SECUESTRO Y VIOLACIÓN

Ariel Castro, ante la justicia

Pedro y Onil Castro, hermanos del acusado, no enfrentan cargos al no encontrarse evidencia de su participación.
LEY. Los hermanos (de Izq. a Der.) Onil, Pedro y Ariel Castro, en la Corte Municipal de Cleveland. AFP/ Emmanuel Dunand LEY. Los hermanos (de Izq. a Der.) Onil, Pedro y Ariel Castro, en la Corte Municipal de Cleveland. AFP/ Emmanuel Dunand
LEY. Los hermanos (de Izq. a Der.) Onil, Pedro y Ariel Castro, en la Corte Municipal de Cleveland. AFP/ Emmanuel Dunand

Ariel Castro, el presunto secuestrador de tres jóvenes en Cleveland (Ohio), fue acusado ayer jueves formalmente de cuatro casos de secuestro y tres de violación por una jueza que fijó también una millonaria fianza, en un día en que se conocieron además nuevos detalles del “horrible calvario” sufrido por las mujeres.

Tras leerle los cargos, la jueza Lauren Moore impuso una fianza de ocho millones de dólares (dos millones por cada cargo) contra el exconductor de bus de 52 años de edad, a quien se pudo ver este jueves por primera vez en directo desde su arresto la noche del lunes.

Castro, que compareció en el tribunal con ropa azul de prisionero, mantuvo todo el tiempo la cabeza gacha y la mirada dirigida al suelo, escuchando las acusaciones en silencio. La comparecencia duró cinco minutos.

Castro está acusado de retener durante 10 años a Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight en su casa, donde las violaba y golpeaba. Berry al parecer tuvo una hija durante el cautiverio. La pequeña es considerada la cuarta víctima de secuestro.

CASA DEL HORROR

Un parto en una piscina inflable el día de Navidad, varios abortos espontáneos, violaciones repetidas y golpes: las tres jóvenes mujeres secuestradas por Ariel Castro en Cleveland, Ohio, vivieron años de pesadilla.

Berry creyó al comienzo que su secuestrador quería realizar una prueba cuando el lunes pasado olvidó cerrar el candado de su habitación. En el pasado había golpeado severamente a sus compañeras de infortunio cuando intentaron escapar.

Michelle Knight, la única de las tres jóvenes mujeres que sigue hospitalizada, contó a los policías que quedó embarazada “al menos cinco veces” durante su más de una década de cautiverio y que Castro la forzó a abortar quitándole la comida y dándole severas golpizas. “Le hizo pasar hambre durante al menos dos semanas y la golpeó en el vientre hasta que la hizo abortar”, señala el reporte policial.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código