dos oportunidades para hacerlo, y no lo hizo”, manifestó el representante de la Acpta.

Varela informó que vetó“por inexequibles” los artículos 2 y 3 y “por inconvenientes” los artículos 3, 5, 6 y 8 del proyecto de ley 443, que modifica la Aupsa.

La normativa establecía que el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) debía certificar las plantas de importación. Actualmente, los comerciantes solo llenan un formulario en la página web de la Aupsa y en 48 horas se abren las puertas al producto extranjero.

Junto con el veto parcial se anunció la instalación de una mesa de trabajo “para consensuar las diferencias de opiniones que existen en el sector en torno al tema”.

Las negociaciones de trabajo estarán encabezadas por los ministerios de Desarrollo Agropecuario, de Salud y de Comercio, así como autoridades de la Aupsa, según informó la Secretaría de Comunicación del Estado.

El presidente objetó“por inexequible e inconveniente” la inclusión de un representante de la Unión de Productores de Panamá y uno de la Federación de Cámaras de Comercio, Industrias y Agricultura de la República de Panamá como miembros de la junta directiva de la Aupsa.

Según el Ejecutivo, la junta directiva de la Aupsa no puede estar integrada por dos miembros que específicamente representan a gremios, que a su vez, están siendo reconocidos como representantes de los mismos sectores en el Consejo Consultivo, propuesto en el artículo 4 del proyecto de ley 443.

Los productores, por su parte, alegan que su participación en estas dos instancias servirían de contrapeso a las importaciones desmedidas en el país.

“Los importadores se sienten con el poder de pedir el veto del proyecto que regula las importaciones en época de cosecha y es a ellos que se les hace caso, sin medir las consecuencias”, cuestionó Víctor Watts, coordinador del Frente Pro Rescate del Sector Agropecuario de la Cámara de Comercio de Chiriquí.

“Esperaba que el mandatario Varela analizara mejor el proyecto de ley antes de vetarlo”.

“Esta es una batalla y vamos a ir a todas las instancias, como la Corte Suprema y la Asamblea Nacional para denunciar, y estar vigilante de manera permanente de todas las irregularidades que haga la Aupsa, porque no tenemos confianza en el actuar de esta entidad”, enfatizó Watts.

“La ley de la Aupsa se debe revisar, se debe tener controles sobre las importaciones y contrabando de productos. Pero los agricultores también deben hacer un esfuerzo por modernizar sus métodos de producción”, manifestó Yoris Morales, presidente de la Asociación de Productores y Comercializadores Agrícolas del Mercado de Abastos.

“Los comerciantes no vemos que el productor tiene un interés realmente de cambiar el sector. Solo vemos acusaciones de importaciones, pero hay que revisar porque se está importando”, dijo Morales.

Como un mecanismo de presión al Gobierno, desde el pasado martes los productos de tierras altas dejaron de enviar productos al Mercado de Abastos.

La medida inmediatamente tuvo efectos en el país. El 80% de los alimentos que se comercializan en este recinto proviene de Chiriquí.

La huelga, que se levantó en la noche de ayer, generó una escasez temporal y la especulación de precios.

La libra de lechuga pasó de 1.10 dólares a 2.00 dólares; el apio de 80 centésimo a 1.50 dólares; y el brócoli de 90 centésimos a 2.00 dólares, aseguró Morales.

En el Mercado de Abastos se recibe por día entre 7 y 8 contenedores de productos hortícolas de tierras altas chiricanas, con capacidad para 400 quintales cada uno. De Caizán y Río Sereno, en Chiriquí, también llegan al recinto agrícola entre 8 y 9 camiones con 200 quintales de productos de tomate, ají pimentón, pepino y habichuela.

En un día, las ventas de productos en el Mercado de Abastos generan ingresos por 250 mil dólares.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código