CHINA

Chinos detestan a los ´chengguan´

Especie de policías locales a cargo de pequeños litigios, se han convertido en una fuerza prepotente y temida.
DERECHOS HUMANOS. Los ciudadanos del país asiático piden la eliminación o la regulación de las actividades de este ‘cuerpo policial’. AFP/ Mark Ralston DERECHOS HUMANOS. Los ciudadanos del país asiático piden la eliminación o la regulación de las actividades de este ‘cuerpo policial’. AFP/ Mark Ralston
DERECHOS HUMANOS. Los ciudadanos del país asiático piden la eliminación o la regulación de las actividades de este ‘cuerpo policial’. AFP/ Mark Ralston

La policía local china, los temidos chengguan, es desde hace años el cuerpo más denostado y temido por los ciudadanos del país asiático, que piden su eliminación o al menos su regulación, como ha podido comprobarse tras dos casos recientes de violentas agresiones por parte de estos efectivos.

Es en apariencia el cuerpo de policía –y en China hay decenas de ellos– con la tarea más sencilla, encargarse de pequeños delitos y misiones de rutina, tales como controlar a los vendedores ambulantes, velar por que las calles estén limpias o lidiar en pequeños litigios.

Dependientes de las administraciones locales, y no del Ministerio de Seguridad Pública como otras policías, estos chengguan, no siempre uniformados, no tienen capacidad para detener ni multar, y su arma más frecuente es la agresión violenta, la mayoría de las veces contra su gran “objetivo”: los vendedores ambulantes ilegales.

El pasado 17 de julio, la muerte de uno de ellos en la provincia central de Hunan, un comerciante callejero de sandías que fue golpeado hasta morir por los chengguan, fue ampliamente condenada por la opinión pública y ha recordado una vez más la brutalidad de este cuerpo.

Un día después, otro vendedor en Harbin, ciudad del nordeste del país, fue golpeado en la cabeza con ladrillos por otros chengguan y después se negaron a llevarlo a un hospital para que fuera atendido.

Los dos incidentes son solo ejemplos de una larguísima lista, y organizaciones de derechos humanos que han estudiado este controvertido cuerpo, como Human Rights Watch, documentan hasta 150 agresiones entre 2010 y 2012.

Ello explica por qué el pasado 20 de julio, cuando otra víctima de los chengguan –un extaxista que en 2005 quedó inválido por una de esas palizas– hizo estallar una bomba en el aeropuerto de Beijing, el suceso no fue unánimemente condenado, y hubo comentarios en redes sociales o incluso artículos periodísticos que mostraron cierta comprensión hacia él.

El problema de este cuerpo es, según los observadores, su falta de regulación, quizá por su reciente formación, hace apenas 15 años.

“Es necesario que cambien”, señalaba recientemente el experto en desarrollo urbano Huang Shiding, quien destacaba que el Gobierno “debe introducir una legislación nacional que regule su comportamiento”.

Más noticias de Mundo

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Ago 2017

Primer premio

0 2 7 4

DDDC

Serie: 24 Folio: 6

2o premio

4193

3er premio

9820

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código