África redimida

Temas:

África redimida África redimida
África redimida

El continente africano siempre ha estado presente en las obras de Randy Weston. Desde pequeño, su padre, el panameño Frank Edward Weston, le dijo que a pesar de haber nacido en América, su esencia seguía siendo africana.

Fue así como en la década de 1960 abandonó su natal Nueva York y se aventuró a aquella tierra ancestral, para conocer sus ritmos musicales.

“Todos somos África”, asegura el músico en entrevista con este diario, transcurridas varias décadas desde ese primer contacto, que tanto influyó en su carrera melódica.

“Nuestra música es diferente y al mismo tiempo, homogénea”, dice Weston con la certeza de que ritmos variados como el jazz, la bossa nova, blues o la samba, por ejemplo, encuentran sus raíces en la “madre patria”.

A pocas semanas de iniciarse la décimo tercera edición del Panamá Jazz Festival, Weston se muestra entusiasmado por participar en la tierra que vio nacer a su progenitor.

Una cartelera nutrida con los talentos de los músicos internacionales Danny Rivera, Rudresh Mahantappa, Dominique Eade, Dave Murray, Geri Allen, Terry Lyne Carrington, Dave Douglas, Trío Gamlieli, Tony Vega, Arild Andersen Trío, Pan-American Detroit Big Band, Chris Collins y Tom y John Patitucci, promete del 11 al 16 de enero de 2016 fortalecer el nexo, irrebatible y robusto, entre Panamá y la música jazz.

DE COLE PORTER A MARRUECOS

El pianista Randy Weston creció en Brooklyn, rodeado de música y grandes personalidades. El pianista jamaicano Wynton Kelly era su primo, por el lado de su madre, quien también provenía del país insular de las Antillas Mayores, y Thelonious Monk fue uno de sus primeros maestros, cuyo piano era capaz de igualar el sonar egipcio de hace 5 mil años, según el artista.

Cuenta Weston que fue a los 17 años que su padre vio su potencial artístico y le hizo tomar lecciones de piano. “En casa, igualmente, siempre se escuchaba música de todos los géneros”, dice.

Durante los años de 1940 se dio a conocer como músico, sin embargo, fue en 1954 cuando publicó su primer álbum Cole Porter in a Modern Mood.

Los ocho temas que conformaron aquel disco, grabado por Weston a los 28 años junto al bajista Sam Gills, lo colocó a la delantera del ámbito musical.

Nat King Cole, Art Tatum, Count Basie y Duke Ellington se convirtieron en “héroes” musicales para Weston, quien hoy recuerda los aportes de cada uno en su composición y estro. “Cada uno me enseñó algo: Ellington me hizo ver que el piano es una orquesta. Basie me ilustró sobre el espacio y cómo enviar un mensaje musical. Tatum, en tanto, me habló sobre la imaginación, mientras Cole, simplemente era un gran pianista”, continúa.

La década de 1960 jugó un papel crucial tanto en su carrera como en su vida personal, cuando decidió viajar a África, motivado por las palabras de su padre.

“Visité 18 países y pasé tiempo con las comunidades tradicionales, mirando y escuchando”, asegura el creador, quien define a ese continente como “la tierra del ritmo y sonidos”.

Primero Nigeria y luego Marruecos, se convirtieron en su segundo hogar, por siete años. “Se trata de un continente especial y conectado con el universo y, por ello, su música resulta espiritual y única”, añade el artista, quien encontró en el paisaje natural africano y su gente, la inspiración para sus melodías.

ENCUENTRO CON LAS RAÍCES

Hoy, con 89 años, Randy Weston cuenta con una discografía copiosa y una decena de reconocimientos alrededor del planeta, por su trayectoria y ejecutoría.

En 2009 ingresó al muro de la fama de la Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores (Ascap, por sus siglas en inglés), por su impacto en el entorno artístico.

Más de seis décadas acompañan su experiencia en las artes musicales, plasmados en una cuarentena de discos que hablan sobre su mundología y destreza.

Para Weston, empero, solo dos compilatorios logran consolidar su experiencia y estudio del continente africano: Uhuru Afrika (1960), en las que acompaña las líricas del poeta estadounidense Langston Hughes y que fue dedicado a los países africanos que lograron su independencia en ese año; y Spirits of our Ancestors (1991), un CD doble que fue grabado junto a Dizzie Gillespie y otros grandes músicos.

Paralelamente, un tercer disco de importancia para Weston, se encuentra bajo preparación, con miras a publicarse en febrero de 2016.

African Nubian Suite, incluirá ritmos oriundos de Ghana, Senegal, Gambia y China, con cadencias blues”, afirma Weston, quien no descarta una relevante espiritualidad contenida en cada una de estas melodías.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código