hoyporhoy

Temas:

Cualquiera puede ser lo suficientemente noble para darle trabajo a un amigo o pariente. Para eso ni siquiera se necesita que el contratado posea un determinado coeficiente intelectual o sea lo bastante apto para encomendarle algún tipo de tarea. Pero para administrar una entidad pública se necesita no solo inteligencia y preparación, sino también sentido común, honestidad y hasta lealtad a la patria. Y aquí no hay nada que “corregir”. Mientras no se apliquen sanciones a los funcionarios que violen la Ley de Carrera Administrativa, el Código Uniforme de Ética de los Servidores Públicos o las normas de transparencia en la gestión pública, seguirán apareciendo por ahí casos de nepotismo, tráfico de influencias y conflicto de intereses aupados desde los despachos superiores y hasta en las mismas narices del Presidente de la República. Lo que es necesario comprender es muy sencillo: nadie está por encima de la ley. Los funcionarios solo pueden hacer aquello que les indica la ley. Y aunque ninguna ley establece a quién sí pueden contratar, sí dice –y bien claro– a quién no.

Más noticias de Hoy por hoy

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código