otra baja en el escenario de la primavera árabe

Libios se liberan de Gaddafi

Muammar Gaddafi, de 69 años, que gobernó Libia por 42 años, fue muerto a tiros ayer en Sirte, la misma ciudad donde nació.

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201RGczot.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201RGczot.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/01/0_20141201RGczot.jpg

El exlíder libio, Muammar al Gaddafi, murió ayer a manos de las fuerzas rebeldes cuando trataba de huir de su ciudad natal, Sirte, confirmaron el ministro de Defensa Yalal al Digheili y el vicepresidente del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, Abdulhafis Ghoga, en rueda de prensa en Bengasi.

“Ha sido abatido por milicianos en su ciudad natal, Sirte”, dijo Belhaj a Al Yazira sin ofrecer más detalles.

Entretanto, en toda Libia la gente celebra desenfrenada el fin de la era Gaddafi, de 69 años, tras 42 años en el poder. De este modo, queda el camino despejado para la formación de un gobierno de transición provisional y la preparación de elecciones democráticas, nueve meses después de que irrumpiera la primavera árabe en Libia.

Gaddafi murió por heridas de bala, según confirmó un médico del hospital en Misrata, hasta donde fue llevado su cadáver desde Sirte.

Gaddafi, dijo, fue herido en la cabeza y en el estómago, anunció el galeno en declaraciones al canal de noticias en árabe Al Yazira. Sobre las circunstancias exactas de su muerte, hubo ayer muchas especulaciones.

Entre ellas, informaciones contradictorias de que murió cuando estaba intentando huir mientras escapaba de una casa en un convoy de vehículos, que se había escondido en un agujero o que se encontraba dentro de unas grandes tuberías de hormigón.

El canal de noticias en árabe Al Arabiya mostró imágenes del cadáver de Gaddafi desde la ciudad de Misrata. Gaddafi fue abatido en Sirte y trasladado en helicóptero a Misrata. Un combatiente de las tropas insurgentes dijo a DPA que en la ciudad se reforzaron las medidas de seguridad.

FUGITIVO

El pasado 27 de agosto se perdió el rastro a Gaddafi. Los medios libios señalan que el exdictador será enterrado en un lugar secreto para impedir que su tumba se convierta en un lugar de peregrinación. La ciudad de Gaddafi cayó ayer. Se trataba del último bastión de resistencia contra los nuevos gobernantes.

Los milicianos izaron la bandera del CNT en el centro de la ciudad. Además, dispararon salvas con sus pistolas. También en la ciudad de Trípoli imperaba ayer la alegría. En todas partes la gente celebraba la noticia. La muerte de Gaddafi es además un hito histórico dentro de la primavera árabe, que comenzó hace nueve meses con el derrocamiento del presidente tunecino y, desde entonces, se ha ido extendiendo por toda la región.

La noticia de la muerte del déspota generó alivio en los países occidentales. El primer ministro británico, David Cameron, rindió tributo a la “valentía” de los libios que liberaron a su país, y señaló que es importante recordar a las numerosas víctimas del régimen de Muammar Gaddafi.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, señaló que la noticia de la muerte de Gaddafi apunta el “final de la guerra en Libia”. “Sic transit gloria mundi” (así desaparece la gloria del mundo), dijo Berlusconi, antiguo aliado de Gaddafi.

En tanto, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, calificó la muerte del exlíder libio como “el final del comienzo” hacia una nueva era.

ENFOQUE

La mano dura de las revueltas populares

cguevara@fsu.edu

REVOLUCIÓN. Túnez, Egipto y–ahora–Libia. Como resultado de masivas revueltas populares, en menos de un año tres países vecinos del norte de África han experimentado tumultuosos cambios de gobierno. Pero aún está por verse si las movilizaciones ciudadanas que produjeron la caída de regímenes despóticos redundarán en un tránsito hacia sistemas democráticos. Un rasgo sobresaliente de los levantamientos ha sido su carácter sangriento, simbolizado por la muerte violenta de Gaddafi.

La violencia fue más intensa en Libia, cuya revuelta se prolongó durante ocho meses a partir de febrero de 2011. Mientras que en Túnez y Egipto el derrumbe de la tiranía ocurrió a semanas del inicio de la rebelión, en Libia la insurrección desencadenó en una guerra civil y la intervención armada extranjera a través de las fuerzas de la OTAN.

La implicación es clara: en países sometidos a regímenes despóticos, firmemente afianzados en el poder, es difícil producir transformaciones políticas rápidas sin recurrir a la violencia. Es esta una realidad difícil de asimilar en el mundo de la postguerra, que ha visto más declaraciones y pronunciamientos a favor de la paz, la democracia y los derechos humanos que ningún otro período de la historia.

Si por un lado es lamentable la violencia, por otro es estimulante observar las amplias posibilidades de la movilización popular.

Activistas y analistas políticos de la región advierten la posibilidad de que próximamente ocurran desenlaces similares en Yemen y Siria.

*El autor es analista político

Libios, listos para iniciar tareas de reconstrucción

Tras la muerte de Muammar al Gaddafi y la conquista del último bastión de la resistencia, Sirte, los libios comenzarán rápidamente con la reconstrucción del país, según dio a conocer ayer el jefe del Gobierno de transición, Mahmud Yibril. Dijo a la cadena árabe Al Yazira que los nuevos gobernantes anunciarán mañana oficialmente el inicio de la etapa de transición hacia un estado democrático. El presidente del Consejo Nacional de Transición, Mustafa Abdul Yalil, lo hará en Sirte, la ciudad natal del exlíder libio Gaddafi.

A partir de entonces, en el transcurso de 30 días se formará un nuevo gobierno de transición. Ocho meses después se convocará a un congreso nacional, para sentar las bases de un nuevo comienzo. Yibril dijo que el consejo de transición tomó ayer contacto con la Corte Penal Internacional luego de la muerte de Gaddafi. La Corte pidió a los libios no enterrar de momento a Gaddafi para que pueda ser analizado su cuerpo.

AGENCIA DPA

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código