‘MARCHAS DE LA DIGNIDAD’

Españoles protestan contra la austeridad

Nueve columnas procedentes de todas las regiones avanzaban bajo la lluvia hacia la céntrica plaza madrileña de Colón.
En un país que desde el inicio de la crisis en 2008 vio a cientos de miles de familias perder su empleo y su vivienda, muchas personas asistieron indignadas a la marcha. En un país que desde el inicio de la crisis en 2008 vio a cientos de miles de familias perder su empleo y su vivienda, muchas personas asistieron indignadas a la marcha.
En un país que desde el inicio de la crisis en 2008 vio a cientos de miles de familias perder su empleo y su vivienda, muchas personas asistieron indignadas a la marcha.

Más de 10 mil personas procedentes de toda España confluyeron ayer en el centro de Madrid, muchos tras varios días de marcha, para reclamar “Pan, trabajo y techo”, denunciando los efectos de la austeridad en un país asfixiado por el desempleo y la pobreza tras años de crisis.

“Esta vez hemos hecho tres jornadas a pie a diferencia del año pasado que andamos durante 12 días”, explicaba Juan Antonio Laso, un manifestante de 28 años, procedente de Extremadura, en el suroeste de España, una de las regiones más golpeadas por la crisis.

Las draconianas políticas de austeridad aplicadas desde la llegada al poder del conservador Partido Popular, a finales de 2011, con millonarios recortes en gasto público —principalmente en sanidad, educación y ayudas sociales— habían provocado en 2012 un clima social muy tenso y masivas manifestaciones de protesta.

Después, sin embargo, la movilización se fue apagando. Hasta que el 22 de marzo de 2014 se celebraron por primera vez estas Marchas por la Dignidad —convocadas por plataformas sociales, sindicatos y pequeños partidos de izquierda— que reunieron en Madrid a decenas de miles de personas procedentes de todo el país.

Un año más tarde, nueve columnas procedentes de todas las regiones avanzaban bajo la lluvia hacia la céntrica plaza madrileña de Colón ondeando una marea de banderas republicanas, entre gritos de “Viva la lucha de la clase obrera” o “No nos mires, únete”. “Nos movilizamos por la situación de los jóvenes, porque en Extremadura es de hasta 60% el paro juvenil”, afirmaba Laso, que perdió su trabajo en un diario regional hace dos años y desde entonces no encuentra empleo. “Estaba independizado y he tenido que volver a casa de mis padres”, lamenta.

Junto a él, las pancartas pedían “Empleo digno”, “Vivienda digna, para todos y todas” o “Servicios públicos y de calidad”. “La crisis ha servido como una excusa para dejar la educación pública como meramente asistencial y dar los fondos a la educación privada”, denunciaba Cecilia Salazar, profesora de Filosofía de 54 años que lleva 32 enseñando en Madrid.

“Vivimos ahora mismo un estado de emergencia social en el que estamos pagando con nuestras vidas los desmanes de los bancos”, agregaba.

En una España que desde el inicio de la crisis en 2008 vio a cientos de miles de familias perder su empleo y su vivienda, muchas personas asistieron indignadas al rescate europeo de 41 mil millones de euros (unos 44 millones de dólares) a la banca española.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código