PARAGUAY

Cura dejó deuda por $800 mil

Durante su década como obispo, Livieres vendió dos parcelas por $400 mil y $202 mil sin aprobación del Consejo Vaticano.
Laicos de la congregación contrataron a un abogado que audite las cuentas de la diócesis y pidieron información de 18 autos que no han localizado. Laicos de la congregación contrataron a un abogado que audite las cuentas de la diócesis y pidieron información de 18 autos que no han localizado.

Laicos de la congregación contrataron a un abogado que audite las cuentas de la diócesis y pidieron información de 18 autos que no han localizado.

Livieres ha atribuido su salida a un choque de ideologías. credito de foto Livieres ha atribuido su salida a un choque de ideologías. credito de foto

Livieres ha atribuido su salida a un choque de ideologías. credito de foto

Niños que esperaban una operación y mujeres que huían de la violencia doméstica nunca vieron una parte de los $350 mil donados para ellos.

En los meses transcurridos desde que el papa Francisco destituyó al obispo de la segunda diócesis más grande de Paraguay –en septiembre de 2014–, no han dejado de surgir nuevas dudas sobre cómo gestionaba el reverendo Rogelio Livieres Plano el dinero de la Iglesia.

Mientras los católicos paraguayos se preparan para recibir a Francisco durante su gira, que comienza el 5 de julio, los nuevos líderes de la diócesis tratan de eliminar las deudas dejadas por el obispo, y recaudan dinero con rifas y juegos de bingo.

“El obispo anterior manejaba todo como una mafia”, dijo Carlos Pereira, profesor de humanidades en la Universidad Católica de Ciudad del Este. “¿Cómo terminamos endeudados? ¿Qué pasó con todas las propiedades de la diócesis y los bienes?”.

La diócesis debe $800 mil, la mayoría deriva de préstamos bancarios solicitados por Livieres, según comunicados de la entidad. Los problemas financieros se conocieron luego de que Livieres –del Opus Dei–, fue destituido. Él niega haber cometido falta alguna.

Miembros de la diócesis y un portavoz del Opus Dei señalaron que estaba hospitalizado en Argentina por complicaciones de diabetes. No está claro qué fue de los fondos de la diócesis, que tiene casi un millón de feligreses. Las voces críticas afirman, pero no han demostrado, que el exprelado empleó el dinero para enriquecer a su familia, financiar una afición al juego y lujos.

Un análisis de AP reveló que durante su década como obispo, Livieres vendió dos parcelas por $400 mil y $202 mil. Lo hizo sin la aprobación del Consejo Vaticano, necesaria para tomar decisiones financieras en Paraguay por valor de más de $105 mil. El exobispo defendió en 2014 las operaciones y afirmó que el mínimo para solicitar autorización “recién lo subieron a $500 mil”. Pero el obispo Adalberto Martínez, secretario general de la Conferencia Episcopal, indicó que no se había producido ese aumento.

Una demanda de 2010 presentada por el presidente de la Asociación de Laicos de Alto Paraná, Javier Miranda, acusaba a la diócesis de no utilizar $350 mil en donaciones de la presa Itaipú, una de las hidroeléctricas más grandes del mundo, para su propósito original: financiar operaciones quirúrgicas a niños con paladar hendido y ayudar a sobrevivientes del maltrato doméstico.

La demanda fue desestimada con el argumento de que Miranda no era una parte afectada. Sin embargo, una revisión realizada por la Auditoría General de Paraguay respaldó las acusaciones de Miranda. En un duro informe de 2010, afirmó que la iglesia no había aportado documentación que demostrara el financiamiento de esas operaciones, ayudas a niños de la calle o trabajo con las víctimas de violencia. No presentaron cargos penales.

Livieres demandó a Miranda en 2013 por difamación, después de que el líder laico dijera a la prensa local que había tenido conocimiento de una deuda de juego por valor de un millón de dólares acumulada por el obispo en Uruguay.

Al testificar en el caso en junio de 2014, el obispo dijo que nunca había estado en un casino. También defendió sus ventas de bienes inmuebles, señalando que el dinero se empleó en hacer obras en edificios del seminario.

Documentos a los que tuvo acceso AP muestran pagos de al menos $40 mil al hermano del obispo, por servicios no especificados. En 2008, durante el mandato de Livieres, la diócesis aparecía en los documentos de constitución de una empresa que era propiedad en parte del hermano del obispo, cuyo propósito era limpiar “residuos tóxicos” y generar beneficios para la diócesis, pero no hay indicios de que la empresa inició su actividad.

Livieres no respondió a diversas llamadas telefónicas, mensajes enviados por celular o en medios sociales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código