Hongos a flor de piel

Puede ser más elegante decir que se tiene un ‘rash’ a admitir una infección micótica, quizás porque esta se asocia con falta de higiene. Pero es frecuente, y puede ocurrir a cualquier edad. Hay que ir al médico.

Temas:

Hongos a flor de piel Hongos a flor de piel
Hongos a flor de piel

Todos tenemos una flora de hongos y bacterias en la piel y mucosas de nuestro cuerpo, y estamos expuestos a diversos hongos en el ambiente. Pero si desarrollamos o no una enfermedad por hongos, dependerá de la respuesta inmunológica de cada uno. Estas infecciones afectan a hombres, mujeres y niños, y son muy frecuentes, sobre todo en países como Panamá, con altos niveles de humedad. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, sobre todo en aquellas que se mantienen más húmedas, como entre los artejos de los pies, bajo las mamas, axilas y la ingle, pero también en la mucosa vaginal, glande, cuero cabelludo, barba, uñas de los pies y otras zonas expuestas como extremidades y tronco, aunque en menor grado.

El paño blanco o pitiriasis versicolor es una condición causada por el hongo Malassezia furfur.

“Hay hongos más agresivos que otros y podemos contagiarnos de otra persona, por ejemplo, en el caso de los hongos de los pies o tinea pedis, al compartir la ducha o regadera en la cual no se hayan tomado las medidas higiénicas adecuadas. También, mediante el contacto sexual sin protección o condón, aunque, en el caso de las afecciones vaginales, no necesariamente está relacionado. Los diabéticos que están descompensados o con sus niveles de azúcar en sangre altos, son más propensos a desarrollar la afección y, de complicarse, si no mejoran su estado metabólico”, describe Bárbara G. McCree, doctora en medicina general y estética.

Los signos más comunes de una infección por hongos en la piel son placas redondeadas con bordes eritematosos (rojos), descamativos y que provocan picazón. A veces pueden infectarse por el rascado y alterar las formas presentando pápulas o ronchas, e incluso hasta pus. En la mucosa vaginal es típico el prurito, un enrojecimiento, placas blanquecinas (se evalúa en un examen médico) y secreciones vaginales. En el hombre, las placas rojas y puede o no haber comezón en el glande; además, puede o no haber secreción. Ante algún síntoma de estos, lo mejor es consultar al médico para que le haga un diagnóstico y le dé el tratamiento adecuado. “En el mercado hay muchos productos que se compran sin receta y que pueden tener sustancias que empeoran la condición del hongo o enmascaran otra enfermedad”, advierte McCree. El tratamiento puede incluir medicamentos tópicos (crema, líquidos), orales o la combinación de ambos, dependiendo del tipo; los imidazoles son los más comunes y la terbinafina, entre otros.

La doctora aconseja evitar la exposición prolongada a humedad, por ejemplo, ducharse y cambiarse la ropa húmeda por el sudor después del gimnasio, evitar usar pantalones muy ajustados, usar ropa interior de algodón, calzados cerrados con medias, y si sus pies transpiran mucho, usar talco. Mantener los baños o duchas limpias y usar cloro, que inhibe al hongo, y chancletas en baños de uso común. “Use el preservativo, y si ya tiene la afección, debe tratarse usted y su pareja, además de no tener relaciones sexuales mientras está en tratamiento. Evite compartir cepillos, navajas de afeitar, cortauñas u otro artículo de higiene personal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código