LUSTRO PERDIDO

Hamas, cinco años de gobierno

Hamas ocupó por la fuerza Gaza en una breve guerra civil, un año después de ganar las parlamentarias de 2006.

En cinco años de gobierno en la franja de Gaza, el grupo Hamas ha establecido un miniestado autoritario funcional con una acentuado dejo islámico y un control tan firme de la situación que ni siquiera una improbable ocupación militar de Israel desplazaría a los milicianos.

Los islamistas de Palestina fueron en algún tiempo respetados como una opción honesta frente a los “corruptos” adversarios laicos: Fatah apoyado por Occidente y dirigido por Yaser Arafat hasta su muerte en 2004.

Pero ese brillo se ha desvanecido casi totalmente al tiempo que la abatida Gaza se vuelve más pobre y más dependiente de ayuda.

Existe la percepción de que la corrupción persiste en el gobierno de Hamas, pues vehículos de lujo como Audi, Porsche y Hummer son conducidos por las calles con baches por la nueva clase adinerada de comerciantes del mercado negro que se beneficia del régimen.

Para los inclinados a combatir a Israel, incluso ese aliciente desapareció porque Hamas ha estado generalmente en tregua en los últimos años.

Desde el momento en que Hamas se hizo en Gaza del poder que tenía el presidente palestino Mahmud Abbas, Israel y Egipto sellaron las fronteras y una gran parte del mundo boicoteó a los islamistas por negarse a renunciar a la violencia y a reconocer a Israel.

La franja de Gaza hoy depende del organismo asistencial de la ONU que atiende a dos terceras partes de la población, de la generosidad de Irán y de las persistentes transferencias de dinero del gobierno de Abbas en Cisjordania a decenas de miles de servidores públicos en favor de Fatah que recibieron salarios para trabajar para Hamas.

Hoy en día, el bloqueo –aunque disminuido ligeramente en los dos últimos años– sigue impidiendo la recuperación económica y frena los muy necesitados proyectos de infraestructura, como la construcción de plantas para el tratamiento de aguas residuales.

El producto general per cápita ha bajado 17% en los últimos siete años, 90% del agua no es apta para el consumo sin tratamiento y 24 millones de galones de aguas residuales con al menos un tratamiento parcial son vertidos al mar todos los días, según cifras de la ONU.

Un tercio de la fuerza laboral carece de empleo. Al mismo tiempo, el mercado negro y el gobierno de un solo partido sin oposición crearon una nueva clase acaudalada.

La falta de supervisión en los millones de dólares de la ayuda anual de Irán y de donantes árabes privados ha favorecido los rumores de corrupción pública.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código