El tesoro del Canal

Temas:

Túneles y drenajes en la vía del antiguo ferrocarril. CORTESÍA Túneles y drenajes en la vía del antiguo ferrocarril. CORTESÍA

Túneles y drenajes en la vía del antiguo ferrocarril. CORTESÍA

Una de las 500 botellas encontradas. Una de las 500 botellas encontradas.

Una de las 500 botellas encontradas.

Puente del ferrocarril. Puente del ferrocarril.

Puente del ferrocarril.

Muestra de la cerámica. Muestra de la cerámica.

Muestra de la cerámica.

Municiones que se encontraban sumergidas. Municiones que se encontraban sumergidas.

Municiones que se encontraban sumergidas.

Olvidado en la selva tropical que bordea la cuenca del Canal de Panamá, incrustado entre la vegetación densa por el pasar del tiempo, un puente de acero de la época del fallido Canal francés permanecía en pie, testigo de la historia nacional desde las postrimerías del siglo XIX.

Quizá sirvió como desvío para el ferrocarril transístmico, pero es posible que su destino se viera condicionado por el rotundo fracaso del proyecto que pretendía abrir una vía marina entre el Pacífico y Atlántico a través del istmo. Y quedó en manos del extravío de la memoria colectiva.

Cerca hay unos túneles o drenajes y la estructura de una represa, también de finales del siglo XIX, todos remanentes del viejo ferrocarril, todos descubiertos hace poco, tras más de una centuria de abandono, al cruzarse en el camino de la lupa arqueológica que ha acompañado los trabajos de ensanche del Canal panameño desde 2004, tres años antes de que empezaran los trabajos de la ampliación.

LOS HALLAZGOS

Hasta ahora se han encontrado entre 2 mil 300 y 2 mil 400 piezas, restos e inmuebles de un gran valor histórico en las excavaciones y alrededores del Canal de Panamá, detallan Zuleika Mojica, especialista ambiental de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el arqueólogo Tomás Mendizábal, responsable de la investigación de campo.

Además del puente, drenajes y la represa, de entre la tierra, roca y selva removida han surgido otros vestigios de épocas pasadas, como cerámicas y vajillas fragmentadas, herramientas de roca (puntas de lanzas, hachas de basalto o cuchillos de calcedonia), granadas de mortero, balas de cañón, vagones de ferrocarril usados en las distintas excavaciones del Canal (tanto del periodo francés entre 1881 y 1903, como del estadounidense entre 1904 y 1914), un incinerador de basura centenario, trincheras de defensas terrestres construidas entre 1913 y 1914 por el Ejército de los Estados Unidos, un rifle de servicio Springfield modelo 1903 y hasta una planta trituradora que trataba el material pétreo para la confección de cemento.

Hay objetos que datan de miles de años antes de Cristo, de los tiempos precolombinos, del periodo colonial, departamental, de la etapa de la ocupación estadounidense y de la vida republicana. “Hay material de todos los periodos conocidos de la historia del país”, asegura Mendizábal y destaca como ejemplo una colección de unas 500 botellas de lo que se pueda imaginar (sodas, jugos, licores, medicinas, leche, etc.) que “serán un tesoro en unos 100 años”.

Todo se ha registrado en 54 informes de arqueología disponibles para consulta, apunta Mojica.

Sin proponérselo, resume Mendizábal, la ampliación del Canal se convirtió en el mayor proyecto de investigación arqueológica de Panamá.

DESTINO DE LAS PIEZAS

Una parte de los inmuebles descubiertos estaba dentro de la ruta establecida para el ensanche del Canal, no quedó otro remedio que derribarlos luego de ser documentados, explican Mojica y Mendizábal.

Otros, como las trincheras que representan las primeras defensas del Canal o el puente, drenaje y represa del ferrocarril, continúan allí, intactos, “listos para colocar una garita, un baño” y que los interesados lleguen a palpar la historia, dice Mendizábal en broma y en serio.

En el caso de las miles de piezas y objetos más pequeños, la mayor parte permanecerá bajo la custodia temporal de la ACP, mientras la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico disponga de ellas.

Lo ideal, añaden los expertos, sería restaurar todo el material recopilado para estudiarlo y exponerlo, pero se requiere de una inversión importante para hacerlo.

Mendizábal solo espera que el destino del tesoro arqueológico del Canal de Panamá no sea el mismo devenir incierto que han tenido otras piezas de valor patrimonial en el pasado reciente, porque “descuidar piezas como estas no tendría perdón de Dios (...). He visto a personas quedar con la boca abierta impresionadas por las estructuras y fortalezas históricas que poseemos y por el estado de abandono en que las tienen”.

Se consultó a la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico sobre si existía un plan para el uso o aprovechamiento del material arqueológico de la ampliación del Canal, pero no hubo respuesta.

En tanto, el Museo del Canal Interocéanico prepara una exposición con parte de estos descubrimientos, aunque aún no se tienen detalles concretos de la actividad. Solo adelantaron que se presentará antes de que finalice 2015.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código