GLÁNDULAS SEXUALES MASCULINAS.

‘Bien puestos’... y sanos

Los problemas testiculares pueden afectar la función sexual y la fertilidad en el varón. Tener antecedente de testículo no descendido puede aumentar hasta 17 veces el riesgo de tener un tumor testicular. El autoexamen es importante.

Temas:

‘Bien puestos’... y sanos ‘Bien puestos’... y sanos
‘Bien puestos’... y sanos

Tamara Del Moral • tdelmoral@prensa.com

Cuando se trata de la salud reproductiva del varón, se suele prestar más atención a la apariencia y las afecciones del pene, como la disfunción eréctil o la eyaculación precoz, pero poco se habla sobre los problemas en los testículos.

Objetos de selfis polémicos y origen de múltiples expresiones coloquiales, los testículos son las dos glándulas sexuales masculinas que segregan espermatozoides y producen la hormona testosterona, la cual regula el deseo sexual y vitalidad en el varón. Por eso, si tiene algún problema en sus testículos, su función sexual y fertilidad pueden afectarse.

Existen varias alteraciones testiculares. Están, por ejemplo, los trastornos inflamatorios/infecciosos, como la orquiepididimitis, en la cual hay un aumento de volumen, eritema (inflamación superficial) y dolor en el testículo afectado, explica la doctora Celeste Alston, uróloga. “En un niño puede ser secundario a una infección urinaria; en un adulto hay que incluir como probable causa, además, una infección de transmisión sexual. En el adulto mayor hay que pensar en trastornos prostáticos como detonante de la infección. Los escenarios varían según la edad”.

Durante la niñez se pueden presentar hidrocele (agua alrededor de los testículos), hernias, torsión del apéndice testicular, trauma, tumores testiculares y por torsión testicular. “De esta última patología se tiene poco conocimiento. El testículo puede rotar sobre su propio eje y causar la interrupción del flujo sanguíneo. Esta es considerada una urgencia quirúrgica y si no se opera en menos de 24 horas, con seguridad se pierde el testículo”, explica la doctora Alston.

“En mi experiencia, más del 50% de los testículos se pierden por falta de conocimiento por parte de los padres. Se les debe orientar que, ante un dolor testicular intenso de inicio súbito, hay que pensar en torsión testicular hasta que se demuestre lo contrario, sobre todo si se trata de un adolescente. Deben acudir inmediatamente a un centro de tercer nivel y no automedicar”.

Otros problemas incluyen:

• Criptorquidia: Es un trastorno congénito en el cual los testículos no descienden y pueden estar a nivel inguinal o abdominal. Es detectado por el pediatra y debe corregirse antes del año de vida.

• Tumores: Formados por células germinales. Hay aumento progresivo del volumen testicular indurado (endurecido) sin dolor. Es el cáncer más común en hombres de 15 a 35 años.

• Varicocele: es la dilatación de venas del plexo pampiniforme (dentro del cordón espermático) y hace que el testículo mantenga temperaturas elevadas, evitando su adecuada función y producción de espermatozoides. Es una causa importante de infertilidad. Clínicamente, se observan varias venas dilatadas en el polo superior del testículo; en algunos casos puede haber dolor.

Espermatocele: son quistes de epidídimo, que no son más que colecciones de espermatozoides. Son lesiones benignas.

TEORÍAS

A menudo se escucha que practicar ciertos deportes, usar computadoras portátiles sobre los muslos o llevar el celular en el bolsillo afectan la salud testicular. Al respecto, la especialista menciona que se pueden practicar ejercicios de contacto, siempre y cuando se tenga la protección adecuada, porque un trauma puede causar la pérdida del testículo.

En cuanto al uso de dispositivos electrónicos que emiten ondas electromagnéticas, como los teléfonos celulares, hay múltiples estudios contradictorios y no hay una conclusión definitiva por falta de estudios de mayor calidad.

Se han propuesto teorías de cómo estas ondas pueden afectar la fertilidad y el desarrollo testicular. Una apunta al efecto térmico que ocasionan las ondas electromagnéticas, que pueden ser absorbidas por los testículos. Otra se refiere a los efectos por aumento de radicales superóxidos y la alteración del ADN. Pero estas teorías requieren más estudios para confirmarlas.

RECOMENDACIONES

Los hombres deben ser examinados desde la niñez, inicialmente por su pediatra, quien determinará si hay alguna alteración en sus genitales que requiera evaluación urológica. Posteriormente, el hombre debe acudir al urólogo en cualquier momento que desee ser evaluado, ya sea por afecciones en el área genital, control de salud, evaluación de fertilidad y control de patologías prostáticas después de los 40 años.

Los tumores testiculares son la segunda causa de tumores en los hombres y el autoexamen en los varones de 15 a 35 años es importante. “De igual forma que la mujer es orientada a realizarse el autoexamen de mama, el hombre debe examinar sus testículos”, advierte la uróloga, y recomienda a los varones llevar estilos de vida saludables y acudir periódicamente al médico para su control. La evaluación incluye examinar el área escrotal y descartar la presencia de masas, hernias u otro tipo de lesiones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código