MÉXICO

Justicia demorada en San Fernando

La masacre de agosto de 2010 marcó un antes y un después en la historia del crimen organizado en México.

Más de 81 integrantes del cartel de los Zetas han sido detenidos en México desde que se descubrió en agosto de 2010 la matanza de 72 emigrantes en el pueblo de San Fernando (noreste), pero a un año de ocurrida la tragedia ninguno ha sido sentenciado, admitió la Fiscalía.

“Sentenciados no hay ninguno”, dijo esta semana un portavoz de la Fiscalía general, sin dar mayores detalles sobre las investigaciones. Según un informe presentado por la Fiscalía el 30 de junio pasado, a propósito de la presentación de uno de los detenidos, “81 presuntos delincuentes se encuentran” en prisión sometidos a proceso judicial.

San Fernando, ubicado en Tamaulipas (noreste), a 160 km de la frontera con EU, se convirtió a finales de agosto de 2010 en el símbolo de un pueblo maldito, tras el hallazgo de 72 migrantes de Centroamérica, Ecuador y Brasil masacrados en un rancho.

Las autoridades atribuyeron la matanza al cartel de los Zetas, sanguinaria organización formada en la década de 1990 por militares de elite desertores reclutados por el narcotráfico.

En esa misma localidad fueron descubiertas en abril pasado 40 fosas clandestinas con 195 cadáveres, la mayoría de mexicanos que fueron secuestrados y asesinados cuando viajaban en autobuses hacia la frontera para emigrar a EU.

La masacre de agosto de 2010 “marcó un antes y un después en la historia del crimen organizado en México”, comentó Guadalupe Correa, académica de estudios de gobierno de la Universidad de Texas, en Brownsville, EU.

Las declaraciones de algunos de los detenidos apuntan a que la matanza fue ordenada por Heriberto Lazcano, alias El Lazca, señalado como máximo líder de los Zetas y uno de los fundadores de la organización.

Edgar Huerta, alias El Wache, detenido en junio pasado, declaró a las autoridades que él encabezó en agosto de 2010 el secuestro de dos camiones de carga en cuyo interior viajaban escondidos los indocumentados, que luego fueron asesinados tras una orden de Lazcano.

Las investigaciones apuntan a que el móvil del crimen fue la negativa de los emigrantes a unirse a los Zetas.

Jesús Enrique Rejón Aguilar, alias El Mamito, tercero en la estructura de mando del cartel de los Zetas y detenido el 3 de julio pasado, era el responsable de dirigir en San Fernando un campo de entrenamiento de sicarios, publicó esta semana el portal de internet Reporte Índigo.

El portal reveló una parte de un expediente, presuntamente elaborado por la Fiscalía mexicana, en el que aparece una bitácora de las actividades de este criminal, que al menos entre 2005 y 2006 se trasladaba constantemente a San Fernando, donde también torturaba e, incluso, usaba a sus víctimas para campos de tiro con blancos humanos, indica el reportaje.

“La masacre no es un hecho aislado, se trata de una práctica planeada y sistemática que involucra a más de un grupo del crimen organizado, incluye autoridades cómplices, mafias, contrabandistas, traficantes de personas , una compleja red que no ha sido desmantelada ni afectada en lo esencial”, puntualizó Correa.

Más noticias de Mundo

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Mar 2017

Primer premio

3 5 0 5

BBCA

Serie: 4 Folio: 8

2o premio

7058

3er premio

6560

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código