ZONA DE DESASTRE.SE DESVANECEN LAS ESPERANZAS DE HALLAR A MÁS SOBREVIVIENTES.

Equipos de rescate llegan a zonas remotas de la isla Nias

Rescatistas han recurrido a herramientas tradicionales, como martillos y sierras, ante la falta de equipos.

. Un hombre inspecciona entre los escombros de un edificio en la isla de Nias.

Cuatro días después del fuerte terremoto, los equipos de rescate llegaron ayer, viernes, por primera vez a las zonas más remotas de la isla Nias, en Sumatra, mientras crecen las críticas por la lenta distribución de agua potable y comida.

Las autoridades calculan que el número de víctimas mortales rondará entre las 400 y 500 personas, según un recuento a la baja, mientras que no existen datos sobre el número de desaparecidos. Al principio de la semana se hablaba hasta de 2 mil muertos.

Un equipo de rescate noruego se desplazó ayer a la ciudad de Sirungo, en la costa occidental de Nias, y otro húngaro a Telek Tembun, al extremo sur de la isla, pero muchos especialistas subrayan que es demasiado tarde y que quedan pocas esperanzas para los sobrevivientes.

"Se tendría que haber actuado más rápido. Pedimos transporte y herramientas a Naciones Unidas y al Ejército indonesio y nos dijeron que no tenían", apuntó el español Miguel Roncero, de Bomberos sin Fronteras, desplazado con un equipo de Médicos del Mundo a Gunung Sitoli, la capital de Nias.

"Dije que había oído voces, pero no vino nadie, y ahora ya no las oigo", explica la indonesia Ariani, de 42 años, en el centro de Gunung Sitoli mientras señala a un grupo de militares indonesios sentados en un banco bebiendo agua.

"No tenemos agua y ellos sí, pero no nos quieren dar. Tengo mucha sed y es difícil encontrar agua", se lamenta Ariani.

El Gobierno local ha decretado el cierre de los colegios de Nias durante toda la semana y numerosos niños se encontraban desde la mañana en el aeropuerto o en el puerto, donde la actividad es frenética, a la espera de que llegue agua.

Fuentes de la Cruz Roja española informaron ayer de que enviarán al sur de Nias las siete depuradoras que tienen en Meulaboh, en la costa occidental de la provincia de Aceh, a pesar de no haber podido hacer una evaluación previa sobre el terreno.

En las zonas urbanas los equipos de rescate, que siguen reclamando con urgencia maquinaria pesada, continuaron ayer, viernes, su búsqueda de sobrevivientes o de cadáveres entre las ruinas de las casas colapsadas de la isla indonesia de Nias, tras el fortísimo terremoto del lunes y las posteriores réplicas.

Los trabajadores, que tienen que hacer uso de herramientas tradicionales como martillos, palancas o sierras para las tareas de rescate, trataban ayer de localizar a sobrevivientes y cuerpos atrapados bajo el hormigón y el acero de las casas colapsadas en esta isla situada a mil 500 kilómetros al noroeste de Yakarta.

Con todo, la esperanza de hallar todavía a sobrevivientes empieza a desvanecerse, dijeron los trabajadores.

"No han dejado de buscar sobrevivientes y seguirán haciéndolo", aseguró la portavoz del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), Imogen Wall, desde Banda Aceh.

"Pero creemos que después de tres días, además de las fuertes lluvias que hemos tenido, no es probable hallar a más sobrevivientes", recalcó.

Los equipos internacionales de rescate comenzaron a llegar ayer a Nias para ayudar a las víctimas del sismo, cuatro días después del fuerte temblor que devastó más del 70% de las edificaciones.

Sin embargo, desde la isla se afirma que pese a la presencia también del Ejército indonesio las operaciones de rescate siguen siendo muy lentas debido a una mala coordinación.

Además, la falta de maquinaria pesada suficiente sigue obstruyendo gravemente la operación, dado que muchas de las casas colapsadas estaban construidas a base de hormigón y acero.

Necesidades de los damnificados

Médicos, equipamiento para hospitales y agua potable son las principales necesidades de la población de Indonesia afectada por el terremoto del pasado lunes que ha dejado más de un millar de muertos, informaron ayer viernes fuentes de las Naciones Unidas (ONU).

Las prioridades para los damnificados son "sobre todo médicos, medicinas y equipamiento sanitario para atender a las personas que han resultado heridas" por el derrumbe de edificios, dijo la portavoz de la Oficina de Asistencia Humanitaria (OCHA) de las Naciones Unidas en Ginebra, Elisabeth Byrs. Añadió que los hospitales de las islas de Nias y Simeulue, las más próximas al epicentro del fuerte terremoto de 8,7 grados en la escala de Richter y las posteriores réplicas de los últimos días, han quedado muy afectados.

Se calcula que entre 1000 y 2000 personas han muerto en esas dos islas, así como en la zona costera próxima a Sumatra y en las pequeñas islas de los alrededores.

En la zona occidental de la costa de Sumatra, sobre todo en el distrito de Singkil, así como en las islas e islote próximos también se registraron derrumbes de edificios y desperfectos en instalaciones, por lo que las autoridades temen que haya un elevado número de víctimas.

Sin embargo, las carreteras de acceso a esa zona han quedado cortadas y los expertos de la OCHA esperan sobrevolar en helicóptero el área para evaluar las necesidades de la población. Byrs afirmó que las autoridades de Indonesia "no han pedido ayuda internacional" ya que consideran que disponen de suficientes recursos para hacer frente a la nueva tragedia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

27 May 2015

Primer premio

0 5 7 3

CDBB

Serie: 10 Folio: 5

2o premio

6478

3er premio

5733

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código