AFGANISTÁN

Interrogan a policía que atacó a periodistas

El comandante Naqibula, quien se entregó poco después de disparar, afirmó no saber por qué abrió fuego.
La fotógrafa alemana Anja Niedringhaus cayó abatida, mientras que la corresponsal Kathy Gannon resultó gravemente herida. EFE/Caroline Seidel. La fotógrafa alemana Anja Niedringhaus cayó abatida, mientras que la corresponsal Kathy Gannon resultó gravemente herida. EFE/Caroline Seidel.
La fotógrafa alemana Anja Niedringhaus cayó abatida, mientras que la corresponsal Kathy Gannon resultó gravemente herida. EFE/Caroline Seidel.

Autoridades afganas iniciaron este miércoles el interrogatorio del policía que mató a una fotógrafa de The Associated Press (AP) e hirió a una reportera de la misma agencia noticiosa.

Funcionarios de seguridad, que hablaron con el sospechoso después de que fuera detenido, dijeron que parecía un hombre “calmado y piadoso”, que podría haber sido influido por extremistas islámicos que claman venganza contra los extranjeros por los ataques de drones.

Los relatos de testigos y funcionarios indican hasta ahora que el ataque no fue planeado. Pero el Ministerio del Interior, encargado de supervisar la investigación, dijo a la AP que no hará conjeturas sobre en una etapa tan temprana de la pesquisa sobre el ataque, en el cual murió la fotógrafa Anja Niedringhaus, mientras que la corresponsal Kathy Gannon resultó herida.

El sospechoso, identificado como comandante Naqibula, se entregó después del tiroteo, perpetrado el viernes pasado frente a agentes de seguridad y trabajadores electorales en un complejo del gobierno.

Este ataque es el primero contra periodistas perpetrado por un policía dentro de la ola de violencia dirigida a extranjeros en Afganistán.

Niedringhaus y Gannon viajaban en su vehículo con un periodista independiente de la AP y un traductor, en una caravana de trabajadores que transportaba material electoral al distrito de Tani desde Khost, capital de la provincia del mismo nombre, en la frontera con Pakistán.

La caravana fue primero a la sede del gobierno en el distrito y allí las periodistas conversaron y fotografiaron a policías y soldados afganos.

Como empezó a llover, las mujeres regresaron al vehículo a esperar que avanzara el convoy. El agresor, que vestía uniforme de la policía, se acercó al vehículo, metió el cañón de su fusil AK-47 por una ventana, grito “¡Dios es grande!” y disparó.

Poco después le preguntaron por qué lo había hecho, y dijo que no lo sabía.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código