Conversaciones con las farc

Colombia abriga una esperanza cautelosa

El expresidente Álvaro Uribe reacciona al acuerdo alcanzado y asegura que Santos premia a los ´terroristas´.

Siete meses después del inicio de las conversaciones formales entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC, los colombianos reciben ahora “con los pies en la tierra” el primer acuerdo sobre el tema agrario logrado en La Habana.

Varios análisis apuntan a que las negociaciones tomarán más fuerza porque el primer punto de la agenda establecida por las partes era visto como el más complejo, mientras que otras posturas señalan que si un primer acuerdo tardó tanto tiempo, es previsible que falte mucho recorrido para llegar a la firma de la paz.

El presidente Juan Manuel Santos, que varias veces ha dicho que le gustaría pasar a la historia por acabar un conflicto de cinco décadas, considera que el diálogo no debe extenderse mucho y que si al final fracasa no hay mayor drama, pues, afirma, la guerrilla está menguada por la ofensiva militar.

Por el contrario, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sostienen que al proceso no se le debe dar un ultimátum y que no es posible llegar rápidamente a acuerdos para solucionar un conflicto de varias décadas.

Hasta ahora, el proceso de paz que se realizó durante el gobierno de Belisario Betancur (1982-1986) era visto como el que más había avanzado, pues llegó a una tregua bilateral, que se rompió en medio de acusaciones mutuas. Pero políticos y columnistas creen que esta vez las partes han ido más lejos al llegar a un acuerdo sobre el tema agrario, que si bien aún no se conoce detalladamente, era visto como el más difícil.

Uno de los que piensa de esa forma es el alcalde de Bogotá, el izquierdista Gustavo Petro, quien considera que este primer acuerdo “abre el camino del fin de la guerra”.

“Las guerras de Colombia han sido por la tierra. Como en el feudalismo la tierra fue signo de poder, la paz llegará por democratizar la tierra”, señaló Petro, que perteneció al Movimiento 19 de Abril (M-19), guerrilla que firmó la paz en 1990.

Sin embargo, Víctor Ricardo, que fue alto comisionado para la Paz y dialogó con grupos guerrilleros, dice que el optimismo no puede ser desbordado, al punto de que se llegue a pensar que lo que viene ahora “es apenas un asunto de mecánica”.

De hecho, aunque el gobierno y la sociedad colombiana celebran con cautela, los ganaderos, poseedores de grandes extensiones de territorio, han calificado la decisión de “desafortunada”.

El presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, José Félix Lafaurie, manifestó que el modelo que necesita Colombia “de cara a los grandes mercados” nada tiene que ver “con la visión reduccionista de las FARC”.

Por su parte, Pablo Catacumbo, uno de los negociadores de las FARC, afirmó en una entrevista dada a la revista Semana que si se quiere dar continuidad al proceso de paz, Santos debe ser reelegido.

El Gobierno y las FARC comenzarán el 11 de junio a debatir el segundo punto del temario, referido a la participación política ante la eventual desmovilización de los guerrilleros.

El único que se ha expresado de forma negativa al acuerdo ha sido el expresidente colombiano Álvaro Uribe, quien aseguró que Santos está premiando a los “terroristas” de las FARC. “Terrorista FARC asesina nuestros soldados y policías y gobierno Santos los premia con acuerdo sobre el agro”, escribió en Twitter.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código