Mañana: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá

Cuando falta sorna y sobra ternura

Temas:

‘Into the Woods’ (En el bosque) recibió tres nominaciones al premio Oscar: actriz secundaria, diseño de producción y vestuario. ‘Into the Woods’ (En el bosque) recibió tres nominaciones al premio Oscar: actriz secundaria, diseño de producción y vestuario.
‘Into the Woods’ (En el bosque) recibió tres nominaciones al premio Oscar: actriz secundaria, diseño de producción y vestuario.

En cuanto a obras musicales de éxito en Broadway se refiere, es frecuente preguntarse por qué las piezas de Stephen Joshua Sondheim no le han permitido a este autor estadounidense obtener un premio Nobel de Literatura, aunque gracias a sus canciones y tramas sí ha ganado ocho Tony, un Oscar y un Pulitzer.

Estamos ante el responsable de la música y las letras de piezas aclamadas en el circuito teatral de Nueva York como Sweeney Todd, A Funny Thing Happened, Follies, A Little Night Music, Passion y Company.

Una de sus piezas más famosas, Into the Woods (En el bosque), fue trasladada a la pantalla grande por el director Rob Marshall, a quien se le considera uno de los padres del renacimiento del musical cinematográfico en la Meca del cine gracias al fabuloso largometraje Chicago (2002), ganador de seis premios Oscar, incluyendo mejor película y actriz secundaria (Catherine Zeta-Jones).

Si fue Shrek (2001), de Andrew Adamson y Vicky Jenson, quien deconstruyó los cuentos de hadas de una manera tan audaz, que ni Disney ni Hollywood ni la audiencia promedio estaban acostumbrados a ver en las producciones animadas, la cinta Into the Woods (canciones y música de Stephen Sondheim y libreto de James Lapine), ya lo había hecho mucho antes en las tablas en 1986, cuando este musical hizo su debut en San Diego, con igual sentido libertino sobre los argumentos conocidos, aunque con un mayor tono sombrío, extravagante y filoso que el amargado ogro verde de la DreamWorks.

Tanto Into the Woods como Shrek son propuestas posmodernas sobre los cuentos de hadas que conocemos por la tradición oral y la vía literaria, a los que ambas obras de teatro y sus respectivas adaptaciones cinematográficas se encargan de desmitificar sin ninguna piedad. Además, ambas obras los reconstruyen con una sorna y un sentido adulto muy distinto a las muchas veces cursis versiones que nos ha ofrecido Walt Disney en sus películas animadas.

Into the Woods es algo así como lo que es para los personajes del cómic de la compañía Marvel la película Los Vengadores, ya que Sondheim y Lapine unen en un mismo musical los hombres y mujeres, los escenarios, los tiempos históricos y los conflictos de las obras Rapunzel, Caperucita Roja, Cenicienta, Jack y los frijoles mágicos.

En el musical de Sondheim y Lapine, pero menos en la película de Rob Marshall, se explora qué pasó luego de que los personajes de estas cuatro historias lograron su cometido, los autores se preguntan qué pasa cuando llegas a la meta que te habías trazado tras alcanzar el felices para siempre.

Por ejemplo, qué ocurre si la Caperucita se siente más que atraída por el carisma del Lobo Feroz o si Cenicienta está por completo satisfecha después de unir lazos con el príncipe.

RUMBO A HOLLYWOOD

Cualquiera pensaría que si la irreverencia de Shrek ofreció 13 experiencias a los espectadores (la mayoría con resultados deficientes), entre sus visitas al cine y la televisión, sería un bistec de dos vueltas traer a la pantalla grande a Into the Woods, pero no fue así.

Tampoco fue suficiente que Into The Woods reinara en los premios Tony cuando recaló en los teatros de Times Square, y que las historias que cuenta fueran populares, ya que se inspiran en los relatos de los hermanos Grimm.

¿Por qué esta llegada con tardanza a las salas de cine?

Como su estructura es entrelazar varios relatos infantiles clásicos, se necesitaba la presencia de varios actores de renombre que fueran un atractivo para no perder dinero en la taquilla mundial.

El realizador Rob Marshall tardó buen rato para que las agendas de los intérpretes Meryl Streep, Emily Blunt, Anna Kendrick, Chris Pine y Johnny Depp coincidieran y que estas figuras cobrarán salarios mínimos.

También le ayudó a esta fábula sobre panaderos, brujas, madrastras y príncipes azules, que Marshall conociera a Depp porque lo dirigió en Piratas del Caribe (2011), que Streep y Blunt fueran amigas desde que laboraron juntas en El diablo viste de Prada (2006) y que cada número musical fuera rodado entre uno y dos días para no pasarse de los 80 millones de dólares que costó esta producción.

En términos de espectáculo, Into the Woods no se iguala a Chicago, el más destacado trabajo de unificar teatro con cine dentro de la hoja de vida de Rob Marshall, aunque sí representa una superación con relación a la deficiente Nine (2009).

Varias coreografías, algunas interpretaciones (en especial las de Emily Blunt, Meryl Streep, James Corden y Anna Kendrick), un par de números correctamente ejecutados y las canciones de Into the Woods hacen meritorio el trabajo de Marshall, así como también que ofrece una extraordinaria dirección artística y unos vestuarios fabulosos.

Marshall, que se ha hecho cargo en el teatro de montajes de Damn Yankees! y Cabaret, ofrece en Into the Woods una primera mitad pujante, reluciente y a todo galope, pero a partir del final del segundo acto hacia adelante estamos ante una película floja, con pocos matices.

Lamento que Disney le solicitara a Marshall disminuir el tono perturbador y rebelde del original de Sondheim y Lapine. También causa tristeza que le hiciera algunos cambios poco favorables al argumento original, buscando vender esta película como si fuera apta para toda la familia cuando no lo es.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código