juicio por matanza de indígenas

Guatemala, dividida por crímenes de guerra

Mientras se resuelve el fondo de la anulación del juicio a Ríos Montt, la élite del país insiste en que el genocidio no fue tal cosa.
REACCIONES. Tras la suspensión del juicio, parte de la población guatemalteca reclama justicia. REUTERS/Jorge Dan López . REACCIONES. Tras la suspensión del juicio, parte de la población guatemalteca reclama justicia. REUTERS/Jorge Dan López .
REACCIONES. Tras la suspensión del juicio, parte de la población guatemalteca reclama justicia. REUTERS/Jorge Dan López .

El histórico juicio que se celebraba en Guatemala al exdictador José Efraín Ríos Montt ha desatado las pasiones de la élite que domina este país, que niega que las atrocidades cometidas por el Ejército durante la guerra sean genocidio.

“Que los acusados y los militares lo nieguen es comprensible, pero que personas que se precian de democráticas lo hagan es vergonzoso”, dijo la Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú.

Desde que a principios de 2013 se ordenó el juicio por genocidio y crímenes de guerra al octogenario Ríos Montt y su antiguo jefe de Inteligencia, José Rodríguez, de 67 años, los sectores económicos y políticos más conservadores y poderosos emprendieron, por diversos medios, una campaña para desvirtuar los señalamientos.

“Estuve en Guatemala en 1985 cuando la guerra. Regresé en 1996 cuando [se firmó] la paz. Y ahora que vuelvo, en 2013, siento que este país ha regresado a los días del enfrentamiento. Se respira mucha tensión, mucho odio”, dice un viejo periodista estadounidense que cubre el juicio.

Aunque ya no con asesinatos, secuestros y torturas, como fueron reprimidos durante la guerra de 36 años (1960-1996) los opositores al régimen, ahora los guatemaltecos que exigen justicia y reclaman el reconocimiento del genocidio son acusados de izquierdistas, terroristas, enemigos de la paz y buscadores de venganza.

Así lo dicen en sus comunicados las agrupaciones de antiguos militares, los columnistas de prensa de derechas, las poderosas organizaciones empresariales y hasta antiguos funcionarios del Gobierno que firmaron los acuerdos de paz.

El presidente guatemalteco, el general retirado Otto Pérez Molina, se ha sumado a la campaña para negar el genocidio, y en repetidas ocasiones en las últimas semanas ha dicho públicamente que lo que hubo en el país durante la guerra “fueron excesos” y “errores”.

En medio de todo, el viernes se anunció la suspensión del juicio hasta que la Corte de Constitucionalidad defina el procedimiento a seguir luego de rechazar por “ilegal” la anulación del proceso decretada el jueves por un juzgado de primera instancia.

Mientras crece la incertidumbre sobre el desenlace del proceso, los que están a favor y en contra tratan de imponer sus ideas en los medios de comunicación, al menos los que tienen acceso a ellos, y también en las calles y las redes sociales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código