Juicio contra cuatro de sus autores

Horrores de ´Las Dos Erres´

El 6 de diciembre de 1982, militares mataron a 250 personas. Hombres, mujeres y niños fueron pasados por las armas.

Un sobreviviente de la matanza de 250 personas perpetrada por militares en 1982, durante el régimen de facto del general golpista José Efraín Ríos Montt, relató ayer a Acan-EFE los horrores de esos crímenes de guerra en Guatemala y la crueldad de su adopción por uno de los supuestos asesinos.

Ramiro Antonio Osorio, quien ahora tiene 33 años y vive en EU, recordó, como si fuera ayer, la matanza en la comunidad Las Dos Erres, en el municipio de La Libertad, en el departamento norteño de Petén, fronterizo con México y Belice, caso por el que el próximo lunes empezarán a ser juzgados cuatro de sus autores.

Explicó que hombres armados vestidos de verde olivo y de civil -que entonces no supo si eran militares o guerrilleros sino hasta después de la masacre- llegaron a la comunidad el 6 de diciembre de 1982 y reunieron a la población dentro de la iglesia y una escuela.

“A mis tres hermanos y a mí nos metieron a la iglesia junto a los demás niños y mujeres y nos empezaron a decir: si saben orar oren porque si no se los lleva la chingada”. “Todos oraban y otros se preguntaban qué pasaba.

La noche del 7 de diciembre empezaron a matar a los hombres que tenían en la escuela.

Se oían los gritos pidiendo auxilio, que los perdonaran y preguntaba por qué les hacían eso”, recordó Ramiro, que al momento de la matanza tenía unos 4 años.

Añadió que “cuanto terminaron con la masacre de los hombres empezaron con las mujeres y niños. Sacaron de la iglesia a mujeres de 12 a 15 años. Yo no sabía en ese entonces, pero me imagino que las violaban y luego las mataban”.

“Cuando le tocó el turno a mi mamá, mis hermanos y yo nos colgamos de ella llorando para que no le hicieran nada, pero la agarraron del pelo. Yo corrí, pero no logré ver hasta dónde se la llevaron”, dijo.

Ramiro comentó que los militares lo capturaron a él de nuevo en la puerta de la iglesia y le preguntaron que si quería ir con su madre, lo mataban.

“Lloré demasiado. Lo único que escuché fueron los gritos de mi mamá. Me quedé dormido debajo de una banca de la iglesia porque no había comido nada”, añadió el sobreviviente, que tampoco volvió a ver a sus otros tres hermanos menores de edad.

“Cuando desperté, ya habían acabado con todo”, aseguró el sobreviviente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

07 Dic 2016

Primer premio

6 7 8 5

DCBB

Serie: 3 Folio: 1

2o premio

1903

3er premio

7954

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código