La mujer que desafió al barroco

Recorrido por la vida y obra de Artemisia, una de las artistas más destacadas de su tiempo.

Temas:

La exposición de Artemisia Gentileschi reúne 29 obras de la artista. Cortesía La exposición de Artemisia Gentileschi reúne 29 obras de la artista. Cortesía

La exposición de Artemisia Gentileschi reúne 29 obras de la artista. Cortesía

La mujer que desafió al barroco La mujer que desafió al barroco

La mujer que desafió al barroco

La mujer que desafió al barroco La mujer que desafió al barroco

La mujer que desafió al barroco

La mujer que desafió al barroco La mujer que desafió al barroco

La mujer que desafió al barroco

Orazio Gentileschi era un afamado maestro toscano que permitió a su única hija que siguiera sus pasos y se dedicara a algo que era reservado solo para los hombres en el siglo XVII: la pintura. Y lo hizo con gran éxito.

Artemisia fue la primera mujer que ingresó con honores en la legendaria Accademia di Arte del Disegno de Florencia, la más prestigiosa de la época. Era el año 1616. La peste azotaba Europa y seis años antes había muerto Michelangelo Merisi, alias Caravaggio, cuyo uso del claroscuro cambió para siempre la historia del arte.

La exposición que se inauguró el pasado 30 de noviembre en el Palacio Braschi de Roma, Italia, “Artemisia Gentileschi y su tiempo” recupera la figura de la célebre artista y la coteja con otros óleos de sus colegas contemporáneos estableciendo un rico diálogo artístico que recorre su paso por varias ciudades italianas como Nápoles, Florencia, Roma o Venecia.

Artemisia Gentileschi (1593-1653) fue una de las artistas más destacadas de su tiempo. Logró hacerse un nombre en un mundo de hombres, aunque fuera después oscurecido, hasta que un estudioso le hiciera justicia 400 años después.

Además de una gran pintora, con una notable técnica, fue una intelectual efervescente que logró renovarse para absorber lo mejor de los artistas contemporáneos que la rodeaban.

Se codeó con nobles de la talla de Cosme II de Médici, mantuvo una gran amistad con científicos como Galileo Galilei y trabajó en distintas cortes italianas y europeas, como la de Carlos I de Inglaterra.

La espléndida exposición que podrá visitarse hasta el próximo 7 de mayo de 2017 reúne 29 obras de la artista y 63 de otros pintores con los que estableció alguna relación a lo largo de su vida.

“Se trata de un retrato de la artista que además de evidenciar sus cualidades la pone en relación con otros pintores de la época”, señaló el curador de la sección de Nápoles, Nicola Spinosa.

“Hemos dado la vuelta al mundo buscando óleos de pintores que tuvieran alguna relación con Artemisia. Lo importante es reconocer el estilo de una mujer de acero que supo abstraer lo mejor de sus contemporáneos”, añadió la responsable de la sección de Florencia, Francesca Baldassari.

La valía artística de Artemisia, considerada por la crítica de la historia del arte como una notable “ caravaggista” que dominó el claroscuro y dotó a sus obras de un realismo dramático, fue ensombrecida por un capítulo trágico de su biografía.

Cuando tenía tan solo 18 años fue violada por Antonio Tassi, un colega de su padre a quien había confiado la educación de su hija. Tassi abusó de la confianza de su amigo y terminó aprovechándose de su pupila.

“Una hija del suplicante ha sido desflorada a la fuerza y conocida carnalmente muchas veces por Agostino Tassi, pintor, amigo íntimo y colega del suplicante”.

Con estas palabras el padre de la ultrajada pidió su intermediación al pontífice Pablo V con la esperanza de que se hiciera justicia.

El terrible suceso supuso un gran escándalo en la época, pero Tassi nunca cumplió condena. “Fue la dolorosa violación la que hizo que Artemisia se trasladara a Florencia después de que su ‘verdugo’ nunca descontara la pena. (…) Pero esto impulsó su consagración. Conoció a Miguel Ángel Buonarroti el joven (1568-1646), sobrino del célebre artista fiorentino, quien le hizo de mecenas”, explicó Baldassari.

De esta época en Florencia destacan las obras Alegoría de la inclinación que fue precisamente encargada por Buonarroti y Aurora.

Ambas obras, además de representar a una joven desnuda, algo muy atrevido para las convenciones de la época, son un homenaje a Galileo Galilei con quien Artemisia tenía una gran amistad.

Una de sus obras más famosas, Judith decapitando a Holofernes ha sido vista como la venganza plástica de su brutal experiencia.

Los estudiosos llegan a asegurar que Artemisia se autorretrató como Judith cortándole la cabeza a su violador en el papel de Holofernes. En cualquier caso, el cuadro está pintado en Nápoles en 1612, el año de su violación.

Pero Artemisia elige siempre como protagonistas a mujeres que heroínas, no víctimas. Pinta La conversión de María Magdalena, pero no la refleja como la penitente derrotada, sino como una mujer atractiva y elegante, como podría ser una dama de alto rango.

“Estamos ante una gran artista narrativa y dramática con gran capacidad para desarrollar una historia dentro del cuadro”, explicó la curadora de la sección de Roma, Judith Mann, quien ha estudiado a la artista durante más de 20 años.

La exposición -que trata la figura de Artemisia Gentileschi desde la calidad y en relación a la modernidad de su producción artística- reúne grandes obras de la artista italiana como Judit y su doncella proveniente de la Galería de los Oficios de Florencia, Jael y Sísara, del Museo de Bellas Artes de Budapest o Ester y Asuero, del Metropolitan Museum de Nueva York.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código