Juventud musical que 'se mueve'

Temas:

Dante Batista y Edgar Dutary partirán el 3 de septiembre a Nueva York para integrarse a la International Youth Philharmonic Orchestra. Dante Batista y Edgar Dutary partirán el 3 de septiembre a Nueva York para integrarse a la International Youth Philharmonic Orchestra.
Dante Batista y Edgar Dutary partirán el 3 de septiembre a Nueva York para integrarse a la International Youth Philharmonic Orchestra.

Edgar Dutary es docente e instructor de la Orquesta Sinfónica Infantil, de la Banda Sinfónica Juvenil y de la Orquesta Sinfónica Juvenil, todas bajo el paraguas de la Escuela de Música del Instituto Nacional de Cultura (Inac); es integrante de la Banda de Música del Cuerpo de Bomberos de Panamá y de la Orquesta Ítalo-Panameña; dirige la banda musical del Instituto José Dolores Moscote, y fue escogido en dos ocasiones para formar parte de la Orquesta Juvenil Centroamericana, y otra para la Joven Orquesta y Coro de Centroamérica. Duraty toca la tuba, contrabajo, eufonio y tiene 23 años.

Dante Batista también es colaborador/instructor en las agrupaciones de la Escuela de Música del Inac, toca en la Banda de Música del Cuerpo de Bomberos de Panamá, en la Orquesta Ítalo-Panameña, eventualmente lo hace en la Orquesta Sinfónica Nacional y pertenece al grupo de música popular Mariela y su Timba. Antes estuvo en la Orquesta del Festival Alfredo de Saint Malo, en la K-Shamba y en la orquesta de Roberto Delgado, y fue docente musical en el Instituto Episcopal San Cristóbal. Su “herramienta” de trabajo es el trombón y tiene 21 años.

Si tu vocación es el arte musical y quieres dedicarte a ello “tienes que moverte, demostrar que tienes talento”, dicen los jóvenes músicos panameños que en marzo pasado participaron en una audición en línea para quienes “soñaban” formar parte de la International Youth Philharmonic Orchestra, que hará una serie de conciertos en Nueva York en septiembre.

Se recibieron miles de propuestas y entre los 100 seleccionados están los nombres de Edgar Dutary y Dante Batista, quienes se unirán dentro de unos días a los artistas de otros 73 países en Nueva York, donde la International Youth Philharmonic Orchestra desarrollará un programa de conferencias y talleres en el Queens Theatre y siete conciertos en Symphony Space, Herald Square, Times Square, en el Skirball Center for the Performing Arts de la Universidad de Nueva York, en el Bowling Green de Wall Street, en la Biblioteca Pública de Nueva York y en el Cannery Music Hall.

El filtro fue mucho más riguroso para los panameños por los instrumentos que tocan, tuba y trombón. Mientras que para una orquesta de un centenar de músicos se requieren unos 30 violines, solo son necesarios tres trombones y una tuba, explican. “Teníamos menos posibilidades”, apuntan.

Viajarán el 3 de septiembre y el programa arrancará al día siguiente. Las conferencias serán dictadas por personal de Naciones Unidas, el International Peace Institute y la American Music Academy y de los talleres (jazz, chelo, violín, percusión y world music) se encargarán artistas de trayectoria. El broche final lo pondrá el Concierto por la Paz en el Cannery Music Hall, el 27 de septiembre, en la víspera del cierre de sesión 70ª de la Asamblea General de la ONU, también en Nueva York.

“La International Youth Philharmonic Orchestra aumentará la conciencia de los problemas mundiales de la juventud y la autonomía de la juventud a través de la música (...) Mientras que los presidentes y líderes mundiales discuten las maneras de hacer del mundo un lugar más pacífico, voces jóvenes de todo el mundo mostrarán a sus líderes que la paz y la unidad son posibles al entrar en una poderosa plataforma musical”, se plantea en la página web de la International Youth Philharmonic Orchestra.

Dutary y Batista saben que es un logro formar parte de la actividad y reconocen que también es un reto estar codo a codo con jóvenes promesas y virtuosos de la música mundial.

¿Qué expectativas tienen de esta experiencia?

Batista: Aprender. Aprender de los músicos de los otros 73 países que estarán representados; serán artistas de Europa, América y Asia, y estarán maestros reconocidos internacionalmente.

Dutary: En el programa también participarán músicos de instrumentos étnicos, como flauta peruana, una especie de marimba de Indonesia, y el violín chino, que es de una cuerda, muy distinto a lo que se suele ver por acá. Queremos ver y oír todo eso.

¿La invitación cubre todos los gastos básicos?

Duraty: Sí, solo tenemos que pagar el peso extra de nuestros instrumentos. Mi tuba es estudiantil... la profesional cuesta 12 mil dólares. El Inac me dio permiso de usar una de sus tubas para poder asistir.

Batista: Mi trombón es intermedio, así que uno de mis profesores de la universidad me prestó el suyo.

¿Qué es lo más difícil de ser músico en Panamá, siendo tan joven?

Batista: Ir a contracorriente, escuchar que todos te digan que no vas a surgir, que no vas a conseguir nada. Yo crecí en Río Abajo, te puedes imaginar lo difícil que era lidiar con los comentarios cada día. Ahora me río de eso.

Dutary: Cuando empecé era bien difícil tener un instrumento profesional en las manos. Y en Betania, donde crecí, para mí fue traumático cuando dije que quería estudiar música; me dijeron que para eso no me darían plata, pero así aprendí a pagar mis estudios con mis recursos.

Batista: Yo empecé a los 14 años tocando en murgas por 8 dólares el día. Y tocar en murga es algo muy intenso, recuerdo que los labios me quedaban hinchados de tanto tocar. Y qué decir de nuestros amigos los “diablos rojos”, llevando estos instrumentos no convencionales encima, enormes, golpeando a todos cuando el bus iba lleno. En esos momentos pensaba que ojalá hubiera tocado una flauta o algo parecido. Había que hacerlo porque era lo más económico.

Dutary: A mí, con la maleta de esta tuba me decían: “¿Qué llevas allí? ¿Un muerto?”. A veces preferíamos caminar hasta el lugar de la presentación para evitar estos traumas. Te acuerdas de eso y no olvidas de dónde vienes y te ayuda a seguir creciendo.

¿Ha mejorado en algo el panorama para los músicos?

Batista: Sí, ahora hay más plazas para tocar, más actividades como el Panamá Jazz Festival o los conciertos de World Music, y hay más fogueo con artistas extranjeros. Pero la música sinfónica sigue estando en un lado oscuro de la música en Panamá, que es un país de mucha salsa.

Dutary: Si yo no soy Danilo Pérez o Rubén Blades es más difícil que se abran las puertas, no hay mentalidad de apoyar al que está empezando, solo al que ya ha hecho un nombre.

Entonces, ¿un músico joven puede vivir de su arte?

Dutary: No son grandes pagos, pero se puede empezar la carrera, hay que moverse. Quedarme en casa lamentándome no sirve de nada.

Batista: Yo pago mis cosas de lo que gano de la música popular. El músico también tiene que prepararse siempre para ser mejor en todo y así abrir más puertas. Yo practico unas ocho horas todos los días.

¿Qué esperan de la música en unos 5 o 10 años?

Batista: Ser mejor músico y que sigan surgiendo más oportunidades de aprender.

Dutary: Que la música me permita tener más trabajo y tener un título, ya que en el Conservatorio la tuba solo tiene nivel de técnico.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código