masacre de noruega

Defensa declara ´demente´ a Breivik

Geir Lippestad, abogado defensor de Breivik, definió a su cliente como ´una persona fría´ que se cree inmerso en una guerra.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_201412037YYKnc.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_201412037YYKnc.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_201412037YYKnc.jpg

El abogado defensor del autor confeso de las masacres del viernes en Noruega, que causaron la muerte de 76 personas, Anders Behring Breivik, declaró a su defendido enfermo mental.

“Todo indica que tiene trastornos mentales”, dijo el letrado Geir Lippestad citado por la agencia de noticias NTB. Breivik seguía ayer en custodia policial y está siendo sometido a exámenes psiquiátricos.

Además, dijo que Breivik cree que se encuentra inmerso en una guerra. “Y cuando uno está en guerra puede hacer cosas como esta”, explicó el abogado. “Está en guerra y el resto del mundo no entiende ese punto de vista, pero en 60 años todos lo entenderemos”, dijo el abogado sobre las respuestas ofrecidas por Breivik.

Breivik, de 32 años, está acusado de matar a 76 personas, según las cifras manejadas hasta ahora, en un ataque en la isla de Utøya contra un campamento de juventudes socialdemócratas -en el que murieron 68 personas, en su mayoría adolescentes- y un ataque con bomba contra el complejo del gobierno en Oslo, que dejó ocho muertos.

La fiscalía y la policía señalaron que Breivik se mostró imperturbable durante sus declaraciones y no mostró empatía alguna por las víctimas durante el interrogatorio y la vista a puerta cerrada. La corte decretó para él ocho semanas en custodia policial.

Lippestad, elegido por el propio Breivik para su defensa, lo definió como “una persona muy fría” que no mostró empatía con las víctimas del ataque.

Además, dijo que se negó a ofrecer información sobre las “dos células de nuestra organización” en el extranjero que mencionó en una declaración el lunes.

El padre vive ‘sus peores horas’

 El padre del autor confeso de los atentados señaló ayer que no quiere tener nunca más contacto con su hijo y que hubiera sido mejor que se hubiera suicidado en lugar de cometer la matanza. “En mis peores horas pienso que habría sido mejor que se quitara su propia vida en lugar de matar a tanta gente”, dijo Jens Breivik en una entrevista con la televisión noruega TV2.

El padre del atacante, jubilado, se mostró desesperado. “Sigo sin entender cómo alguien puede hacer algo así. No es una persona normal que haga algo normal”. Su hijo podría estar psíquicamente enfermo, añadió. El padre de Breivik, que no quiso mostrar su rostro en la televisión, dijo que no había visto ni hablado con su hijo desde 1995. En 1980, sus padres se separaron. De joven, dijo que su hijo no era muy social, pero tampoco tan extremo. Por eso, dijo no entender que ahora el hombre de 32 años se muestre como un radical de derechas.

DPA

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Feb 2017

Primer premio

3 4 1 8

DCDC

Serie: 9 Folio: 11

2o premio

0491

3er premio

4912

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código